Resumen del libro Los Grandes Modelos Mentales por Shane Parish y Rhiannon Beaubien (The Great Mental Models Volume 1)

Resumen del libro Los Grandes Modelos Mentales por Shane Parish y Rhiannon Beaubien (The Great Mental Models Volume 1)

Resumen corto:The Great Mental Models Volume I (2019) nos presenta la idea de modelos mentales, y cómo estos nos pueden ayudar a hacer frente a distintos tipos de sesgos cognitivos. El autor saca ideas de los principios de distintas ciencias como la biología, química, física, matemáticas y economía.

¬ŅQui√©n es Shane Parish?  

Shane Parish trabaj√≥ como experto en ciberseguridad para la principal agencia de inteligencia de Canad√° antes de fundar Farnam Street, una organizaci√≥n dedicada a ayudar a las personas a pensar de manera m√°s inteligente en un mundo en constante cambio. Su trabajo ha aparecido en el New York Times, el Wall Street Journal, el Huffington Post y Forbes. Es el presentador del Knowledge Project, un podcast que se ha descargado m√°s de 10 millones de veces. 

¬ŅQui√©n es Rhiannon Beaubien? 

Rhiannon Beaubien es una escritora canadiense y autora de Alone Among Spies, una novela sobre espionaje que se basa en su experiencia en el departamento de inteligencia. Beaubien es miembro de Farnam Street, donde colabora con Shane Parish y gestiona el desarrollo de la serie de libros Great Mental Models. 

3 de las ideas principales del libro son:

  • ¬ŅPor qu√© tiene sentido aprender c√≥mo funciona el proceso de toma de decisiones?
  • La resoluci√≥n de problemas
  • ¬ŅQu√© son los modelos mentales?

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

¬ŅPor qu√© tiene sentido aprender c√≥mo funciona el proceso de toma de decisiones?

Tanto en la vida como en los negocios, la persona con menos puntos ciegos gana. La suerte, m√°s bien la aleatoriedad, tiene un gran papel en el momento, y si consideramos eventos concretos de la vida de alguien, es muy probable que la aleatoriedad sea culpable de gran parte del resultado.

Pero el efecto de esta aleatoriedad es m√°s o menos constante, de forma que aunque su papel sea grande en eventos puntuales, podemos reducir su efecto, o al menos mejorar nuestra ventaja, si mejoramos nuestro proceso de toma de decisiones. Al hacerlo, mejoramos todos los elementos que est√°n bajo nuestro control, y aunque quiz√° no podamos notar la diferencia en un periodo de unos pocos a√Īos, su efecto se hace innegable a lo largo de las d√©cadas.

Si queremos mejorar nuestras oportunidades de √©xito, sin importar nuestro campo, la √ļnica estrategia que tiene sentido es entender c√≥mo funciona la mente humana, como decidimos, y crear un proceso que nos permita aprender de los errores.

Este proceso no se basa en crear algo de la nada, sino m√°s bien en todo lo contrario. Debemos reducir la diferencia entre c√≥mo vemos el mundo, nuestra subjetividad nacida de c√≥mo funciona el cerebro, y la realidad. 

Nuestra subjetividad nos permite sentir un mayor control sobre el mundo del que tenemos realmente, y las decisiones que tomamos basándonos en esta pueden o no ser correctas, pero que lo sean depende más de si hemos entendido bien la realidad que de nuestras capacidades. Si nuestras premisas son correctas, tenemos alguna posibilidad de conseguir el resultado deseado. Si son erróneas, que consigamos el resultado deseado no será más que suerte.

Por eso es tan importante entender el proceso de decisi√≥n. Estudiar el proceso de decisi√≥n, y los sesgos que nos afectan a nosotros en concreto, es la √ļnica forma de reducir la diferencia entre la realidad y nuestra imaginaci√≥n, y con ello asegurarnos de estar, al menos, en el punto de partida.

Para conseguirlo, podemos estudiar psicolog√≠a, o marketing para entender c√≥mo funciona la mente. Otro enfoque ser√≠a estudiar el proceso de decisi√≥n de otras personas que han tenido √©xito, aunque este enfoque tiene sus desventajas. 

Y a medida que crezca nuestro conocimiento sobre cómo funciona la mente, y cómo resolver problemas, tendremos que estudiar cómo cada uno de estos factores nos afecta a nivel personal y crear nuestros propios modelos.

La resolución de problemas

‚ÄúNo quiero tener una gran capacidad de resoluci√≥n de problemas. Quiero evitar los problemas – evitar que pasen y hacerlo desde el principio‚ÄĚ – Peter Bevelin

Parecemos tener una obsesión con la resolución de problemas. Queremos ser más inteligentes, tener más tiempo, más energía y más recursos para enfrentarnos a los obstáculos, pero muchas veces olvidamos que hay un método más fácil y efectivo para evitar los problemas.

Muchos de los problemas a los que nos enfrentamos podríamos haberlos evitado con pensar en las posibles consecuencias de nuestras acciones, o dedicando algo de tiempo a entender el contexto en el que trabajamos.

El sesgo de la acci√≥n, nos lleva a preferir hacer cosas antes que dedicar tiempo a pensar, porque sentimos que es m√°s productivo y conseguimos un resultado ‚Äúf√≠sico‚ÄĚ de nuestro esfuerzo y tiempo. Pero a veces dedicar unos minutos a pensar antes de hacer puede ahorrarnos horas.

En lugar de obsesionarnos por resolver problemas, deberíamos dedicar más energía a desarrollar nuestra habilidad de comprensión del contexto, buscar formas de reducir nuestra fragilidad ante los imprevistos, y crear sistemas que nos obliguen a ponerlo en práctica.

¬ŅQu√© son los modelos mentales?

Los modelos mentales son formas de ver el mundo. Los modelos mentales son básicamente representaciones subjetivas del mundo que nos rodea. Se basan en nuestros sesgos cognitivos, y limitaciones de la mente humana, así como en nuestro conocimiento y experiencias previas, y por lo tanto tienden a causar errores.

Son los procesos que usamos para obtener informaci√≥n del mundo que nos rodea, y el proceso por el cual trabajamos las premisas para conseguir conclusiones que nos ayuden con alg√ļn objetivo consciente o inconsciente.

Estos modelos funcionan principalmente a nivel inconsciente, son pocas las ocasiones en las que nos preguntamos porque entendemos algo de cierta forma, o c√≥mo hemos llegado a alguna conclusi√≥n. Pero que sean subconscientes no solo no reduce su importancia, sino que hace nuestra falta de control sobre ellos a√ļn m√°s preocupante.

No entender c√≥mo funcionan significa no saber c√≥mo hemos conseguido informaci√≥n, no saber si es cierta, y no saber c√≥mo la procesamos para sacar conclusiones. 

Esto no quiere decir que los modelos sean malos de por sí. Los modelos son imprescindibles, porque nos permiten reducir la complejidad del mundo y procesar información más rápido. Sin modelos no podríamos vivir de forma práctica, porque tendríamos que reconsiderar como pensamos ante cada nuevo problema. Esto los convierte en grandes mecanismos para optimizar nuestro pensamiento y ser más efectivos.

Los modelos son imprescindibles si queremos tomar decisiones sobre qué ponernos hoy, porque no tiene sentido dedicar demasiada atención al proceso. El problema real aparece cuando tenemos que tomar decisiones importantes en las que los riesgos pueden producir alguna pérdida irrecuperable, o demasiado grande.

En estos casos, debemos dejar de lado lo que Daniel Kahneman llama el sistema 1, basado en la intuici√≥n y principalmente subconsciente, y pasar a usar el sistema 2, el que nos permite hacer uso de la l√≥gica. 

Y aqu√≠ es donde entra la importancia de tener un ‚Äúarsenal‚ÄĚ de modelos mentales, que nos permitan atacar al problema desde distintos √°ngulos y con ello mejorar nuestra probabilidad de llegar a una respuesta adecuada.

¬ŅListos para m√°s?

Los clientes que disfrutaron de este artículo también compraron

Nuestros Artículos sobre Sesgos Cognitivos

Los clientes que disfrutaron de este artículo también compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.