Resumen del libro Guerra de titanes: Apple y Google. La rivalidad que inició una revolución por Fred Vogelstein 2014 (Battle of Titans Dogfight 2013)

Resumen del libro Guerra de titanes: Apple y Google. La rivalidad que inició una revolución por Fred Vogelstein 2014 (Battle of Titans Dogfight 2013)

Resumen corto/Sin√≥psis: Guerra de Titanes relata la historia de c√≥mo una alianza que empez√≥ bien entre los gigantes tecnol√≥gicos Apple y Google se convirti√≥ en una amarga rivalidad cuando las empresas lucharon por el control del mercado de nuestros tel√©fonos. Apple, creador del iPhone y su sistema operativo patentado, iOS, sin mencionar el defensor de caracter√≠sticas innovadoras protegidas adem√°s por legiones de abogados y patentes. En la otra esquina se encuentra Google, gigante de los motores de b√ļsqueda y visionario del software, armado con la fuerza de un sistema operativo de c√≥digo abierto llamado Android y grupos de partners y fabricantes de tel√©fonos. La rivalidad entre ellas y las distintas culturas corporativas permiten que se produzca una guerra que se libra en los mercados, en los tribunales y sobre todo en nuestras pantallas.

¬ŅQui√©n es Fred Vogelstein?

Fred Vogelstein es editor colaborador de la revista Wired, donde escribe sobre tecnología y cultura. Ha trabajado como redactor de plantilla para Fortune, The Wall Street Journal y U.S. News & World Report, entre otros. Su trabajo también ha sido publicado en The New York Times Magazine, The Los Angeles Times y The Washington Post. Escribió Dogfight: cómo Apple y Google fueron a la guerra y comenzaron una revolución y Guerra de Titanes.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

¬ŅPor qu√© Apple no empez√≥ por sacar un tel√©fono?

En 2001, el mercado de la tecnolog√≠a qued√≥ asombrado con la presentaci√≥n del iPod de Apple. Sin embargo, este solo era el principio, porque por ahora el dispositivo solo ten√≠a una funci√≥n: reproducir m√ļsica. Los ejecutivos de Apple llevaban tiempo so√Īando con crear un tel√©fono Apple, pero la situaci√≥n era dif√≠cil. Sacar un tel√©fono desde cero implicar√≠a desperdiciar dinero y esfuerzo en el desarrollo de un tel√©fono con el que se entrometer√≠an las grandes compa√Ī√≠as telef√≥nicas, como T2 Mobile o AT&T. 

En ese momento, las empresas que fabricaban tel√©fonos depend√≠an de los operadores no solo para la comercializaci√≥n, sino tambi√©n para subsidiar el precio de compra de un tel√©fono. Fiel a su car√°cter, Jobs no acept√≥ esta situaci√≥n, ya que quer√≠a que Apple tuviera control total sobre cualquier tel√©fono que desarrollara. Apple centr√≥ sus esfuerzos en iTunes Store, un sistema que ofrec√≠a m√ļsica y videos. 

Se lanz√≥ en abril de 2003 para usuarios de Mac e IPod, ya que solo el hardware de Apple ten√≠a el software necesario para ejecutar iTunes. Sin embargo, la competencia en el mercado estaba creciendo. Otros fabricantes de tel√©fonos estaban equipando tel√©fonos con aplicaciones de m√ļsica que permit√≠an a los usuarios descargar m√ļsica de Amazon o Yahoo, por ejemplo.

La gente ya no necesitaba un tel√©fono y un reproductor de MP3 por separado: pod√≠an tener ambos en un solo dispositivo. Ante esta situaci√≥n, en lugar de desarrollar un tel√©fono que fuera compatible con iTunes, sin embargo, Apple se asoci√≥ con la empresa de tecnolog√≠a Motorola para lanzar un tel√©fono con m√ļsica llamado Rokr. Parec√≠a la combinaci√≥n perfecta. Motorola desarrollar√≠a el hardware, negociar√≠a con el operador de telefon√≠a AT&T y luego le pagar√≠a a Apple una tarifa de licencia para ejecutar iTunes en el Rokr. Pero fue un fracaso, el dispositivo era demasiado grueso y solo pod√≠a guardar 100 canciones. Pod√≠a ejecutar iTunes pero no permit√≠a que un usuario descargara m√ļsica de Internet directamente. 

Pero gracias al exito del iPod, este contratiempo no preocupó a Apple. En 2004, las ventas de iPod comenzaron a dispararse y, al mismo tiempo, Jobs empezó a pensar de nuevo en un teléfono Apple.

¬ŅC√≥mo naci√≥ el iPhone?

A finales de 2004, estaba entusiasmado con la idea de un tel√©fono Apple. Sab√≠a que las conexiones m√≥viles ahora eran lo suficientemente r√°pidas para ejecutar un navegador web, por ejemplo, o incluso transmitir videos. Cingular, una c√°mara de tel√©fono que pronto ser√≠a absorbida por AT&T, prometi√≥ que ceder√≠a el control total del desarrollo de productos si Apple desarrollaba un tel√©fono m√≥vil. 

As√≠ que Apple empez√≥ el desarrollo, con el objetivo de crear en una pantalla t√°ctil, que permitir√≠a algo que ahora consideramos obvio, la capacidad de agradar o reducir el tama√Īo del texto con la mano. En 2005, los chips de los tel√©fonos no eran lo suficientemente potentes para ejecutar el software de gr√°ficos requerido para interpretar los movimientos de dos dedos. 

Debido a estos ambiciosos objetivos, los primeros prototipos de Apple fueron demasiado grandes. Durante los dos siguientes a√Īos y medio, el equipo de desarrollo trabaj√≥ para reducir la tecnolog√≠a lo suficiente como para que cupiera dentro de un smartphone de tama√Īo normal. 

En el proceso, la empresa tambi√©n encontr√≥ una forma de fabricar una pantalla resistente a los ara√Īazos, algo que hasta entonces parec√≠a imposible. Los primeros ingenieros estaban frustrados con sus dos opciones: pantallas de plexigl√°s que pod√≠an sobrevivir a una ca√≠da pero que se rayaban f√°cilmente; y pantallas de vidrio que no se rayan pero que se hacen a√Īicos en una prueba de ca√≠da de un metro. 

Jobs tuvo una epifan√≠a cuando conoci√≥ al fabricante de vidrio Corning y le presentaron el concepto de Gorilla Glass, que es el vidrio m√°s duro del mundo. Originalmente desarrollado para cabinas de aviones de combate, Gorilla Glass era la soluci√≥n que buscaba Jobs; y convenci√≥ a Corning para que comenzara a producirlo para Apple. 

Con una pantalla de Gorilla Glass, el iPhone superó todas sus pruebas de durabilidad. La pantalla del teléfono no se rayaba incluso cuando se sacudía en una bolsa llena de monedas; incluso sobrevivió a una caída sobre una acera de hormigón. Aunque hoy en día damos por sentado innovaciones como las pantallas Gorilla-Glass y la navegación multitáctil, en ese momento las ideas eran innovadoras.

¬ŅC√≥mo mantener un secreto al estilo Steve Jobs?

Imaginemos que llegamos al trabajo un d√≠a y encontramos que la mitad de las habitaciones e incluso los pasillos de nuestra oficina han sido sellados y ya no podemos acceder a ellos. Aunque parezca rid√≠culo, es lo que pas√≥ en Apple durante el desarrollo del iPhone. A medida que avanzaba el desarrollo, empez√≥ a acordonar √°reas, limitando el acceso de los empleados. 

Durante un fin de semana, ciertas √°reas quedaron fuera del alcance de cualquier empleado que no sea un equipo de iPhone. Algunos edificios quedaron  divididos por la mitad, y los empleados y el equipo del iPhone tuvieron que guardar silencio sobre su trabajo.  Y por si acaso, Jobs hizo que los miembros del equipo firmaran un acuerdo de confidencialidad (NDA), y otro contrato, confirmando que hab√≠an firmado el NDA. 

Ni siquiera los equipos que trabajaban en el iPhone pod√≠an compartir informaci√≥n sobre su trabajo con otros equipos de iPhone. Los ingenieros que trabajaban en la electr√≥nica del tel√©fono trabajaban separados de las personas que trabajaban en el software, por ejemplo. , cuando el equipo de software necesitaba probar los programas, ni siquiera se les dio el tel√©fono real en el que estaban trabajando los ingenieros, sino que lo hac√≠an con un simulador. 

Otras compa√Ī√≠as que proporcionaron componentes para iPhone tambi√©n se mantuvieron en la oscuridad. Marvell Electronics proporcion√≥ el chip Wi-Fi del tel√©fono, pero la compa√Ī√≠a ni siquiera sab√≠a que el chip se convertir√≠a en parte de un tel√©fono inteligente, pensando que era para un nuevo modelo de iPod. Para mantener el secreto, Jobs incluso ense√Ī√≥ a sus ejecutivos gr√°ficos esquem√°ticos falsos para un proyecto de iPod ficticio.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.