Resumen del libro Conciencia Plena por Susan L. Smalley 2012 (Fully Present 2010)

Resumen del libro Conciencia Plena por Susan L. Smalley 2012 (Fully Present 2010)

Resumen corto: Fully Present 2010 o en espa帽ol Conciencia Plena (2013) es una gu铆a pr谩ctica de atenci贸n plena, llena de consejos para  poner en pr谩ctica la milenaria disciplina del mindfulness hoy. Basados 鈥嬧媏n la experiencia de dos de los principales expertos en mindfulness de la actualidad, estos nos gu铆an a trav茅s de la ciencia y el arte de la meditaci贸n, mostr谩ndonos c贸mo integrarlos en nuestra vida cotidiana y empezar a acercar nuestra rutina al tipo de vida que queremos vivir. 

驴Qui茅n es Susan L. Smalley?

Susan L. Smalley es la fundadora y l铆der del Centro de Investigaci贸n de la Conciencia Plena de la Universidad de California en Los 脕ngeles. Es profesora de psiquiatr铆a cuya investigaci贸n se centra en los beneficios de la atenci贸n plena. 

驴Qui茅n es Diana Winston?

Diana Winston es una popular profesora de atenci贸n plena que ense帽a en los EE. UU. y Asia. Es directora del Departamento de Educaci贸n Mindfulness de la Universidad de California en Los 脕ngeles. 

Hemos perdido el contacto con la naturaleza y la lo que comemos

Cu谩ntos de nosotros comemos sin siquiera saborear. Simplemente cogemos lo primero que encontremos, y nos lo comemos lo m谩s r谩pido posible para seguir con nuestro trabajo o cualquier otra cosa que parezca urgente. Pero esto no solo reduce la satisfacci贸n que podemos sacar de disfrutar de una buena comida, sino que tambi茅n puede tener efectos negativos sobre nuestra salud, porque evita que dejemos de lado el ajetreo y estr茅s de la vida diaria.

Aqu铆 es donde entra en juego la alimentaci贸n consciente, un concepto ligado al de mindfulness. El mindfulness, es la capacidad de dejar de ser distra铆dos por nuestro flujo constante de pensamientos y recuperar el control de nuestra atenci贸n. Esto significa que practicar mindfulness es b谩sicamente evitar ser distra铆do por nuestros pensamientos y entender d贸nde estamos exactamente y qu茅 estamos haciendo.

Lo podemos aplicar a nuestras comidas con algo tan simple como coger cualquier alimento, preferiblemente sano, que tengamos a mano y ponernos c贸modos. Como primer paso pong谩monos en contexto. Si tenemos una verdura o fruta, debe haber empezado como una semilla, 驴verdad? Imaginemos el largo viaje que lo trajo a nuestro hogar. 

Primero, brot贸 y creci贸 hasta convertirse en una peque帽a planta. A medida que crec铆a, absorb铆a la luz del sol, el agua y los nutrientes hasta que madur贸 hasta convertirse en una planta m谩s grane o un 谩rbol y producir sus frutos llenos. Pero eso no sucedi贸 por s铆 solo. 

Alguien plant贸 esa semilla, cuido de ella la vid y cosecharon los frutos. Otros los empaquetaron y los metieron en camiones, que los llevaron hasta un supermercado. Una vez que hemos hecho todo el recorrido mental, estamos listos para comer. 

Nuestra imaginaci贸n habr谩 despertado nuestra curiosidad y eliminado las distracciones, y seguramente parezca que estamos viendo el alimento por primera vez. 驴De qu茅 color es? 驴C贸mo se refleja la luz en 茅l? Finalmente, preguntarnos si queremos comerlo. Si lo hacemos, ahora es el momento de darle un mordisco, de masticar y dejar que cada matiz de su sabor deje huella en nuestro paladar.  Y mientras saboreamos prestemos atenci贸n a los pensamientos, recuerdos e ideas que pasan por nuestra mente. Lo m谩s probable es que solo podamos pensar en el sabor y que lo disfrutemos mucho m谩s. 

C贸mo crear el h谩bito de meditar

 Los h谩bitos son dif铆ciles de eliminar una vez que se arraigan. Ya sea fumar, o pasar  tiempo online muchos de nuestros problemas son el resultado de patrones de comportamiento negativos. Esto se debe en parte a que cambiar nuestros h谩bitos es dif铆cil. Porqu茅 como sugieren el economista Steven Levitt y el periodista Stephen Dubner, todo se reduce a incentivos y consecuencias. 

En Freakonomics mencionan un estudio, en el que los investigadores observaron los h谩bitos de lavado de manos del personal m茅dico que trabaja en un hospital en Los 脕ngeles. Cuando les preguntaron a los m茅dicos y enfermeras con qu茅 frecuencia se lavaban las manos seg煤n las normas del hospital, la respuesta que recibieron fue el 73 por ciento de las veces. 

Pero las c谩maras ocultas demostraron que los miembros del personal se estaban lavando las manos en el minimo de casos, principalmente cuando las normas del hospital lo exig铆an. Esto se puede explicar por el hecho de que la administraci贸n del hospital no se hab铆a molestado en incentivar a los obedientes de las reglas ni en empujar a los infractores. 

Si queremos que la gente adopte buenos h谩bitos, tenemos que darles un empuj贸n ocasional. Cuando el hospital aument贸 la cantidad de dispensadores de desinfectante para manos, empez贸 a recompensar a los que se lavaban las manos con regularidad y coloc贸 grandes carteles mencionando que hab铆a cultivos de bacterias en desarrollo, el personal m茅dico cambi贸  de actitud.

Esto 煤ltimo funciona porque cuando est谩s cultivando bacterias para alg煤n experimento es muy f谩cil que se contaminen con cualquier cosa, porque las creces en medios ricos que fomentan el crecimiento, lo cual significa que si alguien no se lava las manos y lo toca es muy probable que acaben contaminados con otros tipos de bacteria. A nivel de un laboratorio eso significa repetir el experimento, pero en un hospital podr铆a significar dar el diagn贸stico equivocado a un paciente. 

Lo mismo ocurre cuando queremos mejorar nuestros h谩bitos, como el de mindfulness. Los lo simple suele funcionar mejor. Establecer un objetivo poco exigente, como dedicar cinco minutos al d铆a  hace que parezca m谩s alcanzable. 

Y para facilitar que cumplamos, es importante crear un entorno que refuerce nuestro nuevo h谩bito. Ese podr铆a ser un peque帽o rinc贸n, sin aparatos electr贸nicos, que invite a la meditaci贸n. 

Las ventajas de meditar

No nos sorprender谩 saber que la meditaci贸n mejora nuestra salud. Pero es posible que no sepamos cu谩n bueno es. Los cient铆ficos apenas comienzan a entender los efectos de la meditaci贸n. 

Estudios recientes que analizan un tipo de meditaci贸n que entrena la mente para bloquear el ruido de fondo y concentrarse en una cosa, han demostrado que las personas que meditan de forma habitual por ejemplo, muestran una mayor actividad del sistema inmune y para combatir las infecciones. 

La meditaci贸n se ha relacionado con una mayor producci贸n de algo llamado telomerasa, una enzima que repara los cromosomas y, en general, retrasa el proceso de envejecimiento. Otros estudios demuestran que da como resultado mejores niveles de colesterol, mejor presi贸n arterial y un coraz贸n m谩s saludable. 

Sin embargo, la meditaci贸n no es solo una bendici贸n para nuestro bienestar f铆sico, sino tambi茅n para nuestras habilidades cognitivas. Se ha demostrado que mejorar la atenci贸n plena ayuda a nuestra mente a autorregularse, mejorar las habilidades para resolver problemas y adaptarse a situaciones nuevas. 

Los clientes que disfrutaron de este libro tambi茅n disfrutaron de

Nuestros Art铆culos sobre Sesgos Cognitivos

Los clientes que disfrutaron de este libro tambi茅n compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res煤menes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor铆as de Res煤menes

Los comentarios est谩n cerrados.