Resumen del libro Comunicaci贸n no violenta: un lenguaje de vida: Herramientas que cambian la vida para mantener relaciones sanas por Marshall B. Rosenberg Non Violent Communication

Resumen del libro Comunicaci贸n no violenta: un lenguaje de vida: Herramientas que cambian la vida para mantener relaciones sanas por Marshall B. Rosenberg Non Violent Communication

Resumen corto: Comunicaci贸n no violenta nos explica c贸mo tener relaciones sanas mediante la comunicaci贸n abierta y honesta de nuestras observaciones, sentimientos, necesidades y solicitudes. Este libro puede ayudarnos a superar los h谩bitos de comunicaci贸n disfuncionales que aprendimos al crecer, incluidos los sentimientos de culpa, ser pasivo-agresivo, culpar, etiquetar y juzgar a los dem谩s como buenos o malos.

驴Por qu茅 aprender la comunicaci贸n noviolenta?

El autor de este libro es el psic贸logo Marshall Rosenberg. Una vez estaba en una mezquita en Bel茅n, de pie frente a personas y presentando sus ense帽anzas sobre la comunicaci贸n no violenta.

De repente, hubo un alboroto entre la multitud. Los hombres comenzaron a susurrar furiosamente entre s铆. El traductor de Rosenberg le dijo tenso: “隆Est谩n susurrando que somos estadounidenses!” Entonces, un hombre entre la multitud se puso de pie de un salto, dijo a Rosenberg y grit贸 tan fuerte como pudo: “隆Asesino!” 

Aproximadamente una docena m谩s se unieron a 茅l, llam谩ndolo asesino de ni帽os y asesino. Este grupo de hombres palestinos sent铆a ira hacia Estados Unidos por suministrar gas lacrim贸geno y otras armas a Israel. Armas que se utilizaron contra el pueblo palestino.

Entonces, frente a esta multitud enojada, 驴qu茅 creemos que hizo Marshall Rosenberg? 驴Qu茅 hubi茅ramos dicho y hecho en esta situaci贸n?

Rosenberg se centr贸 en el primer hombre que grit贸, concentr谩ndose en lo que ese hombre hab铆a sufrido y necesitaba en ese momento. Le pregunt贸 al hombre: “驴Estas enfadado porque te gustar铆a que mi gobierno usara sus recursos de forma diferente?” 

Y el hombre respondi贸: “隆Maldita sea, estoy enojado!” y gritaron que no necesitaban gas lacrim贸geno estadounidense y que lo que necesitaban eran alcantarillas y mejores viviendas. El hombre habl贸 de lo miserable que eran las condiciones de vida para 茅l y su familia. C贸mo jugaba su hijo en las alcantarillas y como las aulas no ten铆an libros.

Entonces Rosenberg respondi贸: 鈥淓scuch茅 lo doloroso que es criar a vuestros hijos aqu铆; quieres que entienda que lo que quieres es lo que todos los padres quieren para sus hijos: una buena educaci贸n, la oportunidad de jugar y crecer en un ambiente saludable … 鈥 

Esta conversaci贸n sigui贸 durante 20 minutos, durante los cuales el hombre expresaba dolor y Rosenberg reflejaba sus sentimientos y necesidades. No estuvo de acuerdo ni en desacuerdo, pero el objetivo era hacer que el hombre se sintiera comprendido.

Y en menos de una hora, el mismo hombre que hab铆a gritado “asesino” ahora estaba invitando al psic贸logo estadounidense a su casa para una cena de Ramad谩n.

Esta historia ilustra el poder de la comunicaci贸n noviolenta. La comunicaci贸n noviolenta (o CNV para abreviar) es un marco creado por Marshall Rosenberg que nos permite expresar mejores sentimientos y necesidades y hacer que las personas con las que hablamos se sientan comprendidas.

Seguramente, nunca dir铆amos que hablamos con los dem谩s de una forma 鈥渧iolenta鈥. No obstante, cuando usamos los h谩bitos de comunicaci贸n que adquirimos mientras crecemos, a menudo nos causamos dolor a nosotros mismos y a los dem谩s. 

En cualquier desacuerdo, las personas tienen estrategias instintivas para satisfacer sus necesidades, que a menudo incluyen juzgar, culpar y criticar a la otra persona. Esto hace que la otra persona se ponga a la defensiva, molesta o enojada. 

A trav茅s de la comunicaci贸n noviolenta, podemos aprender a expresar nuestras emociones y deseos de forma m谩s directa. Con esfuerzo y pr谩ctica, podemos superar la fricci贸n y los conflictos interpersonales de forma m谩s fluida y confiable.

Colecci贸n de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

Juzgar a los dem谩s es una estrategia de comunicaci贸n ineficaz

La primera estrategia de comunicaci贸n que debemos evitar es hacer juicios morales. Esto pasa a menudo cuando las personas tienen alg煤n desacuerdo o conflicto. Dedicamos tiempo a juzgar, etiquetar y clasificar a la otra persona como buena o mala.

Por ejemplo, podr铆amos decir:

鈼 “隆Eso fue ego铆sta!” 

鈼 “驴Por qu茅 eres perezosos?” 

鈼 “驴Por qu茅 no tienes en cuenta a las personas que te rodean?”

Nuestra atenci贸n se centra en clasificar, analizar y determinar los niveles de maldad en lugar de centrarnos en lo que nosotros y los dem谩s necesitamos, y no estamos obteniendo. 

Por lo tanto, si mi pareja quiere m谩s afecto del que le doy, es “necesitada y dependiente”. Pero si quiero m谩s afecto del que ella me est谩 dando,  ella es “distante e insensible”.

Juzgamos y criticamos porque estamos intentando hacer que la otra persona se comporte de forma diferente, para satisfacer nuestras propias necesidades. Pero todo lo que pasa es que la otra persona se pone a la defensiva, molesta o enojada. 

Tratar de hacer que los dem谩s se comporten de forma diferente haci茅ndolos sentir mal, culpables o avergonzados no funciona la mayor parte del tiempo.  Es mejor evitar los juicios morales en nuestra comunicaci贸n por completo. Debemos centrarnos en averiguar qu茅 sienten y necesitan en este momento todas las personas involucradas.

Dejemos de culpar a los dem谩s y seamos responsables de nuestros sentimientos y acciones

Otra estrategia de comunicaci贸n ineficaz es culpar a los dem谩s por c贸mo nos sentimos o por lo que hicimos. A veces hablamos de una forma que niega nuestra propia responsabilidad e implica que no ten铆amos otra opci贸n. 

Por ejemplo, “Deja de hacerme ponerme de los nervios”. La realidad, est谩 en reconocer que las cosas externas pueden ser el est铆mulo para que nos sintamos de cierta manera, pero nunca la causa. Negamos la responsabilidad por nuestras acciones cuando atribuimos su causa a factores externos a nosotros.

A menudo culpamos de lo que hicimos a muchos factores externos como:

  • Las acciones de otros
  • Presiones sociales, normas y roles
  • Nuestras etiquetas personales, diagn贸sticos, identidad o historia pasada

Pero el hecho es que negar nuestra responsabilidad sobre nuestros sentimientos y acciones nos vuelve peligrosos. En su libro, Hannah Arendt explica c贸mo el nazi Adolf Eichmann y sus compa帽eros oficiales utilizaron un lenguaje de negaci贸n de responsabilidad llamado Amtssprache (traducido como “burocratico”) para hacer que sus actos fueran menos desagradables. 

Aunque Eichmann fue uno de los principales organizadores del Holocausto, afirm贸 que hizo solo 鈥渓o que ten铆a que hacer鈥 y por las razones de cumplir con su deber, seguir 贸rdenes y obedecer la ley. La actitud de Eichmann hac铆a sus acciones hizo que Hannah Arendt, al final de su libro, acu帽ara la frase “la banalidad del mal”.

Podemos reemplazar el lenguaje que implica falta de elecci贸n por un lenguaje que reconoce la elecci贸n.

Un ejemplo del libro es una maestra de escuela que odia calificar a los estudiantes porque siente que los est谩 juzgando a nivel moral. Sin embargo, Rosenberg dijo que era importante que dejara de decir “tengo que dar puntuaciones porque son las reglas” y aprender a decir “elijo dar puntuaciones porque quiero mantener mi trabajo”. 

Este cambio de lenguaje se dio cuenta de su elecci贸n y responsabilidad en el asunto. Estaba dando puntuaciones a cambio de un beneficio, no porque “tuviera que hacerlo”.

Tal y como dec铆a Viktor Frankl:

“Todo se le puede quitar a un hombre, excepto una cosa: la 煤ltima de las libertades humanas: elegir la actitud de uno en cualquier conjunto de circunstancias, elegir el camino”. 

El primer paso: hacer observaciones, no evaluaciones

As铆 que ahora aprenderemos el n煤cleo de la comunicaci贸n noviolenta y es bastante sencillo. Solo consta de cuatro partes:

  • Observaciones
  • Sentimientos
  • Necesidades
  • Peticiones

Primero, observamos lo que pasa en una situaci贸n: 驴qu茅 estamos observando que otros dicen o hacen que enriquece o no nuestra vida? El truco consiste en articular esta observaci贸n sin introducir ning煤n juicio o evaluaci贸n. Decir lo que la gente est谩 haciendo que nos gusta o no nos gusta. 

A continuaci贸n, expresamos c贸mo nos sentimos cuando observamos esta acci贸n: 驴estamos heridos, asustados, alegres, contentos, irritados?  Y decimos qu茅 necesidades nuestras est谩n conectadas con los sentimientos que hemos identificado.

Cuando nos comunicamos de forma no violenta, tenemos que decir estas cuatro partes en orden. Una vez m谩s, eso son observaciones, sentimientos, necesidades y solicitudes. No se preocupe, profundizaremos en lo que significan y c贸mo hacerlo.

Los clientes que disfrutaron de este libro tambi茅n disfrutaron de

Los clientes que disfrutaron de este art铆culo tambi茅n compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res煤menes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor铆as de Res煤menes

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.