Resumen del libro Comer para sanar: La nueva ciencia para la prevención y curación de las enfermedades por William W. Li (Eat To Beat Disease )

Resumen del libro Comer para sanar: La nueva ciencia para la prevención y curación de las enfermedades por William W. Li (Eat To Beat Disease )

Resumen corto: Eat To Beat Disease nos ayudará a estar más sanos y combatir las infecciones al identificar cómo los alimentos afectan nuestro sistema inmunológico y qué alimentos comer para aumentar nuestra resistencia contra las enfermedades.

Problemas de coraz√≥n, c√°ncer, diabetes y demencia. Todas estas enfermedades est√°n aumentando en n√ļmero cada a√Īo y el coste en vidas y atenci√≥n m√©dica para tratar este tipo de enfermedades es astron√≥mico. Pero, ¬Ņy si prevenir muchas de estas enfermedades pudiera ser tan simple como comer ciertos alimentos?

Lo creamos o no, nuestro cuerpo tiene un sistema sofisticado incorporado para combatir estas enfermedades y más, e incluso para prevenir el envejecimiento. La clave para desbloquear su potencial es comer los alimentos adecuados. Los estudios más recientes muestran los beneficios de muchos alimentos, desde nueces y bayas hasta queso y cacao,y cómo aprovecharlos puede ayudarnos a combatir el riesgo de ciertas enfermedades.

En su libro, Eat to Beat Disease: The New Science of How Our Body Can Heur Self Self, el Dr. William W. Li arroja luz sobre los mecanismos que nuestro cuerpo usa para luchar contra las enfermedades y antienvejecimiento y qué alimentos nos ayudan en esta batalla. Utilizando los hallazgos más recientes, demuestra que cuando se trata de nuestra salud, la comida es quizá nuestra mejor medicina.

¬ŅQui√©n es William W. Li?

William W. Li es cient√≠fico, m√©dico y autor. Su trabajo con la Angiogenesis Foundation ha llevado al desarrollo de m√ļltiples terapias y dispositivos m√©dicos. A trav√©s de su trabajo, ha ayudado a m√°s de 50 millones de personas en todo el mundo. Li tambi√©n fue profesor en Harvard y la Universidad de Tufts, y nuestro charla TED ¬ę¬ŅPodemos comer para matar de hambre al c√°ncer?¬Ľ ha sido vista m√°s de 11 millones de veces.

3 de las principales ideas del libro son:

  • C√≥mo reducir nuestras probabilidades de c√°ncer
  • C√≥mo sacarle partido a nuestra microbiota
  • C√≥mo proteger nuestro ADN

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

Cómo reducir nuestras probabilidades de cáncer

Nuestro cuerpo comete alrededor de 10,000 errores cada día, durante el proceso de división celular. Uno de los procesos que puede resultar en el crecimiento de tumores, es lo que se conoce como angiogénesis. La angiogénesis, es el proceso de creación de nuevos vasos sanguíneos, y suele servir para asegurar que todo nuestro cuerpo obtenga los nutrientes suficientes para seguir con su funcionamiento.

Debido a que este es uno de los temas en los que trabaj√© en mi primer laboratorio, desarrollare un poco el contexto sobre la importancia de la angiog√©nesis en la formaci√≥n de tumores, pero en caso de que no est√© interesado puede saltar los dos pr√≥ximos p√°rrafos. 

El problema es que la angiog√©nesis puede producir problemas si no consigue darse cuando hace falta, o si se produce despu√©s de que se haya formado un tumor. En el primer paso, lo que pasa es que al no formarse suficientes vasos sangu√≠neos, puede haber c√©lulas que se ven desprovistas de ox√≠geno, lo cual las fuerza a usar otras formas de conseguir energ√≠a, adem√°s de la conocida cadena de transporte de electrones. Uno de los m√©todos que usan en este caso, es la fermentaci√≥n, un proceso por el cual rompen mol√©culas como la glucosa para producir energ√≠a. El problema con esto, es que este proceso no es tan eficiente como el t√≠pico, lo cual lleva a que se tenga que realizar mucho m√°s para conseguir la energ√≠a necesaria, y adem√°s produce compuestos que acidifican el pH de la c√©lula. 

Se sabe que acidificar el pH de la c√©lula es una de las formas en que se lleva a que las c√©lulas aumenten su probabilidad de convertirse en c√©lulas cancer√≠genas, aunque no conozco las teor√≠as detr√°s de esto con suficiente profundidad para comentarlas. 

La otra raz√≥n por la que la angiog√©nesis puede llevar a que se produzca ‚Äúc√°ncer‚ÄĚ, es que se sabe que ciertas c√©lulas cancer√≠genas pueden producir las se√Īales necesarias para aumentar el n√ļmero de vasos, lo que en este caso les permite conseguir m√°s alimento y con ello seguir proliferando. El resultado es que a la larga se extienden por todo el cuerpo. 

Varios artículos muestran que hay alimentos que pueden ayudar a nuestro cuerpo con la angiogénesis y, por lo tanto, brindarnos protección adicional contra el cáncer.

La soja es uno de estos alimentos porque tiene un alto contenido de genisteína, una sustancia potente que bloquea el flujo sanguíneo a las células tumorales. Podemos obtener soja del tofu, salsa de soja, edamame o leche de soja. Las investigaciones muestran que los beneficios se pueden conseguir con consumir tan solo 10 gramos al día de productos de soya.

Otro alimento con un efecto similar, es el brócoli. El brócoli contiene brassinina y sulforafanos, dos cosas que ayudan a mantener una angiogénesis saludable para protegerse del cáncer. Los estudios han demostrado que comer brócoli puede reducir nuestras probabilidades de desarrollar tumores en hasta 59 por ciento en el caso del cáncer de próstata, un 33 por ciento menos de riesgo de cáncer de ovario y un 28 por ciento menos de riesgo de melanoma. El autor nos recomienda comer una o dos tazas de brócoli a la semana para recibir los beneficios para combatir el cáncer.

Cómo sacarle partido a nuestra microbiota

Las bacterias de nuestra flora bacteriana, nuestra microbiota, determinan cu√°nta energ√≠a podemos conseguir de los alimentos, al igual que cuanta tendencia tendremos a acabar con problemas de inflamaci√≥n. 

Los microbios forman una gran parte de nuestra masa corporal. Por cada célula, tenemos alrededor de 10 células microbianas. Y su efecto no se limita a nuestra masa, enfermedades o humor, sino que también son parte de nuestro genoma.

Se cree que al menos 500 de nuestros genes son de naturaleza microbiana, y es natural, porque son nuestros ancestros m√°s antiguos. Se cree que todas las c√©lulas del mundo nacieron de un mismo ancestro com√ļn.

Es m√°s f√°cil diferenciar a las personas por su flora bacteriana, que por su genoma. Nuestra microbiota es algo tan caracter√≠stico de cada uno de nosotros, que si realmente queremos diferenciar entre individuos tan solo tenemos que estudiar sus bacterias y c√≥mo se comportan. Esto ilustra lo equivocados que estamos cuando pensamos que todos los microbios son malos, y cu√°nto da√Īo hacemos cuando usamos antibi√≥ticos sin pensar.

Por ejemplo, los beb√©s no pueden digerir algunos de los nutrientes de la leche como los oligosac√°ridos l√°cteos, y es √ļnicamente gracias a la microbiota que consiguen de sus madres, que pueden conseguir energ√≠a de la leche materna. En concreto, se lo debemos agradecer al B. infantis. Nuestra microbiota, no solo nos ayuda tanto a procesar los alimentos, sino tambi√©n a reducir la probabilidad de tener enfermedades.

Estas bacterias además producen neurotransmisores como la oxitocina y dopamina. A través del eje intestino-cerebro, estas bacterias se comunican con el cerebro y tienen un efecto en nuestro estado de ánimo. Tener ciertos tipos de bacterias en nuestro intestino puede reducir la ansiedad. Y otras bacterias producen metabolitos que ayudan a prevenir la diabetes.

Seg√ļn el autor, si queremos sacar partido a estas bacterias,  comer ar√°ndanos y beber zumo de granada estimula el crecimiento de la bacteria Akkermansia muciniphila, que ayuda a nuestro sistema inmune, combate la inflamaci√≥n y nos protege de la obesidad.

Otro alimento para combatir la inflamación es el chucrut, un plato alemán de repollo fermentado. Se ha demostrado que estimula el crecimiento de células madre en los intestinos y previene la inflamación.

Por √ļltimo, hay buenas noticias para los amantes del queso. Poner algo de queso Parmigiano-Reggiano sobre la pasta nos ayudar√° a sacar partido su contenido en Lactobacillus rhamnosus, que seg√ļn los estudios disminuir√° nuestro riesgo de c√°ncer, gastroenteritis y depresi√≥n posparto.

Cómo proteger nuestro ADN

Nuestra salud depende en gran parte de nuestro c√≥digo gen√©tico, tambi√©n conocido como nuestro ADN. Pero, como comentamos, nuestro ADN se da√Īa continuamente a lo largo de nuestras vidas. Esto puede ser el resultado de una infecci√≥n, inflamaci√≥n, sustancias qu√≠micas t√≥xicas, contaminaci√≥n, la luz ultravioleta del sol, e incluso por el ox√≠geno que respiramos. Afortunadamente, nuestro cuerpo tiene formas de defenderse y reparar este da√Īo.

Lo hace escaneando el ADN da√Īado y reemplaz√°ndolo. Protege nuestro ADN con tapas terminales llamadas tel√≥meros, que evitan que se deshilache, pero que a medida que envejecemos se acortan, por lo que mantener sano nuestro ADN requiere un trabajo adicional. Dos alimentos que han demostrado ayudar con esto son las nueces y las bayas.

En un estudio, los investigadores les dieron a los participantes 3 tazas de zumo de bayas todos los d√≠as. Despu√©s de una semana, mostraron un aumento del 66 por ciento en la capacidad de protegerse contra da√Īo a su ADN en comparaci√≥n con el control.

Otro estudio hizo que los participantes comieran 10 gramos de nueces todos los d√≠as. Despu√©s de un a√Īo, los tel√≥meros de los participantes aumentaron en 8,5 unidades. Lo que hace que este cambio sea significativo es que, en promedio, los procesos de envejecimiento acortan nuestros tel√≥meros en 15,4 unidades cada a√Īo, lo que significa que comer suficientes nueces b√°sicamente puede reducir la velocidad de envejecimiento, a nivel de nuestros tel√≥meros.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.