Resumen del libro What Would You Do If You Weren’t Afraid? Discover A Life Filled With Purpose And Joy Through The Secrets Of Jewish Wisdom por Michal Oshman

Resumen del libro What Would You Do If You Weren’t Afraid? Discover A Life Filled With Purpose And Joy Through The Secrets Of Jewish Wisdom por Michal Oshman

Reseña/Sinopsis: What Would You Do If You Weren’t Afraid? cuenta la historia de cómo la autora aprendió a sobrellevar sus sentimientos de ansiedad y depresión poniéndose en contacto con sus raíces judías. La autora comparte lo que ha aprendido y explica cómo cualquier persona puede beneficiarse de los conocimientos de la sabiduría judía. 

¿Quién es Michal Oshman?

Michal Oshman tiene títulos universitarios en sociología, antropología y pensamiento psicodinámico y sistémico. Pasó años como experta en recursos humanos y consultora de gestión antes de unirse a la oficina de Facebook en Londres, donde estuvo a cargo del liderazgo internacional y el desarrollo de equipos. Ahora es directora de Cultura Empresarial, Diversidad e Inclusión en TikTok Europa.

¿Sentimos que nunca tenemos suficiente tiempo?

Todos hemos experimentado sentirnos abrumados. Equilibrar nuestra vida laboral y personal es bastante difícil cuando estamos solos, y mucho más difícil cuando tenemos bocas que alimentar y pañales que cambiar. 

No hay duda de que muchos padres hoy en día están estresados porque deben trabajar muchas horas mientras crían una familia. Este acto de equilibrio ejerce una presión adicional sobre el tiempo ya limitado de un individuo. El Instituto de Familias y Trabajo realizó un estudio en 2008 que preguntó a los trabajadores estadounidenses sobre el día a día y descubrió que la mitad de los encuestados sentían que tenían demasiadas tareas para un día laboral.

Dos tercios de los encuestados dijeron que no tenían suficiente tiempo para ellos mismos o para su pareja, y tres cuartas partes dijeron que no tenían suficiente tiempo para sus hijos. Este sentimiento de sobrecarga es común entre las mujeres. Desde la década de 1970, el porcentaje de mujeres empleadas ha aumentado drásticamente, lo que requiere que muchas madres trabajen a tiempo completo para conseguir y mantener un trabajo que genere ingresos suficientes. 

Otro estudio, realizado en 2004, preguntó a las madres con niños menores de seis años si tenían mucho tiempo libre. Ninguna de las mujeres en el estudio afirmó tener suficiente tiempo libre y lo mismo se aplica a un gran porcentaje de los padres encuestados en el estudio informaron. Como era de esperar, la falta de tiempo libre en Estados Unidos ha resultado en altos niveles de estrés y ansiedad. 

Según la Asociación Estadounidense de Psicología, los estadounidenses sufren estrés crónico. Anteriormente, un estudio de la Organización Mundial de la Salud en 2007 descubrió que, a pesar de vivir en uno de los países más ricos del mundo, los estadounidenses son, de media, las personas con más ansiedad del mundo.

El papel del estrés en nuestras vidas

Muchos de nosotros creemos que el estrés es necesario para el éxito. Eso fue cierto en un momento de la historia humana. Para nuestros antepasados, la capacidad del cuerpo para inducir una respuesta de estrés de lucha o huida significaba la diferencia entre sobrevivir y ser devorado por un tigre u otro depredador mortal. 

Desafortunadamente, aunque el estrés puede ser útil para defenderse de los tigres, no es útil para lidiar con la angustia o prepararse para una fecha límite. Los científicos han descubierto que el estrés aumenta la frecuencia cardíaca, los niveles de cortisol y los niveles de adrenalina. 

El estrés crónico también debilita nuestro sistema nervioso e inmunológico, haciéndonos más susceptibles a bacterias y virus. Es seguro decir que el estrés crónico hace más daño que bien. 

A diferencia del ejercicio, que alivia el estrés en el ahora, la meditación es una técnica que brinda a nuestros cuerpos un descanso profundo y curativo para  aliviar el estrés del pasado. 

Al meditar reducimos la actividad de ciertas regiones de nuestro sistema nervioso. Nuestro cuerpo entra en un estado hipometabólico, disminuyendo temporalmente la velocidad a la que consume oxígeno. Esto permite que nuestros cuerpos se “apaguen” durante unos minutos, momento en el que pueden expulsar el estrés que se ha acumulado durante las horas, días o incluso años anteriores. 

Cuando liberamos el estrés de nuestros cuerpos, ganamos energía, un mejor sentido de la intuición y una mejor capacidad de concentración. Estas ventajas han sido conocidas por los meditadores durante miles de años. Pero ahora sabemos aún más. La ciencia moderna ha demostrado que la meditación altera la biología de nuestro cerebro. Los neurólogos del Laboratorio de Neuromodulación y Neuroimagen de la UCLN descubrieron en 2012 que el cuerpo calloso, la materia blanca que conecta los hemisferios izquierdo y derecho de nuestro cerebro, es más grueso en los cerebros de los meditadores. 

El lado izquierdo de nuestro cerebro es responsable de asuntos críticos, como hacer un seguimiento de nuestra lista de tareas pendientes, mientras que el lado derecho de nuestro cerebro es responsable de la creatividad. Como todos sabemos, muchos problemas requieren ser críticos y creativos al mismo tiempo. Como resultado, a medida que mejora la conexión entre las dos mitades de nuestro cerebro, también lo hace nuestra eficiencia y capacidad de innovar.

El origen de la ansiedad

La ansiedad nace de nuestra capacidad para entender cuando una situación es peligrosa y ponernos en guardia. Esta emoción está relacionada estrechamente con la respuesta de huir o luchar, y es parte de la razón de que hayamos podido sobrevivir como especie

Tener miedo cuando vives rodeado de peligros es una gran forma de no acabar muerto antes de tiempo, porque siempre nos obliga a estar atentos a cambios en las situaciones y nos permite alejarnos de todo aquello que pueda llegar a ser peligroso

El problema es que hoy en día estos miedos no siempre son racionales, y nuestra respuesta de huir o luchar y el miedo se activan cuando realmente no hay ninguna amenaza. Cuando esto pasa con mucha más facilidad, y se extiende en el tiempo, acabamos desarrollando ansiedad

La ansiedad es básicamente un miedo constante a situaciones que no tienen porque significar ninguna amenaza real, pero que según nuestra percepción son situación de vida o muerte. 

Lo peor es que estos miedos pueden expandirse por motivos irracionales. Por ejemplo podríamos pensar que es mejor que nunca vayamos a un lugar lleno de gente porque por probabilidad alguien nos podría atacar, o que nos preocupemos tanto por cómo nos ven los demás que evitemos cualquier sitio con gente para que no nos juzguen

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Los comentarios están cerrados.