Resumen del libro Lo que NO te Enseñan en Harvard (What They Don’t Teach You at Harvard Business School) por Mark McCormack

Resumen del libro Lo que NO te Enseñan en Harvard (What They Don’t Teach You at Harvard Business School) por Mark McCormack

Resumen corto: El libro de Lo que no te enseñan en Harvard Business School te enseña cómo conseguir ideas rentables se basa menos en conocimiento teórico que en manejar equipos y comunicación. Por Mark McCormack

¿Quién es Mark McCormack?

Mark H. McCormack (1930-2003) fundó y durante varios años presidió el International Management Group (IMG), una organización internacional que ofrece servicios de consultoría, marketing y gestión a figuras destacadas del deporte, así como a otras celebridades. McCormack fue una vez un aspirante a golfista, y luego se dedicó al mundo de los negocios. Fue abogado y escritor, y escribió varios libros, incluido The Terrible Truth About Lawyers.

3 de las ideas principales son:

  • Entiende que es lo que molesta a tus compañeros para evitar hacerlo
  • Escucha a tus propias emociones, y usarlas para sacar energía
  • Crea un equilibrio entre trabajo y descanso y evita romper ese balance

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

Entiende a tus compañeros mejor prestando más atención

Cuando acabas de crear un negocio es muy fácil que te dejes llevar por todo lo que pasa a tu alrededor y que pierdas de vista que es lo que importa.

Y lo parezca o no, incluso en esta época digital, lo más importante sigue siendo entender a las personas con las que trabajas. El truco está en identificar con quien estas trabajando y que es lo que buscan o necesitan, y eso te dará las herramientas para conseguir tus objetivos

Si necesitas que tu empresa produzca más has de conocer a tus empleados, sus necesidades aspiraciones y visión. Si lo haces podrás saber cómo motivarlos (poner el resumen del start with why). Y lo mismo pasa con cualquier persona con la que quieres hacer un trato, si entiendes lo que buscan puedo enfatizar esto y si lo enfatizar será mucho más fácil que le asignen más valor al trato.

Un mal tono en la voz de alguien o sentimientos de falta de comodidad pueden ser útiles

Entiende que estas señales nos indican que hay algo que no le acaba de convencer a la otra persona, algo que no les acaba de gustar y cuando sepas que esto es así, puedes saber a que le dan importancia

Estas emociones son difíciles de controlar y nos muestran mucho más sobre los demás que las emociones positivas porque estas no se suelen usar a propósito sino que son más instintivas

Intenta ser más perceptivo y notar cada vez que alguien muestre cambios en su actitud que vayan en una dirección más negativa, si haces esto será mucho más fácil que sepas que tener en cuenta para la próxima.

Asegurate de crear tiempo para ti

Dedicar tiempo a entender lo que queremos conseguir o los proyectos que nos llevarán a conseguir nuestros sueños es algo que solemos posponer lo máximo posible. Porque nos fuerzan a ver que hasta ahora no lo habíamos hecho y que hasta ahora habíamos huido de hacerlo y que quizá no estamos donde queremos

Por eso es tan importante forzarnos a hacerlo aun así, es importante que creemos oportunidades de las que no podamos huir para hacer estos ejercicios de introspección y a la vez de avance real en algo que nos importa.

Una vez que crees ese tiempo para ti respetalo de la misma forma que respetas el tiempo para el trabajo o incluso más. Porque ese es tu tiempo

Cómo negociar si parece imposible llegar a un acuerdo

Si bien le gustaría discutir los intereses de cada parte y cómo satisfacerlos, es probable que la otra parte insista en su posición. ¿Qué puede hacer si la otra persona adopta una posición inflexible? ¿Qué pasa si la persona profundiza («No aceptaré nada menos»), amenaza («No quiero meterte en ningún problema») o nos presenta un hecho consumado («Ya le dije al otros jefes de departamento que usted tomará el corte ”)?

Haga lo contrario de lo que pueda sentirse tentado a hacer. Trate a nuestro oponente como a un compañero. En lugar de rechazar lo que dice nuestro oponente, acéptelo y replanteelo como una oportunidad para hablar sobre el problema. Reencuadrar significa desviar la atención de la otra parte de las posiciones hacia la tarea de identificar intereses, inventar opciones y discutir estándares justos para seleccionar una opción.

Modifíquelo diciendo: “Eso es interesante. ¿Por qué quieres eso? Ayúdanos a comprender el problema que estás tratando de resolver «. En el momento en que responden, el foco de la conversación pasa de las posiciones a los intereses. Acabas de cambiar el juego.

Reencuadrar funciona porque cada mensaje está sujeto a interpretación. Tienes el poder de negociación de la percepción positiva, la capacidad de poner un marco de resolución de problemas en torno a lo que dice la otra parte. Ellos estarán de acuerdo con nuestra reinterpretación, en parte porque están sorprendidos de que usted no haya rechazado su posición y en parte porque están ansiosos por continuar con su argumento.

Debido a que se están concentrando en el resultado de la negociación, es posible que ni siquiera se den cuenta de que usted ha cambiado sutilmente el proceso. En lugar de concentrarse en posiciones en competencia, está descubriendo cómo satisfacer los intereses de cada lado. No es necesario que le pidas permiso a la otra parte. Simplemente comience a jugar el nuevo juego.

La forma obvia de dirigir la atención de la otra parte hacia el problema es contárselo. Pero hacer afirmaciones puede generar resistencias. Deberíamos hacer preguntas. En lugar de darle al otro lado la respuesta correcta, deberíamos hacer la pregunta correcta. Deje que el problema sea su maestro.

Una pregunta de resolución de problemas centra la atención en los intereses de cada lado, las opciones para satisfacerlos y los estándares de justicia para resolver las diferencias.

Aquí hay algunas preguntas útiles: Pregunte «¿Por qué?» En lugar de tratar la posición de la otra parte como un obstáculo, trátela como una oportunidad. Cuando le dicen su posición, le están dando información útil  sobre lo que quieren. Invítelos a que se lo digan preguntando: «¿Por qué quieres eso?» «¿Cuál es el problema?» o «¿Cuáles son nuestras preocupaciones?»

Descubra qué los motiva. Cómo preguntas algo es tan importante como lo que preguntas. Si las preguntas directas suenan conflictivas, colóquelas de forma indirecta: «No estoy seguro de entender por qué quiere eso», «Ayúdenos a ver por qué esto es importante para usted»

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Si te ha gustado este resúmen, seguramente disfrutes de nuestros artículos sobre modelos mentales

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Los comentarios están cerrados.