Resumen del libro Vida a la Velocidad de la Luz (Life at the Speed of Light) por Craig J. Venter

Resumen del libro Vida a la Velocidad de la Luz (Life at the Speed of Light) por Craig J. Venter

Resumen corto: Life at the Speed of Light (2013) narra el trabajo del autor y su equipo en la creaci√≥n de la primera forma de vida sint√©tica del mundo. 

¬ŅQui√©n es J. Craig Venter?

J. Craig Venter es bioquímico y genetista, y se le considera uno de los principales científicos del siglo XXI. En 2001, Venter publicó la secuencia completa del genoma humano. Es el fundador de Celera Genomics, el Instituto de Investigaciones Genómicas (TIGR) y el Instituto J. Craig Venter (JCVI). Venter es el autor del libro Life at the Speed of Light.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

“¬ŅQu√© es la vida?”

El estudio de la biolog√≠a plantea una pregunta: “¬ŅQu√© es la vida?” Fue exactamente esta profunda pregunta la que llev√≥ al f√≠sico Erwin Schr√∂dinger a realizar una serie de conferencias innovadoras que provocaron una revoluci√≥n en la forma de interpretar la vida. (Schr√∂dinger, premio Nobel, es conocido por su trabajo pionero en f√≠sica cu√°ntica).

En 1944, Schr√∂dinger public√≥ ¬ŅQu√© es la vida ?, un libro sobre sus conferencias. En √©l, examina lo que hace que los humanos “funcionen” y sienta las bases para la investigaci√≥n gen√©tica moderna.

Schr√∂dinger fue uno de los primeros pensadores en sugerir que todo lo que sucede en una c√©lula puede explicarse √ļnicamente a trav√©s de procesos f√≠sicos y qu√≠micos. Hasta el momento la concepci√≥n de la vida como algo mas que un resultado de lo material seguia presente. Esta visi√≥n de la vida como una union entre lo material, el cuerpo, y lo inmaterial, nacio en la Antigua Grecia, defendida por pensadores como Plat√≥n, Arist√≥teles, Santo Tom√°s de Aquino, Descartes, Kant, y muchos m√°s. Esta idea ha sido la base del pensamiento cientifico, y por lo tanto de los sesgos cognitivos, hasta hace relativamente poco. 

Y es exactamente este elemento de ir en contra de lo que se pensaba hasta ahora, lo que hizo tan revolucionario su libro. Las ideas de Schrödinger inspiraron a los científicos James Watson y Francis Crick en su propio trabajo, lo que llevó al descubrimiento de lo que ahora conocemos como el código genético de la vida humana.

Watson y Crick observaron más de cerca el ADN y descubrieron que ahora es una conocida forma de doble hélice. Identificaron al ADN (ácido desoxirribonucleico) como el portador crucial del código que determina la información genética de un organismo.

Tambi√©n descubrieron c√≥mo el ADN se reproduce y transmite su informaci√≥n de generaci√≥n en generaci√≥n, trabajo que les vali√≥ un Premio Nobel en 1962. Antes de sus esfuerzos, se cre√≠a com√ļnmente que las prote√≠nas, y no el ADN, eran los portadores de informaci√≥n gen√©tica.

Los cient√≠ficos siempre fumadores han trabajado para desentra√Īar a√ļn m√°s el ADN y muchos misterios. Y desde 1970, cuando Crick estableci√≥ firmemente el proceso por el cual la informaci√≥n gen√©tica se transmite a trav√©s del ADN, los cient√≠ficos han trabajado diligentemente para deconstruir y comprender todo el c√≥digo gen√©tico.

Latente en este trabajo es la suposición de que toda la vida biológica puede reducirse al nivel celular, un eco de la hipótesis de Schrödinger y el efecto de sus conclusiones.

El debate sobre el concepto de vida

Desde el siglo XIX, la comunidad científica ha debatido el concepto de vida artificial y el potencial para su creación. El debate comenzó en serio en 1828, cuando el químico alemán desafió la idea de que los materiales orgánicos e inorgánicos difieren de forma fundamental. Para demostrar que esta noción era falsa, sintetizó químicamente la urea, el componente principal de la orina.

Tal haza√Īa puede parecer poco importante hoy, pero en su momento fue impactante. El ser humano llevaba milenios aferrandose a la idea de que la vida humana era especial, pero esto demostr√≥ que en realidad no somos m√°s que un objeto m√°s en el universo.

Desde este descubrimiento, se ha abierto una grieta. Por un lado est√°n los que creen que la “vida” est√° determinada exclusivamente por procesos celulares o reacciones f√≠sicas y qu√≠micas. Por otro, los individuos que se adhieren a la idea del vitalismo, que postula que la vida depende de un “alma” o de alguna funci√≥n vital que la nos da nuestra esencia.

La segunda postura ha sido la predominante durante siglos, siguiendo las ideas de Plat√≥n y Arist√≥teles, pero cada vez son m√°s los que se adhieren a la primera. Pero sin importar cual es la respuesta a esta pregunta, el autor considera que el principal problema a abordar son peligros potenciales que implica “jugar a ser dios”.

Aquellos que tienen una mentalidad m√°s moralista temen que la creaci√≥n de vida artificial  produzca un castigo horrible desde lo alto; o incluso que la vida artificial inteligente pudiera desarrollarse m√°s all√° de nuestro control. La literatura popular retom√≥ este tema en la historia del cient√≠fico loco Frankenstein.

Y hoy en d√≠a esta pregunta no se limita a la ‚Äúvida artificial‚ÄĚ como muchos la imaginaban, sino tambi√©n a como puede avanzar la inteligencia artificial y el concepto de superinteligencia. Las representaciones de cyborgs asesinos en la pel√≠cula Terminator, as√≠ como un sistema de inteligencia artificial que sali√≥ mal en A Space Odyssey, indican la preocupaci√≥n de la sociedad por la “vida” artificial.

Pero los temores populares no han detenido el tren de la ciencia. Hoy en día, el campo de la química, la biología y la informática se han unido para dar lugar a la genómica y la ciencia genética modernas.

La era de la edici√≥n gen√©tica 

No podemos exactamente arrojar genes en un tubo de ensayo, agitarlos y esperar que den lugar a cambios, pero los científicos han encontrado una forma sencilla de introducir el código genético en ADN de forma controlada.

Los cient√≠ficos descubrieron que al usar ciertas prote√≠nas, se pueden “cortar” y luego “pegar” trozos de ADN. Estas prote√≠nas √ļnicas, llamadas enzimas de restricci√≥n, se descubrieron por primera vez en bacterias en la d√©cada de 1960.

Las enzimas sirven como las “tijeras” qu√≠micas para cortar un trozo de ADN de una hebra, creando un espacio que luego puede llenarse con un nuevo trozo de ADN.

Este proceso se llama empalme de genes. Desde su descubrimiento, los cient√≠ficos han adquirido una mejor comprensi√≥n del papel del ADN en la vida biol√≥gica.  En la d√©cada de 1970, los cient√≠ficos realizaron el primer empalme gen√©tico utilizando bacterias m√°s complejas.

El empalme de genes ayudó a los científicos a descubrir más sobre cómo los defectos genéticos pueden provocar enfermedades hereditarias como la fibrosis quística y otras afecciones.

Desde entonces, el progreso ha sido rápido y los experimentos de empalme de genes se volvieron más complejos, utilizando mamíferos como ratones. Con cada avance, el estudio de la genética se expandió e incorporó nuevos descubrimientos, como el papel del ARN (ácido ribonucleico) en la replicación de genes.

El ADN es el código de la vida, el ARN es la forma que usa para dar instrucciones sobre que proteínas se deben crear.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.