Resumen del libro Una Vida Con Prop√≥sito ¬ŅPara Qu√© Estoy Aqu√≠ En La Tierra? por Rick Warren (The Purpose Driven Life )

Resumen del libro Una Vida Con Prop√≥sito ¬ŅPara Qu√© Estoy Aqu√≠ En La Tierra? por Rick Warren (The Purpose Driven Life )

Rese√Īa/Sin√≥psis: Una vida con prop√≥sito(2002) proporciona una respuesta a la antigua pregunta: “¬ŅPor qu√© estoy aqu√≠?”¬†

¬ŅQui√©n es Rick Warren?

Rick Warren ha dado conferencias p√ļblicas en Harvard, Cambridge y Oxford. Es el creador del plan global PEACE, que ayuda a los pobres proporcionando educaci√≥n y otros recursos en 196 pa√≠ses. 

Colección de los mejores libros de Mindfulness, Psicología y Filosofía (PDF)

Todo empieza por el porqué

Incluso si sabemos lo que tenemos que hacer, no saber por qué lo estamos haciendo, podría obstaculizar nuestro primer paso. El miedo que surge de no saber qué hacer con nuestras vidas es una gran fuente de estrés. Sin embargo, no hay razón para preocuparse: algunas de las personas exitosas del mundo no encontraron su verdadero propósito hasta más tarde en la vida.

Hacer hincapi√© en nuestro ‚Äúprop√≥sito‚ÄĚ no tiene sentido. Es importante disfrutar de nosotros mismos y de nuestra vida y hacer cualquier trabajo que nos plazca, y mucha gente se da cuenta de esto. Buscan un prop√≥sito o luchan por el √©xito, y cuando la presi√≥n es excesiva, intentan escapar.

Este deseo de dejarlo todo atr√°s, desaparecer y comenzar una nueva vida se llama pseudocidio, pero si bien es posible comenzar de nuevo, hacerlo no nos har√° m√°s felices. nuestros problemas internos, las mismas tensiones y presiones, seguir√°n existiendo. Entonces, en lugar de apuntar a desaparecer, busquemos una manera de liberarnos del estr√©s de la vida. Y una forma de hacer las cosas es a trav√©s de la siguiente meditaci√≥n: Imagine que somos personas sin hogar, sin metas para el futuro y sin ning√ļn equipaje de nuestro pasado. Intente imaginar esta situaci√≥n con el mayor detalle posible.

Este ejercicio puede ayudarnos a olvidarnos de cualquier estrés que podamos sentir.

Todo empieza con nuestra mentalidad

Los pensamientos negativos no se pueden evitar, aparecer√°n independientemente de cu√°n positiva sea nuestra perspectiva de la vida. Es posible que hayamos sentido como si una batalla rugiera en nuestras cabezas mientras intent√°bamos combatir estos pensamientos. 

Esto se debe a un conflicto entre dos partes de nuestro cerebro: la am√≠gdala y la corteza prefrontal. La am√≠gdala es una estructura antigua cuyo trabajo es estar en alerta m√°xima, escaneando cada situaci√≥n en busca de posibles problemas y amenazas. Nuestros antepasados buscaban  tigres dientes de sable y otros depredadores, y la am√≠gdala era precisamente lo que los mantuvo con vida. 

Obviamente, las cosas han cambiado, pero la am√≠gdala todav√≠a tiene que hacer su trabajo, haciendo sonar la alarma incluso cuando la amenaza, por ejemplo, la pr√≥xima presentaci√≥n, es inocua. 

La corteza prefrontal, que se produjo m√°s recientemente, intenta aliviar estas preocupaciones a trav√©s del pensamiento racional y la l√≥gica reconfortante. La am√≠gdala, en cambio, frecuentemente gana estas batallas, manteni√©ndonos ansiosos e infelices. 

Como si eso no fuera suficiente,  estamos peleando una batalla con nosotros mismos, un conflicto entre los sentimientos de autoestima y la duda sobre si bien estamos a la altura de los dem√°s y de nuestras expectativas. 

Esto podr√≠a ocurrir si vemos el coche nuevo de nuestro vecino, las vacaciones de un amigo en Instagram o el ascenso de un compa√Īero de trabajo. Est√°bamos bien hace un minuto, pero ahora estamos deprimidos por nuestras vidas y nuestra incapacidad para pagar nuestro propio coche nuevo. 

Aunque es imposible calmar nuestra am√≠gdala, especialmente si estamos a punto de dar nuestro primer discurso p√ļblico, existen formas efectivas de lidiar con nuestros nervios, enfado y descontento. Esto nos lleva al tercer secreto, que se trata de poner las cosas en perspectiva: nunca olvidemos lo afortunados que somos de estar vivos en primer lugar. √ß

Recordemos por un momento todas las condiciones para que la vida humana se desarrolle en la Tierra se juntaron, y lo  que es que seamos capaces de entender esto. Aunque hay 7 mil millones de personas vivas hoy, ha habido 108 mil millones de muertes, y 14 de cada 15 personas nacidas ya han muerto. Estar vivo en una sociedad con el bienestar y el nivel tecnol√≥gico que tenemos es un poco como ganar una loter√≠a c√≥smica.

Optimismo aprendido

En el pasado, nuestros antepasados ten√≠an que luchar constantemente con la escasez de alimentos. Como resultado, siguieron buscando m√°s comida, mejor refugio y m√°s contacto humano. Esta tendencia continu√≥ a lo largo de la historia de la humanidad, ya que la gente sigui√≥ buscando m√°s dinero, m√°s conocimientos y m√°s cosas. Hoy, continuamos con esta tendencia a pesar de la abundancia de recursos. Al final, la b√ļsqueda de m√°s es in√ļtil y nos har√° sentir m√°s estresados.

Para deshacernos de esta sensaci√≥n de vac√≠o, necesitamos cambiar nuestro enfoque. Por ejemplo, digamos que vamos de camino al trabajo y quedamos atrapados en un atasco. En lugar de concentrarse en la frustraci√≥n de estar en el tr√°fico, podemos ver todo lo positivo que ha permitido que esta situaci√≥n pase. De haber sido hace apenas 100 a√Īos, es bastante probable que vivi√©semos con apenas suficiente para llegar a final de mes, en pisos diminutos con otras 5 o 7 personas.

Pocas personas se dan cuenta de cu√°nto ha mejorado la calidad de vida en apenas 100 a√Īos. Si leemos algunos de los libros de George Orwell, como The Road to Wigan Pier, o Down and Out in Paris and London, o The People of the Abyss por Jack London, es f√°cil ver lo mucho que han mejorado las condiciones. Si estamos leyendo esto, es poco probable que nos tengamos que preocupar de morir debido a estar expuestos a alg√ļn producto en una f√°brica, acabar en la calle nada m√°s perder nuestro trabajo o morir por una infecci√≥n, aunque este √ļltimo puede no durar si no se desarrollan nuevos antibi√≥ticos.

Cuando nos enfocamos en la abundancia en la vida, vamos m√°s all√° del optimismo de ver el vaso medio lleno. En cambio, nos damos cuenta de que hay mucha agua y que no nos vamos a morir de sed. Nos damos cuenta de que debemos estar agradecidos tanto por el vaso como por el agua. Adem√°s, debemos decir no al ruido, las cosas que nos impiden encontrar la paz dentro de nosotros mismos y del mundo. 

Cuando nos sintamos ansiosos, arrepentidos o enfadados,  pregunt√©monos, ‚Äú¬ŅPor qu√©? ¬ŅQu√© est√° causando este dolor? ¬ŅEstamos preocupados por un futuro que probablemente nunca se har√° realidad? ¬ŅNos sentimos mal por algo que dijimos hace diez a√Īos? No podemos cambiar estas cosas, pero podemos identificarlas. Entender lo que nos causa molestias, es el primer paso para solucionarlo.

Finalmente, debemos promover nuestra salud física, emocional, mental y espiritual. Esto significa cuidar nuestro cuerpo y rodearnos de personas que nos aman e inspiran, proponer ideas para ayudar a las personas y expresar gratitud. Reconozca que no podemos controlar todo en el mundo. Cuando cambiamos, cambiamos nuestra vida y la vida de las personas que nos rodean.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.