Resumen del libro Un ataque de lucidez: Un viaje personal hacia la superaci贸n por Jill Bolte Taylor (My Stroke of Insight)

Resumen del libro Un ataque de lucidez: Un viaje personal hacia la superaci贸n por Jill Bolte Taylor (My Stroke of Insight)

Resumen corto: My Stroke of Insight o en espa帽ol Un ataque de lucidez: Un viaje personal hacia la superaci贸n. La mayor铆a de nosotros hemos experimentado ese momento en el que una pizca de percepci贸n nos hace comprender o ver algo de una forma diferente. Ahora imagina que esto se debiese a un derrame cerebral. Eso fue lo que le sucedi贸 a la autora el 10 de diciembre de 1996 cuando ten铆a 37 a帽os. Hasta ese momento, se hab铆a pasado la vida averiguando el funcionamiento de la mente humana. El accidente cerebrovascular la hizo experimentar de primera mano los diferentes rasgos de las dos mitades de su cerebro.

驴Qui茅n es Jill Bolte Taylor?

La Dra. Jill Bolte Taylor es una neuroanatomista que se especializa en enfermedades mentales. Su charla TED fue la primera de este tipo en volverse viral. Durante m谩s de una d茅cada, Bolte Taylor fue presidenta de NAMI, la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales, y ahora es la presidenta em茅rito de NAMI de Bloomington, Indiana.

Colecci贸n de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

Jill Bolte Taylor

La autora, Jill Bolte Taylor, creci贸 en Terre Haute Indiana. El diagnostico de uno de sus hermanos con esquizofrenia la inspir贸 para convertirse en neuroanatomista, una doctora que se especializa en anatom铆a humana y c贸mo funciona el sistema nervioso.

A Bolte Taylor le intrigaba que su visi贸n del mundo fuera diferente a la suya a pesar de que eran hermanos de edades cercanas. La forma en que procesaba la informaci贸n y, por lo tanto, su comportamiento, eran muy diferentes.

Como resultado, la autora se interes贸 por la forma en que funciona el cerebro humano. Se embarc贸 en una intensa formaci贸n acad茅mica para poder investigar las bases biol贸gicas de la esquizofrenia.

Bolte Taylor fue aceptada como estudiante en la Universidad de Indiana, donde estudi贸 biolog铆a humana. Al mismo tiempo, consigui贸 un trabajo en el Centro Terre Haute de Educaci贸n M茅dica. Fue aqu铆 donde trabaj贸 como t茅cnica de laboratorio tanto en el Laboratorio de Anatom铆a Humana como en el Laboratorio de Investigaci贸n de Neuroanatom铆a.

Posteriormente, la autora se incorpor贸 a un programa de doctorado de seis a帽os. Programa en el Departamento de Ciencias de la Vida de la Universidad Estatal de Indiana. En 1991, recibi贸 su Ph.D. y un par de a帽os m谩s tarde pas贸 un tiempo en la Escuela de Medicina de Harvard como investigador postdoctoral en el Departamento de Neurociencia.

Finalmente, consigui贸 el trabajo de sus sue帽os en el Laboratorio de Neurociencia Estructural en el Hospital McLean en Belmont, Massachusetts. El laboratorio fue dirigido por la renombrada neurocient铆fica Dra. Francine M. Benes. Bolte Taylor admiraba a Benes por su experiencia en el an谩lisis del cerebro post mortem para comprender la esquizofrenia.

Los tipos de ataque cerebral

La mayor铆a de la gente sabe lo que es un accidente cerebrovascular hasta cierto punto. Se entiende com煤nmente que involucra al cerebro, es peligroso y puede ser fatal. Lo que es menos conocido es que hay dos tipos de accidentes cerebrovasculares: isqu茅micos y hemorr谩gicos.

El primer tipo, isqu茅mica, ocurre cuando la sangre se coagula en la arteria. Esto evita que el ox铆geno transportado por la sangre fluya hacia las c茅lulas y neuronas del cerebro.

Las arterias se vuelven m谩s delgadas a medida que se extienden desde el coraz贸n para llegar a partes m谩s distantes del cuerpo como el cerebro. Si la sangre comienza a coagularse y ya no puede fluir, las c茅lulas del cerebro carecen de ox铆geno y quedan traumatizadas o mueren.

El otro tipo de accidente cerebrovascular, hemorr谩gico, es el que experiment贸 Bolte Taylor. Esto ocurre cuando una arteria estalla y la sangre inunda el cerebro. En el caso de un derrame cerebral, la sangre se bombea a alta presi贸n a trav茅s de las arterias y es demasiado para que la puedan manejar las venas. Es por eso que los humanos nacen con un lecho capilar que reduce la presi贸n.

Sin embargo, si una persona nace con una malformaci贸n arteriovenosa, como Bolte Taylor, tiene un lecho capilar malformado o ninguno, lo que significa que no hay un amortiguador entre las arterias y las venas. En cambio, la sangre fluye directamente de las arterias a las venas hasta que las venas ya no pueden soportar la presi贸n, lo que hace que estallen.

Cuando ocurre esto, la sangre se mezcla directamente con las neuronas del cerebro, lo que resulta en un da帽o cerebral severo o incluso fatal.

El cerebro y su funcionamiento

Estructuralmente, nuestro cerebro tiene dos mitades: los hemisferios izquierdo y derecho, que son parecidos pero tienen funciones completamente diferentes.

El hemisferio derecho controla todos los aspectos sensoriales; aqu铆, lo que vemos, olemos y gustamos se combina con nuestros pensamientos. Esto luego se traduce en un panorama general de lo que sucede en un momento dado. El hemisferio derecho se ocupa del “ahora”.  Esta mitad del cerebro no tiene forma de recordar experiencias pasadas y no se preocupa por el futuro, es donde ocurre el pensamiento creativo e intuitivo.

Por el contrario, el hemisferio izquierdo se centra en el lenguaje, los n煤meros, los patrones y las categor铆as. Los momentos fluidos de los que se ocupa el lado derecho est谩n ordenados por el cerebro izquierdo. Esta porci贸n da una sensaci贸n de tiempo y linealidad; es aqu铆 donde procesamos los conceptos de pasado, presente y futuro.

Esta 谩rea del cerebro nos hace apreciar el hecho de que para lograr B, primero debemos hacer A. Considere el proceso de vestirse: gracias al hemisferio izquierdo, sabemos que tenemos que ponernos los calcetines antes que los zapatos. A pesar de tener diferentes trabajos, los dos hemisferios colaboran para que podamos desenvolvernos en la vida cotidiana. Se complementan entre s铆 juntando informaci贸n para crear una percepci贸n matizada de la realidad.

Un ejemplo de su colaboraci贸n es como ambas mitades trabajan juntas para formular el lenguaje. El hemisferio izquierdo nos permite apreciar el significado de las palabras y c贸mo se estructuran las oraciones, mientras que el hemisferio derecho contextualiza el lenguaje. lo necesitamos para procesar aspectos de la comunicaci贸n, incluidas las se帽ales no verbales como las expresiones faciales. Si el centro del lenguaje de nuestro hemisferio derecho estuviera da帽ado, tomar铆amos el mensaje literalmente

Los clientes que disfrutaron de este libro tambi茅n disfrutaron de

Nuestros Art铆culos sobre Sesgos Cognitivos

Los clientes que disfrutaron de este art铆culo tambi茅n compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res煤menes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor铆as de Res煤menes

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.