Resumen del libro The year of living Danishly por Helen Russell

Resumen del libro The year of living Danishly por Helen Russell

Rese√Īa/Sin√≥psis: The Year of Living Danishly (2015) se centra en Dinamarca y por qu√© se considera un lugar deseable para vivir. El libro analiza la cultura y la sociedad danesas para explicar por qu√© este peque√Īo pa√≠s escandinavo encabeza¬† el Informe sobre la satisfacci√≥n mundial de la ONU y el √≠ndice de bienestar y satisfacci√≥n de la Comisi√≥n de la UE.¬†

¬ŅQui√©n es Helen Russell?

Helen Russell es una periodista y autora brit√°nica cuyo trabajo ha aparecido en publicaciones como The Times, The Guardian, The Wall Street Journal y otras. 

Colección de los mejores libros de Mindfulness, Psicología y Filosofía (PDF)

Hygge 

Aunque muchos de nosotros todav√≠a no estamos seguros de lo que significa, la respuesta es simple: Hygge se refiere a la comodidad y un ambiente agradable en el hogar. Durante el invierno, casi todos en Dinamarca prefieren pasar tiempo en el interior con familiares y amigos, este es su momento de Hygge. 

La palabra puede usarse como adjetivo o como verbo, y se refiere a pasar un rato agradable. Es una forma de vida asociada con el hogar, la gente, la comida, las bebidas y el tiempo fr√≠o. Eso significa que, aunque una buena tarde con amigos puede ser hygge, tambi√©n lo puede ser acurrucarse en el sof√° con nuestra pareja, o una copa de vino y algunas velas para ahuyentar el fr√≠o. 

Los daneses transforman sus hogares en entornos de puro confort para garantizar que las experiencias est√©n siempre disponibles. Los daneses mantienen sus casas ordenadas, se espera que los visitantes se quiten los zapatos al entrar en una casa y usan l√°mparas para crear peque√Īos rincones acogedores. 

Estos incluyen todo, desde elegantes candelabros de techo hasta l√°mparas de pie y de mesa. Adem√°s de la iluminaci√≥n el√©ctrica, se utilizan velas para crear un ambiente m√°s acogedor. Los daneses consumen m√°s velas por persona al a√Īo que cualquier otro pa√≠s europeo. 

Las mantas y los cojines son los √ļltimos complementos b√°sicos para mantenerlos calientes. Estos var√≠an seg√ļn la temporada, y es costumbre tener juegos de cojines separados para el invierno y el verano. 

Seg√ļn estudios, tener un hogar c√≥modo y con estilo nos hace felices. Consideremos un estudio de 2011 realizado por el University College London. Se descubri√≥ que el simple hecho de mirar algo que encontramos hermoso hace que se libere dopamina en nuestro cerebro, haci√©ndonos felices. Como resultado, tener un ambiente hogare√Īo c√≥modo que se distinga por un interior ordenado y elegante es fundamental para la satisfacci√≥n danesa.

El sistema de bienestar danés

La Comisi√≥n Europea realiz√≥ recientemente una encuesta que revel√≥ un hecho interesante sobre Dinamarca: tiene los empleados m√°s satisfechos de toda la Uni√≥n Europea. En dan√©s, los daneses incluso tienen su propio t√©rmino para su mentalidad de trabajo. Arbejdsglder es una combinaci√≥n de las palabras trabajo y satisfacci√≥n. 

¬ŅQu√© los hace felices en sus trabajos? Las empresas danesas tienen algunas de las semanas laborales m√°s cortas de Europa, con una semana laboral de 37 horas. Seg√ļn Estad√≠sticas de Dinamarca, la media real est√° m√°s cerca de las 34 horas por semana. 

Adem√°s, no se espera trabajar horas extra y se ve negativamente en Dinamarca porque implica que no pudimos completar nuestras tareas de trabajo especificadas en el tiempo asignado. Sin embargo, las horas de trabajo m√°s cortas no son la √ļnica raz√≥n por la que los daneses disfrutan de sus trabajos.

Los j√≥venes pueden seguir carreras que les interesen porque hacerlo es socialmente aceptable y la educaci√≥n es gratuita. Adem√°s, en Dinamarca no se trata de ganar tanto dinero como sea posible. Los daneses evitan juzgarse unos a otros en funci√≥n del salario, y un trabajo mejor pagado implica pagar m√°s impuestos. 

Como resultado, el trabajo consiste en hacer algo que disfrutamos. Para acabar, los daneses que no consiguen el trabajo de sus sue√Īos la primera vez pueden cambiar  de carrera. Las barreras para hacerlo son bajas en el pa√≠s y se sustentan en algunos pilares sociales. 

En primer lugar, los daneses tienen un buen sistema de bienestar social. Si renunciamos a nuestro trabajo, solo tenemos que esperar cinco semanas antes de poder reclamar los mismos beneficios que aquellos que fueron despedidos. Este aumento del seguro de desempleo asciende a entre el 80 y el 90 por ciento de nuestro salario anterior, por un per√≠odo de hasta dos a√Īos. 

En segundo lugar, Dinamarca es uno de los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que impulsa a los sindicatos y el gobierno a pagar por el entrenamiento de los empleados y facilita que los trabajadores asuman nuevos papeles.

El sentido de comunidad danés

Las actividades de ocio, seg√ļn el Instituto Australiano de la Felicidad, mejoran tanto la calidad de vida como la productividad.  No sorprende que los daneses tengan m√°s de un pasatiempo, muchos de los cuales est√°n organizados profesionalmente en clubes y sociedades. 

Muchos de estos clubes cuentan con el apoyo del gobierno y son importantes para la cultura del pa√≠s. Dinamarca tiene 80.000 asociaciones registradas, muchas de las cuales reciben espacio gubernamental gratuito. Incluso hay financiaci√≥n espec√≠fica disponible para la creaci√≥n de clubes para personas menores de 25 a√Īos. 

Como resultado, nueve de cada diez daneses pertenecen a un club, y cada dan√©s pertenece a un promedio de 2,8 de ellos. Por si eso no fuera suficiente, en estos clubes daneses, todos son tratados por igual, ya sea un director ejecutivo o un conserje: despu√©s de todo, las actividades mutuas que unen a estas organizaciones fomentan un sentido de comunidad y confianza entre sus miembros. 

El ciclismo es uno de los m√°s populares, ya que es una gran actividad de ocio que se puede realizar en cualquier lugar. Casi todos en el pa√≠s disfrutan montar en bicicleta, y muchos de ellos, independientemente de su estatus profesional, eligen ir al trabajo en bicicleta. El gobierno ha pavimentado m√°s de 7500 millas de v√≠as en este peque√Īo pa√≠s para apoyar este pasatiempo popular. 

En Copenhague, la bulliciosa capital, incluso hay carriles para bicicletas que protegen a los ciclistas del tráfico que se aproxima. No solo eso, sino que todos los taxis deben tener portabicicletas para transportar a los ciclistas a casa si han tomado demasiados tragos. Todo este ciclismo se suma a más satisfacción. Este vínculo también está respaldado por investigaciones científicas, como un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard que descubrió que montar en bicicleta mejora el bienestar cognitivo.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.