Resumen del libro The Partnership Charter por David Gage

Resumen del libro The Partnership Charter por David Gage

Reseña/Sinópsis: The Partnership Charter (2004) describe cómo los socios comerciales pueden evitar daños duraderos en una relación comercial asegurándose de hablar abiertamente sobre todo. Usando un proceso probado, los socios comerciales pueden dejar de lado las diferencias y construir juntos con éxito una empresa sólida. 

¿Quién es David Gage?

David Gage es psicólogo clínico, profesor adjunto en la Escuela de Negocios Kogod de la Universidad Americana en Washington, DC y fundador de BMS Associates, una empresa de mediación y empresa de consultoría.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje(PDF)

Muchos empresarios consideran que encontrar un socio comercial es esencial para el éxito de su proyecto

Pero una sociedad de negocios no tiene éxito. Y aunque las relaciones son gratificantes y rentables cuando funcionan, una asociación fallida puede  arruinar nuestra vida. Por otro lado, trabajar con otra persona hace que sea mucho más fácil iniciar y administrar un negocio, ya que podemos combinar habilidades y compartir responsabilidades. Y es por eso que la lista anual de empresas de más rápido crecimiento de la revista Inc. está repleta de empresas dirigidas por socios. 

Sin embargo, la desventaja es que una asociación que sale mal puede tener consecuencias devastadoras.Cuando los socios no logran resolver los desacuerdos en privado y evitar los litigios, los costes de la pérdida de satisfacción laboral son enormes. Y eso ni siquiera comienza a cubrir el daño emocional tampoco. 

Por eso debemos discutir todos los detalles con un posible socio antes de comprometernos en una relación comercial. Aunque nunca podemos estar  seguros de si una asociación florecerá o se marchitará, es útil discutir asuntos importantes, idealmente antes de que comencemos a colaborar. 

En el aspecto comercial, los socios deben iniciar una conversación acordando la misión, la visión y la dirección estratégica de la empresa

La misión de nuestra empresa articula lo que hace nuestra empresa, para quién y por qué motivo. Esto se puede capturar en una misión y metas. Nuestra visión es lo que consideramos la ventaja competitiva de nuestra empresa. 

No tiene que ser innovador, pero debe ser único. Por ejemplo, FedEx no fue la primera empresa de logística del mundo, pero sí se esfuerza por brindar una entrega más de fiar que cualquiera de sus competidores. 

Si los socios no comparten una visión y una misión, no llegarán a ninguna parte. Una visión y una misión son conceptos abstractos y se relacionan con el futuro. Es importante, porque es por eso que los socios deben asegurarse de que también acuerden una dirección estratégica, algo con lo que todos en la empresa tendrán que vivir. 

La dirección estratégica es básicamente la ruta que tomará nuestra empresa para lograr sus objetivos. Incluye un plan de acción que describe una estrategia de implementación para cada objetivo. Para crearlo, los socios deben empezar por hacer un inventario de sus recursos personales y considerar cómo se verán afectados por ciertos desafíos comerciales, como la capacidad de endeudamiento o los obstáculos de la industria. 

Es importante acordar una dirección estratégica desde el principio, ya que los socios se enfrentarán  a nuevos problemas. Un fundador podría sorprenderse al saber que su socio ha estado pidiendo dinero prestado a amigos para financiar la empresa. Pero si discutimos asuntos importantes desde el principio, evitaremos malentendidos grandes y  destructivos en el futuro.

El primer paso de una negociación

La concesión más barata que podemos hacer, la que menos nos cuesta y más rinde, es la de respetar. Respetar significa dar una atención positiva y tratar al otro con la dignidad con la que nos gustaría ser tratados.

Sin embargo, por más beneficioso que pueda ser, dar respeto es una concesión difícil. En una situación o relación problemática, el respeto puede ser lo último que tengamos ganas de dar. Podemos pensar que no merecen nuestro respeto y que necesitan ganárselo. Puede que no nos respeten, ¿por qué deberíamos respetarlos? Los resultados habituales son pérdidas por ambos lados.

Pero todo lo que se necesita es que una persona cambie su actitud hacia la otra del antagonismo y el rechazo al respeto para cambiar el tono y el resultado de una conversación difícil. Esa persona podríamos ser nosotros. Una vez que mostramos respeto a la otra parte, es probable que nos muestre respeto. El respeto puede generar respeto.

Para ofrecer respeto, no necesitamos aprobar el comportamiento de la otra persona, ni necesitamos agradar a esa persona. solo tenemos que tomar la decisión consciente de tratar a cada persona con la dignidad que es un derecho de nacimiento de todo ser humano.

 Â¿Cómo, en situaciones difíciles, cambiamos nuestra actitud interna del antagonismo al respeto? El respeto comienza a emerger cuando nos entendemos a nosotros mismos. Si ya nos hemos respetado al comprender nuestras necesidades e inquietudes y crear los pasos para responderlas, nos resultará más fácil respetar a los demás. Si hemos optado por asumir la responsabilidad de nuestras vidas y acciones, no es probable que culpemos a los demás.

Ponernos en el lugar de la otra persona.Si pudiéramos leer la historia secreta de nuestros enemigos, encontraríamos en la vida de cada hombre el dolor y el sufrimiento suficiente para desarmar toda hostilidad.

La forma de escuchar a los demás es mostrar una actitud de respeto, en otras palabras, una atención y un respeto totalmente positivos. Por lo general, escuchamos a los demás desde nuestro marco de referencia, juzgando lo que dicen. Debemos practicar el arte de escuchar a los demás desde su marco de referencia. Desde sus propios puntos de vista. Podemos escuchar no solo las palabras, sino todos los sentimientos y pensamientos no expresados ​​que se esconden detrás de las palabras. 

El simple hecho de imaginarnos en la piel de otra persona es una herramienta más poderosa de lo que parece. ¿Cómo se ve el mundo a través de los ojos de ese individuo? ¿Qué se siente al ser esa persona? Si hubiéramos vivido su vida, ¿cómo actuaríamos y reaccionaríamos? Puede que no seamos del todo precisos en mi comprensión de la otra persona, pero este simple ejercicio es de gran ayuda.

Nuestra capacidad de empatizar es un talento que está muy infrautilizado. Sentirse excluido, ver nuestros intereses, nuestras voces y nuestra humanidad básica ignorados, puede dejar heridas profundas. ¿Y si la persona del otro lado de la mesa nos rechaza, como ocurre en situaciones de conflicto? Cuando nos sentimos rechazados, todos nuestros instintos son protegernos: retroceder y rechazar. Es humano construir muros defensivos a nuestro alrededor si nos sentimos atacados. Sin embargo, cuando contraatacamos, perpetuamos el ciclo destructivo y hacemos imposible el acuerdo.

En lugar de rechazar a los demás, podemos sorprénderlos con respeto. Tomar la iniciativa y cambiar el ciclo de rechazo mutuo en un ciclo de respeto mutuo. Hoy en día, las fuerzas policiales de las principales ciudades donde ocurren incidentes de rehenes con regularidad han adoptado un enfoque completamente diferente.

Puede que no sea fácil cambiar la dinámica de una interacción o relación difícil del antagonismo y el rechazo al respeto, cuando nos sentimos atacados, pero las recompensas son excelentes. Al mostrar respeto, es probable que recibamos respeto.

Ser cortés. Escuchar con atención y reconocer su punto de vista. No reaccionar, incluso si nos ataca verbalmente. Mantenerse tranquilo y cortés, paciente y persistente. En la inmensa mayoría de estas situaciones, la estrategia de tratar a los demás con un respeto humano básico funciona. Les da una salida para salvar las apariencias.

La próxima vez que alguien diga o haga algo que nos haga sentir rechazados y sintamos el impulso de reaccionar, trate de observar nuestros sentimientos. Ponernos en nuestro propio lugar y recordar nuestro compromiso de atender nuestras necesidades más profundas. Si nos sentimos confiados en nuestra capacidad para hacer nuestra propia felicidad, seremos menos reactivos al comportamiento ofensivo de la otra persona.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Los comentarios están cerrados.