Resumen del libro Tao Te Ching: Sabiduria Atemporal por Lao Tzu

Resumen del libro Tao Te Ching: Sabiduria Atemporal por Lao Tzu

Resumen corto: Tao Te Ching: Sabiduría Atemporal nos ayuda a entender los principios del Taoísmo, una de las escuelas de filosofía más antiguas de oriente. Por Lao Tzu

Lao-Tse, también llamado Lao Tzu, Lao Zi, Laozi o Laocio, vivió durante la época del siglo VI antes de Cristo y los principios que comprendió durante su vida y que ayudaron a dar forma a gran parte de las ideas de oriente siguen siendo aplicables hoy en día.

Los principios que nos presenta en su obra son: simplicidad, paciencia, compasi√≥n. Seg√ļn Lao Tzu estos tres principios son nuestro mayor tesoro, y c√≥mo actuar en base a estos principios puede ayudarnos a volver a la esencia del ser y entender mejor el mundo y a nosotros mismos.

Colecciones de los Res√ļmenes de los Mejores Libros (PDF)

+

Mini-Curso de Estoicismo Gratis

3 de las ideas principales de Tao Te Ching por Lao Tzu son:

  • D√©jate llevar por lo que traigan los distintos momentos y ac√©ptalo en su totalidad
  • Admite tus defectos y errores, porque pueden ser tu mayor fortaleza
  • Personifica la virtud de competir con el esp√≠ritu del juego para estar en harmon√≠a con el Tao

¬ŅQu√© es exactamente el tao√≠smo?

El Tao√≠smo (dao√≠smo) es una filosof√≠a china que se remonta a los siglos IV o VI a. El concepto central del tao√≠smo es que el Tao (o ¬ęel camino¬Ľ) es una fuerza que gu√≠a la naturaleza y el universo, y que al alinearse con √©l, los humanos pueden lograr trascender el sufrimiento, y en sus ramas religiosas, incluso conseguir poderes como la capacidad de controlar el clima o la inmortalidad. Para alinearse con el Tao, debemos practicar el ‚Äúwu-wei‚ÄĚ, o ¬ęinacci√≥n¬Ľ, lo que significa actuar de manera completamente espont√°nea. Zhang Daoling estableci√≥ la escuela Tianshi (Maestros Celestiales) en el 142, la primera instituci√≥n religiosa basada en la filosof√≠a tao√≠sta, y que todav√≠a existe en la actualidad.

Las doctrinas centrales del taoísmo derivan principalmente de dos obras, el Tao Te Ching (Dao De Jing) y el Zhuangzi.

Tao Te Ching, o Dao De Jing, escrito por Lao Tzu en el siglo IV o VI a. C., consta de ochenta y un cap√≠tulos cortos de poes√≠a y prosa destinados a ayudarnos a entender y entrar en contacto con el Tao. La ense√Īanza fundamental del tao√≠smo es que solo podemos comenzar a sentir y actuar de acuerdo con el Tao si abandonamos nuestra necesidad de comprender y controlar el mundo que nos rodea. 

Ambas ideas podr√≠an recordarnos a las bases del estoicismo. Los estoicos cre√≠an que una ‚Äúinteligencia racional‚ÄĚ impregnaba el universo y que era su deber actuar racionalmente para estar en armon√≠a con el universo como un todo. 

Las cuatro virtudes cardinales de sabidur√≠a, moralidad, coraje y moderaci√≥n se describen como la base de esta filosof√≠a ya desde los inicios del estoicismo. Estas son las virtudes que nos llevan a una vida tranquila en la que nos aceptamos a nosotros mismos y a los dem√°s como ciudadanos del universo y aceptamos con calma los eventos externos que no podemos controlar. 

En la pr√°ctica, estos ideales pueden ser dif√≠ciles de lograr, especialmente en per√≠odos de tanto cambio y tan r√°pido como en los que vivimos ahora, y el estr√©s que nos puede causar toda la incertidumbre. Pero que algo sea dif√≠cil no significa que no lo podamos hacer, y que no merezca la pena. Los epic√ļreos, en cambio, estaban convencidos de que viv√≠an en un universo en el que lo √ļnico que exist√≠a es el mundo que vemos y que estaba regido por fuerzas altamente aleatorias, y que debemos aprovechar al m√°ximo los pocos a√Īos que tenemos en la Tierra.

Los fil√≥sofos de la antig√ľedad ten√≠an como objetivo desarrollar una filosof√≠a de vida que condujera a una buena vida basada en el optimismo y que el mundo puede mejorar, algo que se perdi√≥ durante la Edad Media y se recuper√≥ hace relativamente poco. Aunque discreparon en muchos puntos, coincidieron en lo fundamental: la filosof√≠a es un proceso de por vida que requiere mucha disciplina.

¬ŅC√≥mo naci√≥ el tao√≠smo?

Lao-Tse, también llamado Lao Tzu, Lao Zi, Laozi o Laocio, vivió durante la época del siglo VI antes de Cristo y los principios que comprendió durante su vida y que ayudaron a dar forma a gran parte de las ideas de oriente siguen siendo aplicables hoy en día.

Se cree que Lao Tse vivi√≥ durante un per√≠odo de gran caos, algo que nos podr√≠a recordar a las circunstancias que dieron nacimiento al estoicismo y al epicureismo. Las ideas del Tao Te Ching defienden una reforma total y la abolici√≥n de las estructuras sociales y pol√≠ticas para volver a un estado ¬ęnatural¬Ľ, que es una de las razones por las que el tao√≠smo y el confucianismo han tenido tantas disputas a lo largo de la historia China. Los proponentes del confucianismo tambien son conocidos como legalistas, lo que demuestra su oposici√≥n a cualquier filosof√≠a que intente reducir el poder del gobierno. 

Ideas radicales como esta no surgen de tiempos de estabilidad y bienestar social, sino de tiempos de caos y circunstancias extremas (que ciertamente definieron el siglo IV a. C. en China, que marc√≥ el inicio del ¬ęPer√≠odo de los Reinos Combatientes¬Ľ).

Dada la brecha de 200 a√Īos en la que vivi√≥ esta figura o posiblemente grupo de personas, es dif√≠cil encontrar detalles biogr√°ficos concretos, lo cual es apropiado dado que Lao Tzu comienza el Tao Te Ching con:

¬ęEl Tao que se puede contar no es el Tao que perdura¬Ľ. Un nombre que puede ser nombrado no es un nombre que perdure¬Ľ.

Déjate llevar por lo que traigan los distintos momentos y acéptalo en su totalidad

El maestro se somete al momento. Conoce la diferencia entre lo que est√° bajo su control y lo que no. Sabe que la muerte es el resultado final, y por ello no le teme. En su lugar se somete a ello y se prepara para que llegue en cualquier momento

No se deja llevar por nada porque sabe que todo es efímero y nada dura para siempre.

El maestro pasa sus d√≠as haciendo todo lo mejor que puede y sabiendo que cuando se vaya a dormir habr√° pasado el d√≠a habiendo dado todo. Sabe que puede que no se despierte al d√≠a siguiente, y si lo hace disfruta el momento y controla lo √ļnico que realmente puede controlar, el presente.

A medida que los momentos pasan los deja ir y vuelve a lo √ļnico que √©l puede controlar, el nuevo momento que llega. Lo que m√°s le importa es con cu√°nta facilidad se puede sumergir en el momento y lo que trae mientras deja pasar todo aquello que le ata

Cuanto m√°s resistamos el paso del tiempo, menos podremos aprovechar lo √ļnico que realmente tenemos, el presente. La verdadera sabidur√≠a es estar preparado para dejar pasar cualquier cosa que nos ate y aceptar el presente tal y como es

Admite tus defectos y errores, porque pueden ser tu mayor fortaleza

Cuando el maestro comete errores, se da cuenta. Habiéndose dado cuenta, los admite y los corrige. No se ofende por que le hayan mostrado sus errores, y tampoco dirige su ira hacia ellos, en su lugar admite su error.

El maestro trata a quienes le demuestran sus errores como profesores. El maestro es capaz de notar cuando no est√° haciendo todo lo que puede y lo arregla. Trata en todo momento de darse cuenta de un error como una oportunidad de aumentar su autoconocimiento y mejorar. Nunca como una excusa para darse por vencido.

El maestro considera a sus enemigos como sombras que él mismo ha creado. Observa cómo juzgas a otros. Si se deja llevar por el comportamiento de alguien, lo reconoce como una característica que no ha sido capaz de controlar por completo

Si la hubiese controlado habría sido capaz de observar sin dejarse llevar. Así que usa esto como una oportunidad para corregir sus errores. Los demás son espejos que nos ayudan a darnos cuenta de que errores cometemos y cómo corregirlos

Aceptar tu culpa es una de las tareas m√°s dif√≠ciles, porque hace da√Īo a nuestro ego. Pero este ‚Äė‚Äôdolor‚Äô‚Äô puede ser en realidad alimento para nuestras almas. Aprende a observar tanto los defectos de otros, como tus propios defectos y usarlos como combustible para mejorar.

El objetivo de una competici√≥n es crear y mejorar 

El maestro no desea que sus oponentes tengan un mal d√≠a el d√≠a de la competici√≥n. El maestro busca que todos sean capaces de sacar todo lo que tienen dentro, porque solo entonces ser√° capaz de mejorarse a s√≠ mismo a trav√©s del proceso de competir, s√≥lo entonces pasa a ser un ‚Äė‚Äôjuego‚Äô‚Äô para que todos mejoren

El maestro ve la competición no como una forma de reconfortar su ego, sino como una herramienta más para mejorar sus habilidades

El maestro hace lo que es mejor para su comunidad y escucha sus deseos. Los intereses del maestro no cuentan m√°s que como un voto a la hora de dirigir sus acciones, sus votos tienen el mismo peso que el de los dem√°s.

No quiere estar en la cima por el poder, la fama o la riqueza. Usa el poder, la fama o la riqueza cuando ve que estas pueden ayudarle a crear un mundo mejor, y tiene esto como principal objetivo.

Nuestra misión es intentar crecer como humanos y permitir que tanto nosotros como otros puedan traer lo mejor al mundo. La riqueza, fama y poder solo son herramientas para un fin, así que no nos dejemos controlar por ellas.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Los clientes que disfrutaron de este artículo también compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.