Resumen del libro SOS microbios C贸mo nuestro abuso de los antibi贸ticos aviva las plagas modernas por el Dr. Martin Blaser (Missing Microbes, 2014)

Resumen del libro SOS microbios C贸mo nuestro abuso de los antibi贸ticos aviva las plagas modernas por el Dr. Martin Blaser (Missing Microbes, 2014)

Resumen corto: SOS microbios explora el extra帽o y mundo dentro de nuestras entra帽as. Arroja luz sobre el papel que juegan los microbios, a la hora de mantener nuestro cuerpo y explica los peligros del uso excesivo de antibi贸ticos. Peligros que nos afectaran tanto a corto como a largo plazo. Por el Dr. Martin Blaser

驴Qui茅n es el Dr. Martin Blaser?

El Dr. Martin Blaser es profesor de microbiolog铆a y director del Programa de Microbioma Humano de la NYU. Su trabajo se centra principalmente en bacterias, como Helicobacter pylori, Campylobacter y Salmonella Bacillus anthracis. M谩s recientemente, su investigaci贸n se ha centrado en el microbioma humano.

Colecci贸n de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

La obesidad y los microbios

La mayor铆a de la gente sabe que la proliferaci贸n de la obesidad, la diabetes, el asma y el c谩ncer es una preocupaci贸n importante. Y que el numero de casos va en aumento. La respuesta est谩 en los diminutos organismos que llaman hogar a nuestro cuerpo.

De hecho, la comunidad de microorganismos del cuerpo es,nuestro microbioma es lo que nos mantiene sanos. Conocido como microbioma, el conjunto de todos los microorganismos de nuestro cuerpo son los que ayudan a combatir enfermedades y es importante para nuestro sistema inmune.

Al salir del canal de parto, los reci茅n nacidos se cubren con diversos microbios, de la madre. Estos organismos luego colocan la piel y el intestino del beb茅 y establecen el microbioma que permanecer谩 con 茅l de por vida. Esta es la raz贸n por la que los bebes nacidos por cesaria suelen tener m谩s complicaciones de salud al principio, las bacterias que reciben no son las que esperar铆an normalmente.

Las ces谩reas, junto con el uso excesivo de antibi贸ticos y desinfectantes, alteran nuestro microbioma, lo que resulta en un sistema inmune m谩s d茅bil o fomenta la aparici贸n de bacterias resistentes a los antibi贸ticos. De hecho, cualquier cambio en nuestro microbioma, especialmente la p茅rdida de una de las muchas especies bacterianas que lo componen, puede tener graves consecuencias.

Cuanto m谩s diverso sea nuestro microbioma, mejor nos protegeremos de intrusos no deseados. Si se elimina incluso una especie clave del ecosistema microbiano, el ecosistema de ballenas puede sufrir o incluso colapsar.

Para tener una idea de c贸mo funciona esto, consideremos un ecosistema m谩s grande: el Parque Nacional Yellowstone.

Hace unos 70 a帽os, los lobos fueron retirados del parque. Como resultado, la poblaci贸n de alces explot贸. El alce luego se comi贸 todos los sauces en las orillas del r铆o, lo que signific贸 menos castores y p谩jaros cantores, que depend铆an de los sauces para construir nidos y presas. En consecuencia, las riberas de los r铆os se erosionaron.

Con los lobos desaparecidos, hab铆a menos cad谩veres de alces. Esto provoc贸 una ca铆da en las poblaciones de mam铆feros que dependen de la carro帽a, como cuervos, 谩guilas, urracas y osos. Adem谩s, los bisontes, que comparten una dieta con los alces, fueron desplazados. Todo esto porque se elimin贸 una especie del ecosistema. 

Una breve historia de los microbios

Los microbios han existido durante miles de millones de a帽os, y sin ellos probablemente no habr铆a vida en la Tierra. Durante unos tres mil millones de a帽os, las bacterias fueron los 煤nicos seres vivos del planeta. Son responsables de las reacciones qu铆micas que crearon la biosfera, la suma global de ecosistemas de los que nosotros y el resto de la vida multicelular dependemos para sobrevivir.

A pesar de ser invisibles a simple vista, los microbios nos rodean. Como en los primeros d铆as de nuestra historia evolutiva, las bacterias est谩n pr谩cticamente en todas partes: en la tierra, en el agua y en el aire.

 Hay microbios en todas partes, son demasiados para contar. Estos microbios invisibles constituyen la mayor parte de la biomasa de la Tierra. Si tuvi茅ramos que contar todos los microbios del planeta, superar铆an en n煤mero a todas las plantas, hongos, animales y personas de la Tierra. 

Sin ellos, no podr铆amos ni comer ni respirar. Y aunque los humanos dependemos completamente de los microbios, lo contrario no es cierto: continuar谩n con o sin nosotros.

Por tanto, las bacterias son importantes e incluso necesarias para la vida humana. Pero no debemos olvidar que provocan las enfermedades que terminan nuestras vidas.

La mayor amenaza para nuestra especie

Durante siglos, no hubo mayor amenaza para la humanidad que las bacterias pat贸genas, es decir, las que causan enfermedades. Pero no fue asi  en los primeros d铆as de la historia humana, las epidemias bacterianas no eran una amenaza existencial para la especie. Cuando nuestros antepasados 鈥嬧媡odav铆a viv铆an como cazadores-recolectores, las bacterias pat贸genas, aunque eran una amenaza para los individuos y las comunidades, no representaban una amenaza real para toda la especie porque la poblaci贸n mundial estaba dividida en muchas tribus.

Cuando un pat贸geno afectaba a un individuo, hab铆a tres resultados posibles: o nada, la tribu enferma y muri贸 o algunos enferman y otros se vuelven inmunes. En cualquiera de los casos, los pat贸genos estaban atrapados en un sistema cerrado: incluso si infectaban a todos en la tribu, no hab铆a forma de que pudieran ir m谩s all谩. Para que ocurra una verdadera epidemia, es necesario que haya muchas m谩s personas agrupadas en un solo lugar.

En otras palabras, ten铆a que haber ciudades. Las primeras ciudades atra铆an animales, como ratas y otras plagas, con sus par谩sitos y bacterias. Y con las plagas vinieron las epidemias.

Quiz谩s la epidemia m谩s famosa sea la peste negra, que comenz贸 en 1347 y acab贸 con un tercio de la poblaci贸n europea a lo largo de los a帽os. Con el tiempo, las ciudades crecieron y cuanto m谩s grandes y pobladas se volv铆an, m谩s f谩cil era que los pat贸genos se propagaran. A pesar de las mejoras en la higiene, las epidemias letales como el c贸lera y la viruela siguieron siendo un problema incluso en el siglo XIX.

Afortunadamente, ya no estamos indefensos ante los pat贸genos, gracias al trabajo de Alexander Fleming. En 1928, Fleming descubri贸 y desarroll贸 el primer antibi贸tico, la penicilina, en gran parte por accidente. Este descubrimiento sent贸 las bases para los antibi贸ticos modernos.

Disclaimer: Cabe recordar siempre que este es simplemente el resumen de un libro, y que antes de tomar cualquier decision relacionada con la salud hay que consultar con un profesional.

Los clientes que disfrutaron de este libro tambi茅n disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res煤menes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor铆as de Res煤menes

Los comentarios est谩n cerrados.