Resumen del libro Organize Tomorrow Today 8 Ways to Retrain Your Mind to Optimize Performance at Work and in Life por el Dr. Jason Selk, Tom Bartow y Matthew Rudy

Resumen del libro Organize Tomorrow Today 8 Ways to Retrain Your Mind to Optimize Performance at Work and in Life por el Dr. Jason Selk, Tom Bartow y Matthew Rudy

Reseña/Sinópsis: Organize Tomorrow Today  es la guía definitiva para lograr una carrera exitosa y una vida plena. El libro nos brinda información y herramientas valiosas para  aumentar nuestra confianza en nosotros mismos y ser más productivos. 

¿Quién es el Dr. Jason Selk?

El Dr. Jason Selk es el director de entrenamiento mental de los St. Louis Cardinals, una liga estadounidense importante Equipo de beisbol. También escribió Dureza en 10 minutos y Dureza ejecutiva. 

¿Quién es Tom Bartow?

Tom Bartow, un ex entrenador de baloncesto universitario exitoso, ahora es un asesor financiero que ha desarrollado un programa de entrenamiento avanzada para asesores de alto nivel en Edward Jones. 

¿Quién es Matthew Rudy?

Matthew Rudy es coautor de más de 20 libros sobre una variedad de temas, incluidos golf, negocios y viajes.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

Paso a paso

¿Qué distingue a los que destacan en su campo? ¿Es una habilidad superior? ¿Tuvieron la suerte de nacer? Las personas con éxito vienen de todos los ámbitos de la vida y no todos comienzan como una superestrella. Pero todos tienen una cosa en común, han creado un estilo de vida que les permite destacar en su campo.

¿Alguna vez nos hemos sentido obligados a hacer un cambio positivo en nuestras vidas? Tal vez ya hayamos hecho una lista de todos los cambios que nos gustaría hacer: pero hacer una lista larga no es la forma más eficiente de hacer cambios.

Nuestra mente solo puede procesar entre cinco y nueve conceptos o datos a la vez. Este fenómeno se conoce como memoria de trabajo y fue descubierto en 1956 por el psicólogo George A. Miller. 

Cuando estamos pensando en algo, se encuentra en lo que se conoce como working memory, o memoria de trabajo, y esta apenas es capaz de mantener unas pocas ideas o conceptos en cada momento. Lo que significa que intentar trabajar con más no solo nos abruma, sino que además es ineficiente. 

Solo podemos lidiar con una cantidad limitada de datos en un momento dado, independientemente de lo que estemos leyendo o mirando. Esto también es cierto cuando hacemos demasiados cambios en nuestras vidas a la vez. Debido a que cada tarea requiere su propia cantidad de datos, hacer malabarismos con varias tareas puede causar una sobrecarga de información en nuestra memoria de trabajo 

Cuando esto pasa, los datos importantes pueden procesarse incorrectamente, lo que puede hacer que cometamos un error. Esto es similar a que un ordenador se congele después de abrir demasiadas aplicaciones. Sin embargo, cuando nos concentramos únicamente en una cosa, los resultados pueden ser asombrosos. Para mejorar nuestras vidas y lograr resultados positivos, debemos comprometernos a hacer los cambios de uno en uno.

Establecer metas anuales específicas y medibles puede ayudar a mejorar nuestra productividad

Tal como dice Stephen Covey en su libro Lo Primero es lo Primero, la mejor forma de ser más efectivos es aprender a establecer prioridades, y crear las circunstancias necesarias para cumplirlas.

Para hacerlo, el autor nos recomienda hacer una lista de las cosas que tenemos que hacer y clasificarlas según su importancia y urgencia. Esto se conoce como la Matriz de Eisenhower, y es un sistema de clasificación que divide las tareas en cuatro tareas de acuerdo a los factores de importancia y urgencia.

Lo ideal, es dedicar nuestro tiempo principalmente a las tareas que son importantes y urgentes, y solo entonces dedicar tiempo a las que son importantes. Si una tarea no es importante pero es “urgente” seguramente solo creamos que es urgente, y que nos sirva sobre todo como una forma de “escapismo”. 

Entender nuestras metas, evita que pasemos más tiempo del necesario perdidos, o que sigamos en una dirección solo para arrepentirnos. Empezar una empresa es una estrategia que nos da una herramienta para cumplir algo que queremos, no es un fin en sí. Por lo tanto, debemos escoger el fin para el que queremos usar esta herramienta.

El primer paso entonces es entender que queremos lograr y crear metas a corto y largo plazo que nos acerquen al objetivo final. Es normal no saber exactamente que queremos al principio, pero siempre es útil tener un punto de referencia con el que podamos comparar y corregir.

Las metas son una declaración precisa de su visión, y establecer metas significa señalar todos los esfuerzos que debe poner para lograr el resultado deseado. 

Una fórmula que puede usar es la del método de objetivos S.M.A.R.T cuyas siglas hacen referencia a las siguientes palabras en castellano:

  • Específico: escriba una meta claramente definida y una lista de los pasos de acción necesarios para alcanzarla.
  • Medible: usted y los demás deben poder ver fácilmente cómo está progresando, en cada paso del camino.
  • Alcanzable: su objetivo puede estar lejos de donde se encuentra ahora, pero ciertamente es factible.
  • Realista: establezca metas y objetivos razonables que pueda esperar lograr confiando en sus esfuerzos.
  • Dirigido: sepa exactamente hacia dónde se dirige y cómo va a llegar allí, y defina las consecuencias y las posibles recompensas para anticipar la realización de la meta.

La importancia de priorizar

Las personas pueden parecer productivas cuando se apresuran de una tarea a la siguiente o realizan múltiples tareas hasta el punto de distraerse. Sin embargo, el comportamiento nace de una falta de habilidades de gestión del tiempo 

La clave para ser más productivos es aprender a planificar. Organizarse efectivamente implica priorizar nuestras tareas creando una lista de las Tres Cosas Más Importantes que queremos lograr. Es importante establecer el tiempo que creemos que nos llevará completar estas tareas. 

De estas tres, los autores nos recomiendan que nos centremos en la más importante, la que debemos completar sí o sí. Al hacerlo, nos aseguraremos de concentrarnos en lo que es más importante para nosotros y será menos probable que olvidemos o pospongamos una tarea más difícil en favor de una meta más simple. 

Además, en lugar de sentirnos abrumados ganaremos una mayor confianza en nuestra capacidad para lograr todos los objetivos establecidos. A la hora de elaborar nuestra lista, debemos tener en cuenta tres cosas. 

Lo primero es no cometer el error de enumerar un proyecto grande y complejo como un solo elemento. En su lugar, busquemos tareas más pequeñas y manejables dentro del proyecto. Segundo, priorizar y planificar nuestro tiempo sabiamente. Determinar nuestra tarea más importante para mañana y es mejor asegurarnos de planificar el tiempo suficiente para completarla. 
Para muchos de nosotros, el tiempo entre el almuerzo y las 3 de la tarde es ideal para trabajar sin interrupciones. Tercero, tomar nota de ello. Poner nuestra estrategia en papel es algo más que recordar lo que se supone que debemos hacer. Apuntarlo activa una parte de nuestro cerebro conocida como el sistema de activación reticular. Esta sección actúa como un filtro, trayendo información importante, como lo que escribimos, para tenerla en mente.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Los clientes que disfrutaron de este artículo también compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Los comentarios están cerrados.