Resumen del libro One Decision The First Step to a Better Life por Mike Bayer 2020

Resumen del libro One Decision The First Step to a Better Life por Mike Bayer 2020

Resumen corto/Sinópsis: One Decision (2020) es una guía para entender los diversos patrones de pensamiento que influyen en que veamos obstáculos u oportunidades. El libro explica por qué con frecuencia basamos las decisiones en la interpretación negativa, aun cuando hay muchas otras posibles respuestas, y ofrece herramientas prácticas para cultivar una mentalidad de crecimiento y tomar decisiones que nos acerquen a la vida que queremos vivir. 

¿Quién es Mike Bayer?

Mike Bayer es un reconocido entrenador de desarrollo personal y fundador de CAST Centers, un centro de bienestar y salud mental de primer nivel. Presenta el podcast Always Evolving y aparece en el programa de televisión Dr. Phil con regularidad. Best Self, un best-seller del New York Times, fue escrito por Bayer. 

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje(PDF)

¿Por qué es importante nuestra mentalidad?

¿Hemos considerado cómo las personas toman ciertas decisiones?  Cada día tomamos alrededor de 35.000 decisiones, y la mayoría de estas decisiones son instintivas. Ni siquiera somos conscientes de que los estamos haciendo. Todas las mañanas, buscamos el café en lugar de preparar una taza de té o sintonizar un canal de noticias favorito.  Aunque puede parecer que sopesar los beneficios y los inconvenientes es todo lo que se requiere, pero hay mucho más detrás de nuestro proceso de decisión. 

Entre los elementos que afectan a nuestras elecciones podemos encontrar el miedo, las emociones fuertes, como cuando estamos enfadados, o una mentalidad negativa. La mayoría de las decisiones que tomamos tienen poco impacto en nosotros, pero hay una decisión consciente que puede marcar una diferencia significativa en nuestras vidas. 

Una vida mejor no es algo que consigamos de la nada, es el resultado de muchas elecciones deliberadas. La primera, y más importante, es  ver oportunidades en lugar de obstáculos. 

Cuando nos centramos en los obstáculos, nuestros problemas parecen insuperables. Estamos atascados y sintiendo pena por nosotros mismos. Incluso podemos culpar a otros o poner excusas por nuestra situación. No importa cuán mala parezca ser una situación, habrá alguna oportunidad de mejorarla. Cuando nos concentramos en verlo de esta forma, nos volvemos más optimistas dejamos de lado todas nuestras quejas y nos centramos únicamente en resolver el problema, que al final es lo que más importa.  

La clave es entender los patrones de pensamiento que dan forma a cómo percibimos el mundo. Influyen en que veamos oportunidades u obstáculos. Estos patrones, según el autor, representan tanto fuerzas positivas como negativas. Permitir que las fuerzas negativas tomen el control nos hace ser pesimistas y ciegos a las oportunidades. Pero entender nuestros sesgos cognitivos y cómo nos afectan nos abre nuevas posibilidades. 

¿Por qué es importante tener una mentalidad positiva?

La diferencia entre las personas que logran sus objetivos y el resto de nosotros, es que las personas positivas ven el «fracaso» como una oportunidad para crecer y aprender. 

Consideremos este escenario: nos vamos de casa para empezar nuestro propio negocio, pero nos quedamos sin nada cuando tenemos 21 años. A los 30 y 40 años, tratamos de iniciar una carrera en la política, pero perdemos una elección tras otra. Podríamos llamar a esta trayectoria de vida una serie de fracasos y, desesperados, renunciar por completo. 

O podríamos hacer lo que hizo Abraham Lincoln y, en lugar de tirar la toalla, aprender de sus experiencias. En su caso, acabó convirtiéndose en uno de los presidentes célebres en la historia de los Estados Unidos. 

Benjamin Franklin es conocido por su papel en la guerra de independencia de Estados Unidos, en concreto por convencer a las tropas francés a ofrecer apoyo durante la guerra. Apoyo sin el cual, no habrían podido obtener la libertad. 

Pero no logró esto a la primera, sino que fue el resultado de una vida en la que dejó de lado su negocio familiar, tuvo problemas de negocios con su hermano que le llevaron a cambiar de ciudad, naufragó durante días, le timaron y enviaron hasta Inglaterra donde tuvo que ganarse la vida sin conocer a nadie. Todos estos son obstáculos que podrían haber tumbado a cualquiera de nosotros, pero que para él no fueron nada más que un paso en su camino.

Otro gran ejemplo es Thomas Edison. Nunca se dio por vencido en su búsqueda para crear la bombilla, incluso después de miles de intentos fallidos. Edison no consideró que sus intentos anteriores fueran un fracaso. En cambio, cada uno fue un descubrimiento que reveló una nueva forma de cómo no crear una bombilla. 

A lo largo de la historia, las personas positivas han demostrado que aprender de los errores y volver a intentarlo son las claves para el éxito. 

¿Cómo desarrollamos nuestras opiniones?

A menudo se nos dice que para entender algo, debemos leer una variedad de fuentes. Esto es según The Atlantic, esto es según el New York Times, y esto es según La Vanguardia. No es raro que todos ellos tengan algo y, a menudo, encontramos que hay múltiples formas igualmente válidas de describir una persona, evento o cosa. 

Por ejemplo, una persona puede afirmar que Internet tiene grandes ventajas porque permite acceso al conocimiento a cualquiera y a cualquier hora, mientras que otra puede afirmar que está lleno de odio y fake news. Ambas afirmaciones son correctas, Internet nos ha proporcionado acceso a una gran cantidad de información, pero también nos ha inundado de «noticias falsas». 

Por ejemplo, una librería puede considerar que Amazon es un desastre para su negocio, mientras que un autor que quiere publicar por su cuenta puede considerarlo una plataforma fantástica para distribuir su trabajo.  

Hace un tiempo la cadena de librerías británica Waterstones describió a Amazon como un «diablo despiadado que solo quiere ganar dinero», mientras que la Sociedad de Autores descubrió que muchas más personas elogiaban a Amazon que las que lo atacaban en una encuesta entre sus miembros. 

Para cada persona, puede significar algo diferente porque el contexto de cada individuo es diferente. Tendemos a simplificar  el mundo y muchas veces olvidamos que el diablo está en los detalles, y por lo tanto en el contexto.

¿Cómo formamos una opinión sobre una figura pública, un país que nunca hemos visitado o cualquier otra cosa? Todo puede empezar con un comentario en nuestro podcast favorito o un vistazo a un titular. Lo que escuchamos primero a menudo influye en nuestros pensamientos posteriores sobre un tema, con lo que se conoce como efecto ancla o sesgo de anclaje. 

Tomemos, por ejemplo, el siguiente relato de una nueva moda de alimentos saludables. La quinoa empezó a ponerse de moda a mediados de la década de 2000 y empezó a distribuirse desde Perú. Escritores en temas de nutrición como Yotam Ottolenghi lo elogiaron y la NASA lo declaró uno de los alimentos más equilibrados del mundo. Sin embargo, pronto surgieron informes de que esta creciente demanda estaba causando estragos en el ecosistema de los Andes, donde se cultiva la quinua. 

Debido a que nuestras mentes son susceptibles a las primeras impresiones, sería más probable que compráramos quinua si nos enteramos por primera vez de lo que dicen los que estan a favor, que si nos enteramos de las posibles desventajas. Esto es lo que se conoce como sesgo de confirmación, y hace referencia a nuestra tendencia a priorizar la información que consideramos como cierta, o la que queremos creer que es cierta.

Después de conocer los beneficios para la salud de la quinua, es posible que nos interese más conocer los beneficios de la col rizada o el aguacate. Si escuchamos por primera vez sobre la quinoa en un informe sobre el daño ambiental, en cambio sería mucho más difícil convencernos de comerla. 

Nuestras opiniones sobre algo ahora pueden influir sobre cómo pensamos sobre el mundo en general. Nuestras opiniones cubren un espacio más grande, un alcance más amplio de lo que solemos creer. Por eso es tan importante entender cuáles son los principales sesgos cognitivos que afectan a nuestra capacidad de tomar decisiones y procesar la información, así como la forma en que funciona nuestro cerebro. Porque estos elementos en conjunto, pueden influir sobre las decisiones importantes que tomamos, como cómo votamos e interactuamos con los demás.

¿Por qué es importante centrarnos en nuestras fortalezas según Malcom Gladwell?

En su libro David y Goliat el autor Malcom Gladwell, cuenta la historia de Vivek Ranadivé, una historia que nos demuestra la importancia de sacar partido a nuestras fortalezas, un concepto muy relacionado con la idea de los Juegos del colonel Blotto.

Cuando Vivek Ranadivé decidió entrenar al equipo de baloncesto de su hija Anjali, se basó en dos principios. La primera fue que nunca alzaría la voz. Era el baloncesto nacional juvenil, la liga con jugadores más jóvenes. 

El equipo estaba compuesto en su mayoría por niños de doce años, y los de doce años, lo sabía por experiencia, no respondían bien a los gritos. Llevaría a cabo sus negocios en la cancha de baloncesto, decidió, de la misma manera que los hacía en su empresa de software. Hablaba tranquila y suavemente, y convencía a las chicas de la sabiduría de su enfoque apelando a la razón y al sentido común.

El segundo principio era más importante. Ranadivé estaba desconcertado por la forma en que los estadounidenses jugaban al baloncesto. El es de Mumbai. Creció con el cricket y el fútbol. Nunca olvidaría la primera vez que vio un juego de baloncesto. Pensó que era una tontería. 

El equipo A anotaría y luego se retiraría inmediatamente a su propio extremo de la cancha. El equipo B entraba el balón y lo driblaba hacia el extremo del equipo A, donde el equipo A estaba esperando pacientemente. Entonces el proceso se revertiría. Una cancha de baloncesto medía noventa y cuatro pies de largo. Pero la mayor parte del tiempo un equipo defendia sólo unos veinticuatro pies de eso, concediendo los otros setenta pies.

Ocasionalmente, los equipos jugarían una prensa de cancha completa, es decir, disputarían el intento de su oponente de hacer avanzar la pelota por la cancha. Pero lo harían solo por unos minutos. 

Era como si hubiera una especie de conspiración en el mundo del baloncesto sobre la forma en que se debía jugar el juego, y Ranadivé pensó que esa conspiración tiene el efecto de ampliar la brecha entre equipos buenos y equipos débiles. Los buenos equipos, después de todo, tenían jugadores que eran altos y sabían driblar y lanzar bien; podían ejecutar con precisión sus jugadas cuidadosamente preparadas en el lado de su oponente. Entonces, ¿por qué jugar de una manera que les facilite a los buenos equipos hacer las mismas cosas que los hacían tan buenos?

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Los comentarios están cerrados.