Resumen del libro Moldea tu Futuro por Niamh O’Keeffe (Future Shaper How Leaders Can Take Charge in an Uncertain World)

Resumen del libro Moldea tu Futuro por Niamh O’Keeffe (Future Shaper How Leaders Can Take Charge in an Uncertain World)

Resumen corto: Future Shaper o en español Moldea tu Futuro explica los retos a los que se enfrentan los líderes del futuro en un mundo que cambia cada vez más rápido. Este libro busca ser el manual para aprender a lidiar con los grandes cambios del presente y del futuro. Aprende a adaptarse y sacar partido a las nuevas innovaciones. Por Niamh O’Keeffe

¿Quien es Niamh O’Keeffe?

Niahm O’Keeffe es una consultora de liderazgo creadora de la empresa First 100, una aceleradora de rendimiento. Es también autora del libro First100 Days: How to Make Maximum Impact in Your New Leadership Role

3 de las ideas principales del libro son:

  • El primer paso es establecer la visión
  • Cómo establecer metas
  • Cómo poner la visión en marcha

El primer paso es establecer la visión

Tal y cómo explica Simon Sinek en su libro Empieza por el Porque, el primer paso es establecer la visión que tenemos a largo plazo, lo que buscamos conseguir. Tener demasiadas opciones nos confunde y estresa. Limitar nuestros objetivos y elegir un camino es la clave para concentrar nuestros esfuerzos y tener alguna oportunidad en un mercado tan competitivo.

Según la autora debemos tener un “resultado preferido” o preferred outcome, algo que queramos conseguir a corto plazo. Cuanto más específico sea este resultado, más fácil será planificar nuestras decisiones para que vayan en esa dirección. No es suficiente decir que queremos lograr un impacto, o que queremos superar a otra empresa.

La pregunta que nos deberíamos hacer es: 

¿Por qué somos líderes? 

¿Qué esperamos conseguir? 

¿Que nos motiva y que ha funcionado hasta ahora o esta empezando a funcionar? 

¿Cómo podemos medir el impacto que estamos teniendo?

Cómo establecer metas

La autora defiende que la clave es imaginar sin ponernos límites. Dejar que nuestra mente vuele, plantee ideas, las una y busque formas de crear nuevos conceptos que sean interesantes y nos permitan cumplir con alguna de las metas que tenemos a largo plazo.

El enfoque se basa en el concepto de brainstorming, o lluvia de ideas, que es básicamente proponer ideas sin juzgar lo buenas que son en el momento. La meta es conseguir una gran cantidad de ideas y filtrarlas después. Donde hay un deseo hay un camino.

Aunque podamos pensar que muchas de las ideas son imposibles o poco prácticas, con el tiempo nos damos cuenta de que nadie puede asegurar que algo sea buena o mala idea.

¿Quién nos habría dicho que sería posible crear órganos en el laboratorio?¿Quién habría imaginado que algún día tendríamos programas capaces de vencer a expertos en sus campos? A veces soñar sin los frenos que solemos poner es la mejor forma de imaginar el futuro cómo realmente será. En estos casos el sentido común no es más que un lastre.

Cuando nos imaginamos el punto de llegada y dedicamos cada día a avanzar un poco más, llega un punto en el que sin darnos cuenta hemos llegado.

Pero para evitar caer en las trampas de los sesgos cognitivos es necesario tener también a personas con puntos de vista opuestos a los nuestros, de forma que podamos considerar todas las perspectivas.

Cómo poner la visión en marcha

Una vez que sabemos que buscamos conseguir, el próximo paso es entender qué pasos debemos seguir para convertirlo en realidad. Hace no mucho los líderes actuaban cómo “monarcas” y soberanos en las empresas, pero hoy en día ya no pueden.

Los empleados no lo aceptarían, y la probabilidad de que los líderes se equivocasen por sesgos cognitivos lo convierte en una mala alternativa.

El modelo actual se basa en negociar con los equipos, y motivarles, de forma que en el proceso las ideas se ven pulidas. Lo primero es especificar cual es el objetivo en términos claros y sencillos, hay que asegurarse de que estamos hablando de los mismo y con las mismas definiciones antes de seguir.

El segundo paso es argumentar porque la idea puede ser interesante. Esto significa explicar porque merece la pena hacerlo, y porque tiene posibilidades de funcionar. La gente intenta evitar los cambios, por eso saber exactamente porque un cambio merece la pena comparado con otros es imprescindible para convencer a otros.

El tercero es trabajar la forma en que transmitimos el argumento. Estudiar cómo hemos transmitido la información hasta ahora y cómo podríamos mejorar el proceso. Estudiar retórica es algo que muchos han dejado pero que podría ser de gran utilidad si queremos mejorar nuestra capacidad de liderazgo.

La retórica se basa tanto en la lógica y peso de los argumentos cómo en el factor emocional. Entender que le gusta a cada empleado y añadirlo a nuestro discurso permite que resuene. también es necesario asegurarse de que nuestros equipos tienen suficiente diversidad para ser robustos y llevar a cabo los proyectos.

Es muy fácil caer en sesgos cognitivos, por eso tener un equipo con gran diversidad de ideas y puntos de vista es necesario para hacer nuestras ideas más robustas. La resiliencia de nuestros equipos es clave para su capacidad de pulir ideas y la de prepararse para posibles problemas que puedan aparecer en el proceso.

El libro nos recomienda hacerlo principalmente con inclusión. Una de las ideas que está de moda en los últimos años es la de la inclusión a nivel cultural para crear robustez.

Y aunque es cierto que de forma indirecta se puede conseguir, hay que tener en cuenta que lo importante no es la cultura, sino la capacidad de pensar de forma independiente, tener habilidad y background distintos y la libertad de expresión en el ambiente de trabajo. La habilidad es lo primero.

Nuestras Categorias de Resumenes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.