Resumen del libro Mira a los ojos del lobo Los 7 principios de los equipos de éxito por Mark Divine (Staring Down the Wolf)

Resumen del libro Mira a los ojos del lobo Los 7 principios de los equipos de éxito por Mark Divine (Staring Down the Wolf)

Rese√Īa/Sin√≥psis: Mira a los ojos del lobo (2020) es una gu√≠a de liderazgo para forjar grandes equipos capaces de crecer frente a la adversidad. Bas√°ndose en las ense√Īanzas de los Navy SEAL, una de las unidades militares m√°s curtidas del mundo, muestra lo que se necesita para comandar un equipo de √©lite.

¬ŅQui√©n es Mark Divine?

Mark Divine es un ex SEAL de la Marina que ha entrenado a miles de aspirantes a SEAL de la Marina. Es due√Īo y dirige el Centro de Entrenamiento SEALFIT en San Diego, California, donde ayuda a atletas, militares profesionales, equipos SWAT, socorristas,  a desarrollar fuerza y car√°cter. 

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje(PDF)

Mira a los ojos del lobo

Los SEAL de la Marina tienen un acr√≥nimo para describir el mundo – VICA – “vol√°til, incierto, complejo y ambiguo”. 

El lobo del miedo encapsula todas las cosas que nos retienen emocionalmente: nuestros miedos, prejuicios negativos y patrones destructivos. Este camino del miedo tambi√©n nos impide lograr nuestras metas. Si alguna vez nos hemos sentido atrapados, es probable que necesitemos confrontar al lobo para liberarnos. 

Esta confrontaci√≥n se llama “Mirar fijamente al lobo”. Solo al lidiar con audacia nuestros patrones y comportamientos negativos podemos disminuir su impacto, superar nuestro miedo y comenzar a alimentar nuestro lobo de coraje positivo. 

Como ex SEAL de la Marina, Mark Divine sabe lo que es caer en situaciones en las que el coraje podr√≠a significar la diferencia entre la vida y la muerte. La clave es adoptar una mentalidad tolerante al riesgo que nos prepare para cualquier cosa. 

Por lo general, nuestro miedo surge durante situaciones estresantes. Ese miedo nos dice que vayamos a lo seguro. A veces, sin embargo, ir a lo seguro es lo contrario de lo que se necesita, como lo demostr√≥ una fuerza de mantenimiento de la paz de la ONU en Mogadiscio, Somalia. 

En octubre de 1993, un helic√≥ptero se estrell√≥, dejando varados a dos pilotos en medio de disparos entre cientos de fuerzas somal√≠es. Las fuerzas de mantenimiento de la paz decidieron esperar refuerzos antes de actuar, pero las fuerzas estadounidenses sab√≠an que el tiempo era esencial. 

En lugar de permitir que el miedo al combate los detuviera, tomaron un riesgo calculado para enfrentarse a los disparos y rescatar a los pilotos. Las mismas lecciones se aplican a nuestra vida. Los SEAL abrazan el riesgo debido a su intenso entrenamiento, que recrea situaciones de batalla de la vida real y los prepara f√≠sica y mentalmente para casi cualquier cosa. 

Con sus miedoS silenciados, pueden tomar decisiones informadas. Se enfocan en la misión y la ponen por encima de todo lo demás.

Genere confianza comprometiéndose con la transparencia, la humildad y el seguimiento

Seg√ļn un ingeniero con el que trabaj√≥ el autor, la confianza es dinero. La confianza, argument√≥, es el bloque base para todo lo dem√°s en una organizaci√≥n. Si nuestros empleados conf√≠an en nosotros, podemos crear cambios radicales con poco retroceso. Y los clientes, proveedores y socios se sentir√°n m√°s c√≥modos trabajando con nosotros. 

Para ganarse la confianza de las personas, es esencial proyectar autenticidad, el primer componente del liderazgo carism√°tico. Para proyectar autenticidad, necesitamos conocernos bien. Es decir, necesitamos saber qu√© es  lo que nos hace ser quienes somos. 

Podr√≠amos intentar hacer pruebas de personalidad para entendernos mejor o hacer videos para poder examinar la impresi√≥n que damos. Para acabar, intentemos pedir comentarios a otros, lo que nos ayudar√° a entender c√≥mo nos ven. Como parte de nuestra reflexi√≥n personal, tambi√©n debemos pensar en nuestros valores y creencias fundamentales. 

Consideremos todo lo que nos ha llevado a donde estamos en nuestra carrera. ¬ŅQu√© aprendimos de cada momento importante y c√≥mo ha cambiado nuestro comportamiento como resultado? Nuestros valores son cualquier cosa que  motive nuestro comportamiento ahora. 

Una vez que hemos articulado nuestros valores, es hora de empezar a vivirlos con convicci√≥n. Por ejemplo, si uno de nuestros valores m√°s importantes es el respeto, debemos asegurarnos de que el respeto sea la norma en la oficina. 

No dudes en hacer cumplir esto: para encarnar nuestro ser m√°s aut√©ntico, debemos estar visiblemente comprometidos con las cosas en las que creemos. La necesidad de comportarnos con convicci√≥n tampoco desaparece cuando las cosas se ponen dif√≠ciles. 

Sin embargo, demasiados gerentes se esconden detr√°s de puertas cerradas despu√©s de implementar decisiones dif√≠ciles. En su lugar, reconozcamos las decisiones que hemos tomado. Si resulta que hemos actuado en base a nuestro error, recon√≥zcamoslo tambi√©n, p√ļblicamente. Incluso en un desastre total, el respeto de nuestros empleados se disparar√° si admitimos nuestros errores.

¬ŅHay un sentimiento de ansiedad, incomodidad o decepci√≥n en nuestras mentes? 

Tal vez nos detengamos en lo que no funcion√≥ o tengamos dudas de que nuestros futuros sue√Īos se hagan realidad. Emocionalmente, podemos sentirnos tristes, malhumorados o entumecidos, f√≠sicamente, podemos carecer de energ√≠a y mentalmente, es posible que no podamos concentrarnos. 

Tal vez tenemos la corazonada de que hay m√°s por ah√≠: m√°s amor, m√°s significado, m√°s satisfacci√≥n. Aqu√≠ es donde entra en juego la honestidad. La integridad es el ant√≠doto contra el sufrimiento porque significa ser uno con nuestro ¬ęyo¬Ľ m√°s profundo y verdadero. 

La palabra integridad ha adquirido un tono un tanto cr√≠tico en el uso moderno, pero literalmente significa ‚Äúcompleto‚ÄĚ y proviene del lat√≠n entero. Cuando un avi√≥n tiene integridad, todas sus partes funcionan juntas para permitirle volar suavemente por el cielo. 

Sin embargo, si pierde integridad, puede detenerse o estrellarse. Eso no tiene nada que ver con el juicio, tiene todo que ver con la f√≠sica. En la vida cotidiana, pasa lo mismo. Para cumplir con las expectativas sociales, a menudo ignoramos o negamos nuestros  sentimientos, lo que nos lleva a la falta de satisfacci√≥n, la ineficiencia y la enfermedad. 

Sufrimos cuando actuamos de maneras que no resuenan con nuestros valores. Cuando nuestro cuerpo, mente, coraz√≥n y alma est√°n sincronizados, nuestro trabajo nos absorbe. Disfrutamos estar con nuestros amigos y dormir bien por la noche. 

Si te ha gustado este libro, seguramente te gusten los siguientes

Los clientes que disfrutaron de este artículo también compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.