Resumen del libro Mejor que Nunca por Gretchen Rubin (Better than Before)

Resumen del libro Mejor que Nunca por Gretchen Rubin (Better than Before)

Resumen corto: Better than Before o en español Mejor que Nunca es un libro que explica los últimos avances en como romper hábitos y cómo desarrollar buenos hábitos. Este libro es una guía para ayudarnos a mejorar nuestros hábitos para conseguir nuestro objetivo. Por Gretchen Rubin

3 de las ideas principales de Mejor que nunca/ Better Than Before: Aprende a Dominar Los Hábitos De La Vida Cotidiana por Gretchen Rubin son

  • Se puede diferenciar a la gente según cómo responde a las expectativas de los demas
  • Los 4 tipos de persona según cómo responden a las expectativas
  • Trucos para poder cumplir con tus nuevos hábitos

Todos empezamos el año con un montón de hábitos que queremos incorporar. Queremos ir más al gimnasio, hacer más deporte, salir más con amigos y mejorar en el trabajo. Y empezamos bien, más o menos vamos haciendo lo que esperamos y nos sentimos bien, pero esto no suele durar.

Se ha visto que solo el 8% de todas las personas cumplen sus expectativas de año nuevo. Eso significa que el 92% de nosotros fallamos en el intento y por eso este libro es tan útil, nos permite entender mejor porque fallamos y con ello podemos estar más preparados para este próximo año 2021

Se puede diferenciar a la gente según cómo responde a las expectativas de los demás

Somos animales sociales y desde pequeños nos enseñan a cumplir las fechas y objetivos que se nos imponen desde fuera. Hasta cierto punto estamos acostumbrados a cumplirlos con mayor o menor éxito, pero no sucede lo mismo con las metas que nos ponemos a nosotros mismos

No estamos tan acostumbrados a cumplir las metas que nos ponemos, nos cuesta hacer lo que llevaría hacia nuestros “sueños” a menos que sea algo divertido o si lo hacemos siempre hacemos menos de lo que sabemos que deberíamos.

¿Cuántas veces has ido al gimnasio desde que decidiste que irías cada día?

¿Cuántos libros has leído desde que decidiste leer uno al mes?

¿O cuántas veces has ido al trabajo caminando en vez de coger el transporte público?

Todas estas son promesas que nos hacemos a nosotros mismos pero que muchas veces somos incapaces de cumplir.

Aunque en un principio gran parte de como reaccionamos a las expectativas internas o externas depende de cómo hayamos crecido y podamos esperar que a la mayoría se nos de mejor cumplir con las externas, la realidad es que hay incluso más diferencias de las que podríamos pensar entre personas

Los 4 tipos

Gretchen ha visto que las personas se pueden dividir en 4 tipos según cómo responden a los compromisos externos e internos, pero antes de eso dejo aquí el test para que veas que tipo eres.

Upholders: Responden bien a ambos tipos

Cuestiones: Son lo que responden bien a imposiciones internas pero no externas

Obligados: Son los que responden bien a compromisos externos pero no a los internos

Rebeldes: Son los que resisten todo tipo de compromiso

Upholders (Favorecedores)

Los que llama upholders o cumplidores son los que consiguen cumplir los hábitos que se imponen ellos o que imponen otros sin problemas, siempre y cuando haya unas reglas que puedan seguir. Esto hace que por ejemplo tengan problemas para cumplir si estan en una situación inesperada

Questions (Cuestionadores)

Como su nombre implica se caracterizan por no hacer las cosas a menos que quieran o conformen con los objetivos que tienen. Se basan en datos y no confían ni en buenos ni malos hábitos hasta que tienen algo para demostrar que merece la pena hacerlos.

Obligers (Complacientes)

Son los que llamaríamos “complacedores” o complacientes. Son personas que son mucho mejor a la hora de cumplir con cosas que les impone otra persona y este tipo funciona muy bien cuando tienen a alguien encima, sea un jefe, un amigo o un coach que les vaya poniendo metas y objetivos

Rebels (Rebeldes)

Estos buscan la autenticidad y como su nombre implica no se dejan llevar por metas internas y mucho menos por metas externas. Funcionan mucho mejor cuando hacen las cosas porque deciden que quieren hacerlas

Ahora que sabemos como funciona cada tipo, el próximo paso es entender como crear mejores hábitos

Trucos para crear mejores hábitos

La mayoría de los trucos que Gretchen ofrece se basan en reducir cuanto tienes que pensar antes de hacer algo.

1)Entiende que tipo eres y adapta tus estrategias:

Su estrategia se basa en convertir las cosas en algo que incorporas en tu vida cotidiana con la menor fricción posible

Por ejemplo si quieres hacer deporte de forma regular y eres de los primeros 3 tipos ponlo en tu calendario

Si eres del tipo que cumple lo harás sin problemas, si eres de los que se cuestiona todo será mejor que busques cual es la forma más eficiente de hacerlo y asi tendras razones de peso para hacerlo (seguramente soy de este tipo y esto me funciona bastante bien), y si eres del tipo que necesita compromiso externo buscate un amigo que vaya al gimnasio y ve el.

Si eres un rebelde supongo que funcionaria si encuentras formas de hacer que el deporte sea divertido así que quizá te funcionaria mejor hacer deportes de equipo o alguno que puedas hacer por tu cuenta en vez de ir al gimnasio

2)Aprovecha los cambios grandes en tu vida para crear nuevos hábitos

La investigadora Wendy Wood vio en un estudio que hasta el 36% de todos los participantes que consiguieron mantener el cambio de dieta acababan de cambiar de vivienda. Esto puede ser un número alto o no, pero sí que es cierto que se ha visto que usar eventos externos como excusa para crear un nuevo tú es una gran estrategia (libro de When) porque te permite romper todas las asociaciones que tenías hasta el momento con el lugar en el que vivías.

3)Haz que los buenos hábitos se puedan incorporar lo más fácilmente posible

Si quieres empezar a hacer algo que no te apetece mucho añadir grados de dificultad antes de hacer la acción no es una gran idea.

Si quieres ir al gimnasio cada día prepárate la ropa el día antes, o incluso duerme con ella puesta, para que sea lo más fácil posible ir al gimnasio al día siguiente. Te podrás despertar no pensar nada y simplemente ir a hacer lo que tienes que hacer

4)Haz que los hábitos sean lo más divertidos que puedas

La razón por la que nos cuesta hacer los nuevos hábitos que nos ponemos aunque sabemos que van a beneficiarnos es que la recompensa suele estar demasiado lejos en el tiempo como para que la asociemos con la acción

Así que si quieres asegurate de hacer deporte intenta hacer que sea divertido. Un estudio de unos investigadores suecos demostró que si las escaleras producían música era un 66% más probable que la gente las usase.

Otro truco que puedes usar es añadir un elemento de sorpresa + recompensa, que es lo que hizo James Clear en su libro para crear un hábito de meditación.

Tenía una jarra con bolas rojas (10) y azules (90) y cada mañana sacaba una bola, si era roja no meditaba y si era azul meditaba.

Al hacer esto metes un elemento aleatorio que como podemos ver por lo adictivos que son los juegos de azar, funciona, y lo segundo que hace es meter una recompensa de forma que asocias la acción de sacar la bola con una recompensa y al crear el hábito de sacar una canica cada mañana estarás seguro de tener una oportunidad para recordar que tienes que meditar.

5)Elimina todas las posibles tentaciones

Asegúrate de que cada vez que vayas a eliminar un mal hábito quites todo lo que te pueda recordar a ese hábito de tu vista. Si haces esto es mucho más fácil que lo elimines.

Si tienes problemas mirando el teléfono cada vez que te pones a trabajar simplemente quítalo de donde trabajas y así te aseguras que será mucho más difícil que te pongas a mirar el móvil.

Así que asegúrate de eliminar todas las posibles tentaciones.

6)Si puedes encadena hábitos

Si ya has conseguido crear un buen hábito y hacerlo a diario algo que puedes hacer para aprovecharlo aún más es unirlo a algún otro hábito.

Es mucho más difícil crear un nuevo hábito, sobre todo cuando recordamos que solo el 8% de las personas consigue cumplir con sus objetivos de año nuevo, así que aprovecha algo que ya funciona para crear algo más.

7) Usa la estrategia de crear tentación

Se basa en juntar lo que disfrutas y lo que te cuesta. Crea una norma que solo te permita hacer algo que te encanta mientras haces una actividad que no te gusta, por ejemplo puedes permitirte tomar un cruasán solo cuando has cocinado una comida sana y telas acabado.

Si odia la verdura añadir la recompensa al final te permitirá reducir la resistencia que puedas tener y hacerlo.

Lo mismo si no te gusta ir a hacer la compra, simplemente tienes que ponerte tu música favorita o tu podcast favorito cada vez que salgas a comprar. Así una actividad que quizá odiabas antes, se convierte en algo que disfrutas mucho más.

8)Asegúrate de darte recompensas

Si vas cumpliendo con los hábitos que te pones date recompensas para que asocies el sentimiento de hacerlos con algo más además del placer de hacer algo que debes, a veces solo eso no es suficiente, así que aprovecha nuestras tendencias por objetos terrenales.

Si consigues hacer todas las tareas que tenías para el día, recompensate con 1h de tu serie favorita, o con una cena fuera, cualquier cosa que tu disfrutes. Si vas haciendo esto irás convirtiendo el hábito en algo que funcione mejor y mejor.

Nuestras Categorias de Resumenes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.