Resumen del libro MANADA C贸mo unirnos, liberar nuestro poder y cambiar el juego por Abby Wambach (WOLFPACK)

Resumen del libro MANADA C贸mo unirnos, liberar nuestro poder y cambiar el juego por Abby Wambach (WOLFPACK)

Rese帽a/Sinopsis: Manda (2019) es un grito de guerra para que las mujeres se unan, se empoderen mutuamente y celebren los logros de las dem谩s. Bas谩ndose en su聽 carrera como atleta profesional, la autora Abby Wambach explora c贸mo las mujeres de todo el mundo pueden fortalecerse y lograr la igualdad.

驴Qui茅n es Abby Wambach?

Abby Wambach es doble medallista de oro ol铆mpica, campeona de la Copa Mundial de la FIFA y la m谩xima goleadora internacional de todos los tiempos, tanto para futbolistas masculinos como femeninos. Adem谩s de ser un defensor de la diversidad y la igualdad, Wambach tambi茅n es el autor m谩s vendido del New York Times de Forward: A Memoir.

Colecci贸n de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje(PDF)

El mundo del deporte en la actualidad

Cuando Wambach se retir贸 del f煤tbol profesional en 2015, ESPN honr贸 su  carrera con un premio Icon en su glamorosa entrega de premios, ESPYS. De pie en el escenario esa noche, Wambach estaba llena de gratitud hacia el mundo del deporte por permitirle experimentar este momento. Pero mientras yac铆a en la cama esa noche, con los o铆dos todav铆a zumbando por los aplausos, la gratitud se desvaneci贸 y fue reemplazada por una emoci贸n m谩s oscura: la ira. 

La ira de Wambach se origin贸 un momento antes en la noche cuando comparti贸 el escenario de ESPYS con otros dos atletas que se retiraban y que tambi茅n recibieron premios Icon, Kobe Bryant y Peyton Manning. Cuando ella, Bryant y Manning abandonaron el escenario, Wambach se dio cuenta de repente de que, aunque los tres eran atletas de clase mundial con la misma determinaci贸n, compromiso y dedicaci贸n a sus deportes, hab铆a una diferencia ineludible entre ellos y ella. 

Aunque ellos pod铆an esperar una jubilaci贸n tranquila, ella tendr铆a que pensar en su pr贸ximo paso profesional. Bryant y Manning ten铆an libertad financiera, algo que rara vez se les otorga a las mujeres atletas. Incluso un breve vistazo a los n煤meros resalta la frustrante inequidad entre las estrellas deportivas masculinas y femeninas. 

Por ejemplo, los ganadores masculinos de la Copa Mundial de la FIFA 2018 se llevaron colectivamente a casa la asombrosa cantidad de 鈧38 millones, diecinueve veces m谩s dinero que el que recibieron las ganadoras de la Copa Mundial Femenina en 2015. Esta desigualdad es a煤n m谩s impactante cuando consideramos el hecho de que EE.UU. El equipo de f煤tbol femenino Nacional gener贸 m谩s de 鈧6 millones en ingresos, mientras que sus contrapartes masculinas ganaron menos de 鈧2 millones. 

La brecha salarial de g茅nero no es solo un problema en los deportes. Es un problema para las mujeres en todas partes. En 2018, las mujeres estadounidenses de todos los grupos de edad e industrias obtuvieron s贸lo el 81 % de los ingresos de sus equivalentes masculinos. 驴Cu谩l es la causa de esta continua desigualdad?

Wambach cree que parte del problema es la gratitud, esa emoci贸n fugaz que experiment贸 en el escenario de ESPYS esa noche. Espec铆ficamente, las mujeres a menudo se sienten tan abrumadas por la gratitud por el simple hecho de ser incluidas, reconocidas o recibir un cheque de pago que tienen miedo de pedir m谩s.聽

El obst谩culo es el camino

Como una joven jugadora prometedora en el equipo nacional juvenil, Wambach pudo echar un vistazo a la vida de sus 铆dolos durante una gira por el equipo nacional de f煤tbol femenino de EE. UU.. Cuando volvi贸 para observar todo lo que la rodeaba, un elemento destac贸: una fotograf铆a.

Alguien hab铆a puesto una imagen del partido de la copa mundial entre el equipo femenino de EE. UU. y sus hom贸logos noruegos. Pero algo no ten铆a sentido. Wambach sab铆a que este era un partido que sus h茅roes hab铆an perdido. 驴Por qu茅, se pregunt贸, una foto de su derrota ocupaba un lugar de honor en su vestuario?聽

A帽os despu茅s, cuando ella misma se uni贸 a la selecci贸n nacional, Wambach finalmente se arm贸 de valor para preguntar sobre esa fotograf铆a. La respuesta que consigui贸 cambiar铆a su perspectiva y su fracaso para siempre. Los veteranos del equipo le dijeron que aunque su mayor prioridad era ganar partidos, eso no significaba que tuvieran miedo de perderlos. Lejos de rechazar la idea del fracaso, el equipo estaba decidido a recordar cada uno de los contratiempos que hab铆an sufrido. 

Porque para estos jugadores, el fracaso significaba una cosa: combustible. Combustible para salir y demostrarse a s铆 mismos que pueden volver m谩s fuertes que nunca. 驴Funcion贸 esta estrategia? Bueno, los compa帽eros de equipo de Wambach dijeron que el a帽o despu茅s de colocar esa fotograf铆a, ganaron su primera medalla de oro en los Juegos Ol铆mpicos. 

Esta historia le ense帽贸 a Wambach a aprovechar el potencial del fracaso. Desafortunadamente, muchas personas nunca son capaces de hacer eso. Creen que deben hacerlo todo a la perfecci贸n, una vieja expectativa impuesta por el patriarcado.  cuando las mujeres experimentan el fracaso y se dan cuenta de que no son perfectas, pierden el valor. Comienzan a creer que fueron impostores todo el tiempo. 

Las tres estrategias de escapismo y c贸mo nos afectan

Eric Underwood, un bailar铆n de gran renombre que ha actuado con el American Ballet Theatre e incluso en el Royal Ballet. Dado que no empez贸 a bailar hasta los 14 a帽os, el talento de Underwood es a煤n m谩s impresionante, porque la mayor铆a de profesionales empiezan sobre los 5-7 a帽os, lo que les da una ventaja de casi 9 a帽os sobre 茅l. 

Underwood considera que lo que le permiti贸 llegar donde esta fue su deseo de cambiar su vida. Naci贸 en uno de los peores barrios de Washington y aunque nunca se hab铆a imaginado bailando ballet, cuando la escuela local de artes esc茅nicas hizo un anuncio para nuevos estudiantes, Underwood pudo asegurar una audici贸n de actuaci贸n. 

Pero a diferencia de las pel铆culas, este primer intento no le fue demasiado bien y se qued贸 en blanco a la mitad. Para muchos de nosotros esto habr铆a sido la excusa perfecta para darnos por vencidos y quejarnos de nuestra falta de talento, pero para 茅l, fue algo que le motiv贸 a esforzarse a煤n m谩s. 

Se dio cuenta de un grupo de bailarinas calentando antes de su audici贸n de baile cuando se iba. Aunque nunca hab铆a tomado una clase de baile en su vida, Underwood valientemente le dijo al examinador que pod铆a hacer cualquier cosa que ella le mostrara, y  acab贸 siendo aceptado. Al permanecer concentrado en el objetivo final, Underwood pudo superar su decepci贸n inicial e idear una nueva estrategia cuando la primera fracas贸.

Seg煤n la autora hay tres estrategias que se suelen utilizar para lidiar con los obst谩culos, y comprender nuestra estrategia puede  ayudarnos cuando nos enfrentamos a contratiempos. La primera estrategia es evitar todos los obst谩culos.  Esta es quiz谩 una de las peores, porque nunca avanzamos y nos damos por vencidos con  facilidad. 

La segunda es la de externalizaci贸n, y se basa en culpar al obst谩culo por nuestro fracaso en lugar de considerar nuestro propio papel en el resultado. Underwood, por ejemplo, podr铆a haber culpado al panel de audiciones o decir que hab铆a sido mala suerte. En cambio, acept贸 la responsabilidad de su situaci贸n e ide贸 un camino alternativo a su destino. 

La tercera estrategia es la de crear mini obst谩culos para tener una excusa y no seguir adelante. Por ejemplo, podr铆amos decirnos a nosotros mismos que no aprender a tocar el viol铆n porque no tenemos un viol铆n. Las tres estrategias de escapismo nos impiden poner a prueba nuestras habilidades, seguir mejorando, y ante todo nos hacen sentir como v铆ctimas incapaces de cumplir sus metas. Todos caemos en alguno de estos patrones en alg煤n momento, o en alguna de las 谩reas de nuestra vida. Esto puede ser bastante perjudicial y alejarnos de nuestro ideal, por eso es importante entender como reaccionamos ante los obst谩culos y desarrollar estrategias que nos permitan mejorar.

Si te ha gustado este libro, seguramente te gusten los siguientes

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res煤menes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor铆as de Res煤menes

Los comentarios est谩n cerrados.