Resumen del libro Lifescale How to Live a More Creative, Productive, and Happy Life por Brian Solis 2019

Resumen del libro Lifescale How to Live a More Creative, Productive, and Happy Life por Brian Solis 2019

Resumen corto/Sin√≥psis: Lifescale (2019) aborda la lucha moderna por concentrarse en un mundo dise√Īado para distraernos. Nuestra capacidad de atenci√≥n se ha reducido dr√°sticamente como resultado de la tecnolog√≠a y las redes sociales.

Hace una década, el empleado promedio cambiaba de tarea cada tres minutos, pero ahora lo hacemos cada 45 segundos. No solo eso, sino que se dice que los trabajadores revisan su correo electrónico más de 70 veces al día y cambian de tarea en sus ordenadores 560 veces. Las distracciones no solo son malas para la productividad, también tienen un impacto en nuestra creatividad, salud mental y satisfacción en general. El libro proporciona soluciones prácticas para aumentar nuestra productividad y mejorar nuestra capacidad de atención, y métodos para determinar el significado, los valores y las metas que nos impulsarán hacia adelante. 

¬ŅQui√©n es Brian Solis?

Brian Solis es un reconocido analista digital y conferenciante que ha pasado casi 30 a√Īos investigando el impacto de la tecnolog√≠a en la sociedad y los negocios, y ha ayudado a las principales empresas emergentes y marcas a desarrollar estrategias de innovaci√≥n y transformaci√≥n digital. Solis ha escrito ocho libros superventas, incluidos What’s the Future of Business y The End of Business as Usual.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje(PDF)

¬ŅPor qu√© nos cuesta tanto concentrarnos hoy en d√≠a?

Todos hemos escuchado que admitir que tenemos un problema es el primer paso hacia la recuperación. No es difícil ver que muchos de nosotros luchamos con la distracción. La tecnología y las redes sociales son los principales culpables y por eso Brian Solis nos presenta su método Lifescaling, un método para redescubrir no sólo nuestra capacidad de concentración sino también nuestra creatividad y propósito. Sin embargo, antes de que podamos trabajar en nuestro enfoque, debemos entender por que este estado de distracción no es un accidente.

Tenga en cuenta los numerosos dispositivos a nuestra disposici√≥n, as√≠ como las numerosas aplicaciones y plataformas multimedia disponibles a trav√©s de ellos. Estas empresas deben competir por nuestra atenci√≥n, lo que hacen a trav√©s de optimizar todos sus elementos para ser lo m√°s adictivos que puedan. 

Este es un m√©todo para dise√Īar productos que explotan nuestras emociones, la forma en que funciona el cerebro y con ello influyen en nuestro comportamiento. Como humanos, estamos programados para la reciprocidad social, lo que significa que esperamos que los dem√°s correspondan a nuestras acciones positivas. Consideremos c√≥mo reaccionan las personas ante los cumplidos y c√≥mo se sienten obligados a devolverlos. 

Las notificaciones sobre “Me gusta” en nuestras publicaciones o mensajes en las alimentan este deseo de reciprocidad. Cuando los vemos, nos vemos obligados a seguir interactuando y comprobando cu√°ntos me gusta o mensajes hemos recibido. Con t√°cticas como esta, no sorprende que solo podamos pasar unos minutos sin alcanzar nuestros tel√©fonos. 

Y quiz√° la principal raz√≥n por la que nos cuesta tanto concentrarnos es que estas empresas estan haciendo bien su trabajo, y disfrutamos sus productos. Cuando nos enfrentamos a tareas dif√≠ciles, trabajos que no nos gustan o problemas como la ansiedad y la soledad, las aplicaciones nos dan una v√≠a de escape. 

Pero aunque nos podamos sentir mejor durante unos segundos o minutos, escapar a las redes sociales no resuelve nuestros problemas, y con el tiempo solo hara que tengamos m√°s ganas de escapar y que nos cueste m√°s concentrarnos. 

Nuestros cerebros, sin embargo, tienen una capacidad finita de concentraci√≥n y productividad. Multitasking es el t√©rmino que usamos para referirnos a la habilidad de hacer varias tareas a la vez. Debido a que ‚Äúparece‚ÄĚ que podemos hacer dos o m√°s acciones a la vez, como puede ser escuchar m√ļsica a la vez que leemos algo, solemos pensar que el multitasking es una habilidad que se puede desarrollar.¬†

Pero por desgracia, diversos estudios explican como el multitasking es realmente algo que ‚Äúnuestro cerebro nos hace creer‚ÄĚ.

En realidad no somos capaces de hacer varias tareas que requieran nuestra concentración a la vez, sino que simplemente se trata de hacer cambios tan rápidos, que parece que estuviésemos haciendo ambas.

De la misma forma que nuestro cerebro es capaz de evitar que detectemos que tenemos un punto ciego, que es la zona de la retina en la que surge el nervio √≥ptico y que por lo tanto carece de la capacidad de recibir luz y por lo tanto ver, que nuestro cerebro ‚Äúrecrea‚ÄĚ para que no notemos estos espacios, tambi√©n es capaz de ‚Äúfabricar‚ÄĚ la percepci√≥n de que podemos saltar de un tipo de tarea a otra sin problemas.

Pero que nuestro cerebro pueda hacer que parezca que podemos hacer dos tareas a la vez sin problemas, no significa que realmente debamos intentarlo.

El coste de cambio o switching cost

La principal desventaja del fenómeno de multitasking es que el cambio de una tarea en la que estamos altamente concentrados, a otra que también requiere alta concentración, es lo que se conoce como coste de cambio, o switching cost.

El coste de cambio es el fenómeno por el cual cada vez que cambiamos de una tarea a otra, debemos hacer un esfuerzo para recordar lo que estábamos haciendo y pensando lo cual por desgracia suele implicar que olvidemos parte y que por lo tanto se pierda algo de efectividad cada vez que cambiamos de tarea.

Esto afecta sobre todo cuando se trata de tareas altamente complejas, ya que la cantidad de elementos a tener en cuenta es mayor y por lo tanto la cantidad de ideas que podemos olvidar también aumenta.

De esta forma, intentar hacer varias tareas a la vez implica que no podremos concentrarnos por completo en 1 y desarrollarla lo cual a su vez implica que no podremos usar lo que Cal Newport llama trabajo profundo, o deep work, que se basa en concentrarse en un tema para desarrollar ideas y conceptos m√°s complejos.

El primer paso del método Lifescale de Brian Solis

Lo que Brian Solis llama el ‚Äúattention hacking‚ÄĚ es el primer paso en de su m√©todo Lifescale y nos permite volver a aprender a concentrarnos, y se basa en enfrentarnos a la procrastinaci√≥n. Si alguna vez hemos limpiado toda la casa en lugar de trabajar, incluso sabiendo que tenemos que entregar un informe al d√≠a siguiente, hemos experimentado la procrastinaci√≥n. 

Es posible que no nos demos cuenta de que probablemente pospongamos el trabajo para evitar sentimientos incómodos, sea porque queremos hacerlo perfecto pero tenemos miedo a que lo que hagamos no se acerque a lo que creemos que deberíamos hacer, o que no queramos ver a alguien en la reunión, la procrastinación tiene un sinfín de formas.

Pero la procrastinaci√≥n, como las redes sociales, no es una soluci√≥n, y lo √ļnico que hace en realidad es reducir la cantidad de tiempo disponible para el trabajo, lo que exacerba los sentimientos negativos. 

Para lidiar con este problema Brian nos recomienda cambiar nuestra percepci√≥n de nuestra lista de tareas pendientes. En lugar de centrarse en lo negativo, debemos tener en cuenta lo que ganaremos al completar las tareas. Muhammad Ali, uno de los mejores boxeadores de la historia, odiaba el entrenamiento, pero super√≥ la procrastinaci√≥n dici√©ndose a s√≠ mismo: “Sufre ahora y vivir√°s el resto de nuestras vidas como campe√≥n”. 

Una vez que hemos conquistado nuestra forma de pensar, podemos tomar medidas pr√°cticas para que nuestro trabajo sea m√°s f√°cil de completar. Si somos ‚Äúp√°jaros ma√Īaneros‚ÄĚ, y por lo tanto tenemos nuestras mejores horas por la ma√Īana, podemos programar nuestras tareas de alta prioridad para la ma√Īana, cuando nuestras mentes est√°n m√°s alertas.¬†

Una de las razones por las que procrastinamos es que la tarea es complicada o nos cuesta, y muchas veces esto pasa porque lo intentamos hacer cuando ya estamos cansados o no estamos en un estado mental adecuado. Por eso, es importante conocer nuestro cronotipo, porque saber cuando trabajamos mejor nos puede permitir sacar m√°s partido a nuestra energ√≠a y tiempo. 

Alondras (p√°jaro ma√Īanero) : Son las personas cuyos ciclos circadianos requieren que duerman temprano y que se despierten temprano.

Sus mejores horas son por la ma√Īana y por la tarde noche tienen mucha m√°s dificultad para trabajar

B√ļhos (p√°jaro nocturno) : En su caso son las personas que tienen m√°s energ√≠a por las noches y necesitan dormir tarde o por las ma√Īanas.

Estas personas tienen su mayor nivel de productividad durante la madrugada. Un ejemplo de b√ļho era Eddison a quien pod√≠a encontrarse trabajando en su laboratorio por las noches

Tercer p√°jaro : Esto hace referencia a las personas que no son ni buhos ni alondras.

En este caso suelen preferir despertarse algo pronto, pero no tanto como las alondras. Sus mejores horas son por la ma√Īana cerca de las 11 comparado con las alondras cuyas mejores horas son antes de las 11

Para saber que tipo de cronotipo es el nuestro podemos usar estas simples preguntas. En un dia no laboral, no tienes que controlar cuando te despiertas:

¬ŅA qu√© hora te sueles ir a dormir?

¬ŅA qu√© hora te despiertas?

Un estudio de casi 10,000 resonancias magn√©ticas realizado por el Instituto Neurol√≥gico de Montreal descubri√≥ que el cerebro se encoge durante el d√≠a y solo vuelve a su tama√Īo completo despu√©s de una buena noche de descanso. 

Por eso es recomendable empezar nuestro d√≠a, sea por la ma√Īana o a media noche, con las tareas m√°s dif√≠ciles y pasar a las tareas m√°s f√°ciles m√°s tarde. Y debemos asegurarnos de apagar todas las notificaciones del dispositivo mientras trabajamos, porque seg√ļn una investigaci√≥n, cada vez que revisamos nuestros tel√©fonos, aumentamos el tiempo requerido para completar una tarea en un 25% de media. 

Trabajar en períodos cortos y tomar descansos planificados, también aumenta la productividad. La Técnica Pomodoro, que divide el trabajo en sprints de 25 minutos separados por descansos de cinco minutos, es un buen método muy famoso y de gran utilidad, y para asegurarnos de que estos descansos nos llenen de energía, debemos hacer algo que nos haga felices. Esto puede incluir estirar, dar un paseo corto o llamar a un amigo.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Los clientes que disfrutaron de este artículo también compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.