Resumen del libro Las cuatro tendencias por Gretchen Rubin Las 4 Tendencias por Gretchen Rubin (The 4 Tendencies)

Resumen del libro Las cuatro tendencias por Gretchen Rubin Las 4 Tendencias por Gretchen Rubin (The 4 Tendencies)

Resumen corto: The 4 tendencies o en español Las 4 Tendencias Los Perfiles Básicos de Personalidad Que Te Enseñan a Mejorar Tu Vida nos presenta un sistema para entender como nuestra personalidad afecta a como lidiamos con las expectativas internas y externas para entender como optimizar nuestra formación de nuevos habitos. Por Gretchen Rubin

3 de las ideas del libro Las Cuatro Tendencias por Gretchen Rubin

  • Las 4 tendencias: favorecedores, cuestionadores, complacientes, rebeldes
  • La mayoría somos complacientes y es el grupo más complicado
  • Los perfiles no son absolutos sólo son guías

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

Las Cuatro Tendencias: favorecedores, cuestionadores, complacientes, rebeldes

A lo largo de nuestra vida vamos desarrollando una forma de lidiar con las expectativas tanto a nivel externo, que quieren que hagamos, como a nivel interno, que esperamos de nosotros mismos.

Según cómo lidiamos con estas expectativas Gretchen divide a las personas en 

Favorecedores

Son los que pueden lidiar tanto con expectativas externas como internas. Les encantan las normas, y planear como hacer las cosas, son capaces de motivarse a sí mismo y de mantener la disciplina.  Si les decimos exactamente qué han de hacer serán capaces de hacerlo

Cuestionadores

Son capaces de cumplir sus propias expectativas pero les cuesta cumplir con las externas. Han de ver un propósito en lo que tienen que hacer, y si no lo ven no lo hacen. Si se explica bien porque algo es importante serán capaces de hacer sin problemas

Complacientes

La mayoría de las personas entran dentro de esta categoría, son capaces de cumplir con las expectativas de los demás sin problemas, pero les cuesta cumplir con las suyas propias. Si quieren conseguir algo han de tener a alguien externo que les ‘’fuerce’’ a hacerlo. Trabajan mucho mejor cuando tienen un sentimiento de deber y les encanta trabajar en equipos

Rebeldes

Se resisten tanto a expectativas internas como externas. Ante todo quieren ser libres, y expresar su propia individualidad. Trabajan bien con hechos, y la mejor forma de motivarles es presentarles las tareas como un reto y dejar que lo hagan sin presión.

La mayoría somos complacientes y es el grupo más complicado

Tras hacer el test 700 mil personas se ha visto que el grupo mayoritario es sin duda el de los complacientes. Esto se puede explicar en gran parte por cómo funciona el sistema educativo actual, en el que nos presentan tareas en las que hay una respuesta correcta y esperan que la hagamos a la perfección.

Es un tipo de personalidad que funciona muy bien cuando hay que hacer tareas concretas en las que se sabe el proceso y el resultado, y era el grupo fundamental durante la revolución industrial.

Los complacientes se enfrentan al conflicto interno más grande a la hora de trabajar, ya que siempre ponen a todos los demás ante ellos. 

Esto hace que se sientan frustrados por no poder priorizar lo que quieren hacer y en muchos casos acaban con actos de autosabotaje que les hacen daño tanto a ellos como a las personas con las que trabajan

Para que puedan sacar provecho a su forma de trabajar han de crear sistemas que les permitan ser consistentes con sus metas, un equipo que les ayude y un lider al que seguir. Si consiguen esto serán de los grupos mas productivos.

Los perfiles no son absolutos sólo son guías

Todos los perfiles que nos comenta Gretchen son útiles y pueden explicar gran parte de nuestro comportamiento, pero como en la mayoría de los libros son tan solo simplificaciones de cómo funciona el mundo.

Esto significa que nadie será nunca 100% de un tipo, ni que lo vaya a ser toda su vida. Sino que simplemente hay un tipo o dos que son los que más se acercan a cómo se comporta. 

Lo importante es usarlos como guía para entender mejor que nos funciona para motivarnos y que podamos seguir adelante y a partir de allí adaptarlo para que podamos sacarle el mayor partido a nuestras vidas.

En mi caso mi tendencia principal es la de cuestionador  y esto significa que a menos que entienda exactamente porque debería hacer algo o qué sentido tiene hacerlo lo más seguro es que no lo haga.

Esto significa que trabajo mucho mejor con libertad para poder buscar mis métodos para trabajar, y que si tengo que trabajar en equipo lo mejor es hacerlo en un equipo en el que sepamos qué queremos conseguir.

De la misma forma me cuesta mucho menos hacer algo si lo decido yo, comparado con hacer algo si lo decide otra persona. 

Pero esto no significa que se aplique siempre para todo, por ejemplo si el consejo es de alguien que respeto, o si he entrado en un equipo entonces cumpliré con lo que se espera y yo mismo buscaré el sentido si hace falta.

O si veo que algo funciona, sepa o no el porque, lo seguiré haciendo sin centrarme en entender el porque exacto hasta que sea necesario.

Las categorías nos sirven para entendernos, y entender a las personas con las que trabajamos.  Si entendemos las características podemos resolver los problemas antes de que pasen y trabajar mucho mejor en equipo.

Pero elegir que tipo queremos ser es cosa nuestra, porque con esfuerzo y cambios de mentalidad podemos llegar a ser el tipo que más nos convenga.

Si te ha gustado este libro, seguramente te gusten los siguientes

Los clientes que disfrutaron de este artículo también compraron

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.