Resumen del libro la Guerra del Arte de Steven Pressfield (The War of Art)

Resumen del libro la Guerra del Arte de Steven Pressfield (The War of Art)

Resumen corto: The War of Art o en español La Guerra del Arte nos habla sobre la creatividad y la necesidad de disciplina y trabajo duro para poder crear. El artista es aquel que crea algo todos los días a la misma hora. El aficionado es el que espera a la inspiración. Entiende los factores que influyen en tu procrastinación y eliminalos. Por Steven Pressfield

¿Quién es Steven Pressfield?

Steven Pressfield es uno de los autores más conocidos en el campo de aprender a escribir y cómo pasar de ser un amateur a ser un profesional. En sus libros nos describe cómo enfrentarnos a los diferentes problemas que podemos encontrar en estos libros.

Haz el Trabajo (Do the Work)

Convertirse en profesional (Turning Pro)

La Guerra del Arte por Steven Pressfield nos trae principalmente 3 lecciones

La resistencia

No estamos solos

Has de tratar a tu sueño como un trabajo a tiempo completo

La Guerra del Arte y la Resistencia

Cuando vemos a alguien que ha conseguido la posición que deseamos, o ha ganado aquel concurso qne el que nos gustaría participar lo primero que pensamos es lo afortunados que son, o cuanto talento tienen. Pero siempre nos olvidamos de cuanto trabajo han tenido que hacer para ello.

Un gran ejemplo de esto es el autor de este libro Steven Pressfield, el autor ha tenido una multitud de trabajos que mantuvo a medida que hacía otros trabajos para sustentarse durante años.

Durante años escribió todos los días, sin importar cuantas veces rechazaron sus manuscritos o cuantos de sus libros y películas fuesen mal.

Siguió aun así, siguió escribiendo y ahora podría decirse que su posición entre artistas y como alguien que entiende la dificultad del proceso es enorme.

Su gran dedicación nos ha mostrado que se puede hacer y nos ha dejado con dos libros que nos permiten entender al enemigo, la resistencia.

La resistencia es como el autor se refiere a esa dificultad que todos tenemos a hacer el trabajo que sabemos que hay que hacer. Son esas ganas de ir a por la recompensa inmediata en vez de ir hacer el trabajo que nos llevará donde queremos.

La resistencia es nuestra debilidad. Es nuestra falta de esfuerzo y nuestra clave para la mediocridad.

Y por eso el trabajo de todo artista que quiera pasar de aficionado a real se sustenta en sentarse a hacer el trabajo cada día. Para ello podemos usar muchos métodos, pero esos son temas de otros libros.

No estamos solos

Al principio podemos pensar que somos los únicos que somos incapaces de hacer tanto trabajo como nos gustaría. Pero eso no podría estar más lejos de la realidad. Todos tenemos dificultades a la hora de hacer el trabajo

Todos tenemos excusas que usamos para escabullirnos y no hacer lo que sabemos que deberíamos.

Y como todos lo hacemos, simplemente sentarnos a hacer el trabajo ya nos da el derecho a decir que somos artistas, solo si me siento a escribir cada día sin falta puedo decir que soy un escritor.

No es un escritor el que hace un artículo que vende, no es escritor el que hace un libro que vende, es escritor aquella persona que es capaz de convertirse en un escritor día a día, con esfuerzo y con disciplina.

Solo es escritor aquel que es capaz de dedicarse al proceso dia tras dia

Así que el primer paso es descubrir que es lo que quieres hacer y dar el primer paso para convertirlo en parte de ti. Vence a la procrastinación y dedícate a hacer lo que necesitas hacer, lo que sabes que has de hacer.

Has de tratar a tu sueño como un trabajo a tiempo completo

Si quieres ser un escritor no puedes decir que solo escribirás cuando te apetece. No puedes dejar que lo controle la “inspiración“. Has de convertirlo en algo que tu puedas controlar

Tú sólo puedes controlar el trabajo que haces cada día. Solo puedes controlar las horas que dedicas, solo puedes controlar tu esfuerzo, el número de palabras que escribes, el número de paginas que acabas y el número de obras que sacas. Nada más.

Todo lo otro está fuera de tu control y no es más que una distracción, lo único importante es el proceso. Y dedicarse en cuerpo y alma al proceso es lo que entendemos por un profesional.

Si realmente es tu sueño hacer algo, deja las excusas de lado y dedicarse en cuerpo y alma a avanzar paso a paso. Para hacer lo que necesitas, dedícate al proceso.

Dedicale el respeto que se merece.

Dedícate el respeto que te mereces.

El cambio al tratarlo como un trabajo

Cuando cambias tu perspectiva cambia lo que haces y cómo lo haces. Ahora no puedes permitirte no estar a la hora donde deberías estar

Ahora no puedes dejarlo cuando se pone difícil. Lo haces.

Ahora no existen las excusas, si hay un problema se resuelve. Ahora eres un profesional.

Convierte tu sueño en parte de tu rutina, crea hábitos para hacerlo cada día sin falta. Porque sólo entonces podrás llegar a la maestría, y con ello a alcanzar tu objetivo.

A medida que vayas avanzando irás viendo pequeños cambios. Cambios que al principio podrían no llamarte la atención. A medida que lo hagas empezarás a descubrir tu camino

Te sentirás mejor cada vez que empieces con tu rutina. Porque cada vez que lo hagas estás siendo fiel a tu objetivo, fiel a ti mismo.

El momento en el que estás trabajando es el momento en el que estás testeando tu fuerza de voluntad y habilidad con el mundo. Es tu oportunidad para crecer, y con el crecimiento sentirás que te vas llenando

A medida que vayas trabajando paso a paso, día tras día verás como todo tu esfuerzo se va apilando. Cada uno de los artículos que escribas no será nada por su cuenta, cada una de tus piezas puede no tener un gran efecto, pero a medida que vas haciendo más y más iras viendo como crean efectos que nunca habrías imaginado.

Empecé a escribir hace 2 años, siempre me interesó la escritura pero pensé que no era para mi. Que no era mi camino y lo deje apartado, pero gracias a diversas circunstancias volví a probar.

Volví a empezar a escribir, y ahora puedo decir que es parte de mi. Hasta la fecha (este articulo lo estoy escribiendo el día 4 de Abril del 2020 en mitad de la epidemia del COVID), he escrito más de 500 piezas de contenido, y solo ahora estoy empezando a ver algo de efecto.

No fue hasta este año que empecé a tomarme en serio el proceso de escribir, y ahora entiendo su importancia. Ahora entiendo porque hay que escribir cada día, porque cuando sabes que tienes que hacerlo pasas de me gustaria, a lo tengo que hacer.

Y entonces es cuando empiezas a notar el cambio, tanto en como actúas, como en como funciona el mundo a tu alrededor.

Entonces te das cuenta de que el camino es interminable. Que no hay fin, que donde han llegado otros es solo parte del camino, que puedes llegar a mucho más de lo que imaginabas si te dedicas al proceso.

Que cuando trabajas cada día, de forma devota los resultados aparecen por su cuenta. Y que al final lo único que puedes controlar es a ti mismo, incluso eso se nos da mal.

Nuestras Categorias de Resumenes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.