Resumen del libro La ecuaci贸n de la felicidad por Neil Pasricha

Resumen del libro La ecuaci贸n de la felicidad por Neil Pasricha

Rese帽a/Sin贸psis: La f贸rmula de la felicidad (2016) revela nueve secretos clave para aumentar nuestra satisfacci贸n. Estas son pautas que pueden ayudar a cualquier persona a cosechar los beneficios de tener una perspectiva positiva de la vida. La satisfacci贸n se trata de allanar el camino hacia un gran trabajo y 茅xito, no solo de reducir el estr茅s y la ansiedad.

驴Qui茅n es Neil Pasricha?

Neil Pasricha es un empresario, conferenciante p煤blico y asesor, autor de varios New York Times best-sellers. Es el autor del popular blog 1,000 Awesome Things, as铆 como del libro que lo acompa帽a, The Book of Awesome. 

Colecci贸n de los mejores libros de Mindfulness, Psicolog铆a y Filosof铆a (PDF)

Podemos ser felices 鈥渁ntes de tener 茅xito鈥

Es posible que nos hayan ense帽ado a ni帽os que la cantidad de satisfacci贸n llega solo despu茅s de una cantidad significativa de trabajo duro y exitoso. Sin embargo, es esta misma idea la que tiene la culpa de la falta de satisfacci贸n de muchos de nosotros, porque la ecuaci贸n funciona al rev茅s. 

Lo que nos lleva al primer secreto de la satisfacci贸n: el gran trabajo y el 茅xito vienen de personas que ya son felices. No se debe buscar la satisfacci贸n en circunstancias externas, como un aumento de sueldo, porque como mucho representan el 10% de la satisfacci贸n personal. 

El resto viene de dentro y se basa en una visi贸n positiva del mundo. Use la repetici贸n de 20 minutos antes de acostarse para  reconocer la satisfacci贸n cotidiana. Esta pr谩ctica consiste en llevar a cabo un diario en el que anotamos al menos una cosa que nos hizo felices ese d铆a. 

Tiene sentido que seamos m谩s felices cuando estamos agradecidos por lo que tenemos en lugar de quejarnos de que no tenemos suficiente. La gratitud, como la esperanza, no es una emoci贸n no intencional, sino una mentalidad que se puede cultivar conscientemente. 

Aunque la mayor铆a de las personas asocian la gratitud con experiencias positivas, en realidad es una pr谩ctica que promueve la satisfacci贸n. Esto tiene ramificaciones de gran alcance en c贸mo vivimos nuestras vidas: significa que la satisfacci贸n no es solo una consecuencia no deseada de circunstancias externas sobre las que no tenemos control. 

M谩s bien, al practicar la gratitud, elegimos activamente la alegr铆a. En lugar de ver todo en t茅rminos de escasez, una forma de actuar la gratitud es decirnos a nosotros mismos que lo que tenemos es suficiente, o m谩s que suficiente. Tenemos la mala costumbre de culparnos por no tener suficiente: no somos lo suficientemente ricos, no somos lo suficientemente delgados, no tenemos suficiente tiempo, etc. 

En su lugar, debemos concentrarnos en lo que ya tenemos y reconocer que podemos hacer con menos. Pronto nos sentiremos m谩s agradecidos si adoptamos una mentalidad agradecida, independientemente de lo pr贸speros que seamos. 

Sobre todo, encontrar valor en los momentos del d铆a a d铆a que conforman nuestras vidas, como acostar a nuestro hijo en la cama, compartir una buena comida o caminar a casa en un d铆a soleado, es la clave de la gratitud. 

Las personas que han experimentado un trauma grave o tristeza se benefician del hecho de que pueden elegir tener una perspectiva agradecida. Las personas que han pasado por experiencias traum谩ticas, como la p茅rdida de un hijo, la violencia o el genocidio, testifican que recuerdan con cari帽o los aspectos mundanos de la vida cotidiana antes de la experiencia traum谩tica.

La motivaci贸n es otro factor importante en la satisfacci贸n, lo que nos lleva al segundo secreto de la satisfacci贸n: hacer las cosas porque disfrutamos haci茅ndolas, no por metas y recompensas externas o por lo que piensen los dem谩s. Cuando estamos motivados por el dinero o la admiraci贸n, estamos atrapados en un ciclo interminable de infelicidad. 

Incluso si logramos nuestra meta, solo sentiremos una fugaz sensaci贸n de logro antes de sentirnos obligados a establecer otra meta. El autor empez贸 su blog, 1000 Awesome Things, porque le gustaba escribir y le gust贸 la idea de publicar un detalle feliz todos los d铆as durante mil d铆as laborales. 

Sin embargo, a medida que el sitio creci贸 en popularidad, empez贸 a establecer metas para s铆 mismo. Al principio, esperaba atraer a un mill贸n de visitantes. Despu茅s de eso, esperaba llegar a los diez millones. Despu茅s se fij贸 en escribir y publicar un libro. El libro  tuvo que convertirse en un best-seller. Simplemente no hab铆a final a la vista. Estaba buscando una satisfacci贸n que no pod铆a durar.  

Todo empieza con nuestra mentalidad

Los pensamientos negativos no se pueden evitar, aparecer谩n independientemente de cu谩n positiva sea nuestra perspectiva de la vida. Es posible que hayamos sentido como si una batalla rugiera en nuestras cabezas mientras intent谩bamos combatir estos pensamientos. 

Esto se debe a un conflicto entre dos partes de nuestro cerebro: la am铆gdala y la corteza prefrontal. La am铆gdala es una estructura antigua cuyo trabajo es estar en alerta m谩xima, escaneando cada situaci贸n en busca de posibles problemas y amenazas. Nuestros antepasados buscaban  tigres dientes de sable y otros depredadores, y la am铆gdala era precisamente lo que los mantuvo con vida. 

Obviamente, las cosas han cambiado, pero la am铆gdala todav铆a tiene que hacer su trabajo, haciendo sonar la alarma incluso cuando la amenaza, por ejemplo, la pr贸xima presentaci贸n, es inocua. 

La corteza prefrontal, que se produjo m谩s recientemente, intenta aliviar estas preocupaciones a trav茅s del pensamiento racional y la l贸gica reconfortante. La am铆gdala, en cambio, frecuentemente gana estas batallas, manteni茅ndonos ansiosos e infelices. 

Como si eso no fuera suficiente,  estamos peleando una batalla con nosotros mismos, un conflicto entre los sentimientos de autoestima y la duda sobre si bien estamos a la altura de los dem谩s y de nuestras expectativas. 

Esto podr铆a ocurrir si vemos el coche nuevo de nuestro vecino, las vacaciones de un amigo en Instagram o el ascenso de un compa帽ero de trabajo. Est谩bamos bien hace un minuto, pero ahora estamos deprimidos por nuestras vidas y nuestra incapacidad para pagar nuestro propio coche nuevo. 

Aunque es imposible calmar nuestra am铆gdala, especialmente si estamos a punto de dar nuestro primer discurso p煤blico, existen formas efectivas de lidiar con nuestros nervios, enfado y descontento. Esto nos lleva al tercer secreto, que se trata de poner las cosas en perspectiva: nunca olvidemos lo afortunados que somos de estar vivos en primer lugar. 莽

Recordemos por un momento todas las condiciones para que la vida humana se desarrolle en la Tierra se juntaron, y lo  que es que seamos capaces de entender esto. Aunque hay 7 mil millones de personas vivas hoy, ha habido 108 mil millones de muertes, y 14 de cada 15 personas nacidas ya han muerto. Estar vivo en una sociedad con el bienestar y el nivel tecnol贸gico que tenemos es un poco como ganar una loter铆a c贸smica.

驴Esperamos hasta jubilarnos para sentarnos a disfrutar los frutos de nuestro trabajo? 

La respuesta a esa pregunta deber铆a ser “‘No'” si queremos estar felices y saludables. La jubilaci贸n fue inventada por los alemanes en 1889. El plan era abrir el mercado laboral a personas m谩s j贸venes y permitir que los mayores de 65 a帽os disfrutaran de sus 煤ltimos a帽os de jubilaci贸n. 

Puede parecer una idea noble, pero ya no es apropiada. El promedio de vida en 1889 era de 67 a帽os. Hoy, alguien de esa edad todav铆a puede tener d茅cadas de vida activa y saludable por delante. Seg煤n varios estudios, las personas sanas quieren ser productivas. 

Seg煤n una encuesta de mediados del siglo XXI, entre el 50 y el 60 por ciento de las personas mayores de 65 a帽os retrasar铆an la jubilaci贸n y seguir铆an trabajando. Esto es bueno porque ser productivo nos da una raz贸n para levantarnos de la cama por la ma帽ana. 

El prop贸sito es un factor importante en la satisfacci贸n, y la gente de la isla de Okinawa en el Mar de China Oriental est谩 familiarizada con 茅l. Los habitantes de Okinawa tienen la esperanza de vida m谩s alta del mundo y no tienen un concepto ni una palabra para la jubilaci贸n. 

Sin embargo, tienen ikigai, que se traduce aproximadamente como “la raz贸n por la que nos levantamos de la cama por la ma帽ana: y constituye que esto es fundamental para la longevidad y la calidad de vida”. Los investigadores de la Universidad de Tohoku pasaron siete a帽os estudiando el impacto del ikigai en 43000 personas diferentes. 

Sus resultados revelaron que las personas que se sintieron m谩s sanas y menos estresadas ten铆an m谩s motivaci贸n para levantarse de la cama. Y, al final del, el 95 por ciento de los que ten铆an un ikigai todav铆a estaban vivos, en comparaci贸n con el 83 por ciento de los que ten铆an que no la tuvo. 

No permitamos que la jubilaci贸n nos prive del prop贸sito de nuestra vida, y es importante recordar el cuarto secreto de la satisfacci贸n: ‘mantenernos productivo y mantenga vivo nuestro ikigai’

Los clientes que disfrutaron de este libro tambi茅n disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res煤menes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor铆as de Res煤menes

Los comentarios est谩n cerrados.