Resumen del libro Humanity Works Merging Technologies and People for the Workforce of the Future By Alexandra Levit

Resumen del libro Humanity Works Merging Technologies and People for the Workforce of the Future By Alexandra Levit

Resumen corto:Humanity Works (2018) presenta el futuro del trabajo. Combinando la investigación académica con ejemplos del mundo real, este libro con visión de futuro explora cómo las nuevas tecnologías aumentarán los rasgos humanos para transformar incluso las industrias establecidas.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

La nueva realidad de los trabajos

En las últimas décadas, ha habido una revolución no en cómo trabajamos, sino en quién está trabajando. A medida que los ordenadores y las tabletas han reemplazado a las máquinas de escribir y los teléfonos fijos en la oficina, la composición de la fuerza laboral ha experimentado cambios importantes.

Esto se debe a varios factores. La caída de las tasas de natalidad, el aumento de la inmigración y las nuevas condiciones económicas están provocando grandes cambios. 

En las naciones industrializadas, lleva años cayendo. Se ha evitado una disminución de la población resultante con la ayuda de la inmigración. En 1965, Estados Unidos tenía una población nacida en el extranjero del cinco por ciento. Hoy está más cerca del 14 por ciento. 

Los cambios en el estilo de vida están acelerando estos cambios demográficos. Los millennials, los nacidos entre 80s y 90s, han constituido la mayoría de la fuerza laboral desde 2015. Mientras tanto, la generación Boomer, los de 65 años en adelante, han mantenido sus trabajos por más tiempo. Según el Transamerica Center for Retirement Studies, esto se debe a una combinación de una mayor presión económica de los  costes  de jubilación y atención médica, así como un deseo general de mantenerse ocupado mas años. Como resultado, las empresas luchan por satisfacer las expectativas de dos grupos diferentes.

Dadas estas tendencias, las organizaciones y empresas  tendrán que lidiar con un nuevo conjunto de desafíos a la hora de atraer y retener el talento. Algunos sectores, como el cuidado de la salud, los oficios especializados y los campos STEM, pueden experimentar una mayor escasez de mano de obra, ya que las empresas tardan en adaptarse al nuevo panorama de contratación.

Por ejemplo, un estudio del Observatorio de la Salud Global de la Organización Mundial de la Salud predice que la industria de la salud  sufrirá un déficit de 15 millones de trabajadores para 2030. Para cumplir con estas demandas, las compañías tendrán que cambiar su enfoque contratando a nivel internacional. 

La industria 4.0

Imagínese una fábrica a principios del siglo XIX, y probablemente se imagina una sala donde cientos de trabajadores trabajan en líneas de montaje. La producción a gran escala fue posible gracias a la invención de la energía a vapor y otras tecnologías, que transformaron casi toda la industria. Hoy en día, se está produciendo una revolución similar y nuevas innovaciones están revolucionando la forma de trabajar.

Según expertos como Boston Consulting Group, estamos en la cúspide de una revolución llamada Industria 4.0. De la misma forma que la máquina de vapor expandió  nuestro control sobre el poder físico, las nuevas tecnologías de la industria 4.0 están aumentando  nuestra capacidad mental, abriendo nuevas posibilidades para la fabricación y la gestión.

Por ejemplo, considere el Internet de las cosas, conocido como Internet of things, o IOT. Este término de moda se refiere a la capacidad cada vez mayor de las máquinas y otros objetos para comunicarse y coordinar acciones sin intervención humana. 

En la próxima década más de mil millones de dispositivos estarán conectados en red a través de tecnologías IOT. Cuando se combina con el poder analítico de Big Data y el almacenamiento en la nube, esto permitirá ganancias en eficiencia en sectores como la fabricación: fábricas gruesas totalmente automatizadas, logística y líneas de producción descentralizadas que pueden autoorganizarse. 

Un cambio importante podría provenir del tipo de habilidades que las empresas necesitarán en la Industria 4.0. Con máquinas que manejan más elementos de producción, la demanda de mano de obra poco calificada podría continuar disminuyendo. Mientras tanto, la necesidad de mano de obra altamente calificada, como el pensamiento analítico y la planificación estratégica, seguirá creciendo.

Esta dinámica se hará más pronunciada a medida que las mejoras en la IA permitan que los  ordenadores  asuman papeles más “humanos”. A finales de 2025, los asistentes robóticos con inteligencia emocional, denominada computación afectiva, podrían ser una característica del lugar de trabajo.

Con la inminente avalancha de tecnologías inteligentes, ¿dónde se valorará aún el toque humano? En el siguiente, examinaremos las formas en que la inteligencia y las habilidades humanas seguirán siendo esenciales en el lugar de trabajo del futuro.

Los efectos de la inteligencia artificial

En el bufete de abogados de ayer, la preparación de un caso requería que un equipo de abogados y asistentes legales pasarán cientos, miles de horas analizando informes. Hoy en dia un algoritmo procesa la misma cantidad de información en una fracción del tiempo y puede ser aún más certero. Ante este cambio, puede parecer que los abogados deberían empezar a buscar una nueva carrera.

Y el campo legal no es el sector que ha  empezado a automatizar muchas habilidades profesionales tradicionales. Casi todas las industrias se están aprovechando de la automatización. Por ejemplo, más de la mitad de los médicos de EE. UU. utilizan software especializado para detectar interacciones farmacológicas. Mientras tanto, en el Reino Unido, la consultora Deloitte reemplazó el trabajo de los expertos en impuestos por un programa.

Sin embargo, mientras las empresas continúan aumentando y mejorando sus servicios con tecnologías digitales como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, esto no significa que la fuerza laboral humana se volverá obsoleta. Como señala un estudio del MIT, las empresas aún necesitan personal capacitado para entrenar estos sistemas, explicar sus operaciones a los demás y mantenerlos trabajando de  forma  sostenible y ética.

En 2017, el algoritmo de logística utilizado por United Airlines hizo overbooking en un vuelo, que causó que un pasajero fuera retirado físicamente de un avión. Mientras los empleados intentaban llevar a cabo el plan sugerido por el software para expulsar al pasajero, se encontraron con resistencia por parte de otros pasajeros, lo que provocó un altercado y escándalo mediático. En este caso, el protocolo de optimización de la máquina no tuvo en cuenta las emociones humanas involucradas.

Como demuestra este ejemplo, no es probable que el juicio humano y la habilidad interpersonal sean reemplazados por la tecnología a corto plazo. Para mantenerse relevante en un entorno cada vez más automatizado, debemos mantenernos ágiles entrenando nuestra inteligencia emocional y social. Estos incluyen habilidades como liderazgo, trabajo en equipo, sensibilidad interpersonal, intuición y capacidad de resolución de problemas.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Los comentarios están cerrados.