Resumen del libro Figuring por Maria Popova 

Resumen del libro Figuring por Maria Popova 

Rese√Īa/Sin√≥psis: Figuring (2019) rastrea la intrincada red que conecta figuras importantes de la historia humana, desde el poeta alem√°n Johann Wolfgang von Goethe y el inventor Nikola Tesla hasta la primera astr√≥noma estadounidense Maria Mitchell y el poeta Ralph Waldo Emerson.¬†

¬ŅQui√©n es Maria Popova?

Maria Popova es una autora estadounidense nacida en Bulgaria famosa por su blog Brain Pickings, que presenta su diversa escritura sobre libros, arte, filosof√≠a y cultura. Ha trabajado como becaria de “Futures of Entertainment” del MIT, como directora editorial en la red social de educaci√≥n superior Lore, y ha escrito para The Atlantic, Wired UK y The New York Times. 

Todos somos parte de un todo

Si imaginamos nuestra propia historia, y la de los dem√°s, como l√≠neas rectas, movi√©ndose solo hacia adelante,  tenemos una idea equivocada. En realidad, nuestras vidas e historias colectivas se ramifican en m√ļltiples direcciones, en una red infinitamente conectada. 

Nos cruzamos con otras personas y cosas de maneras inimaginables. Una de las razones por las que pasamos por alto esta red compleja es que no recordamos c√≥mo todos estamos  conectados.

Desde cada idea que tuvo Albert Einstein hasta cada c√©lula de Galileo se√Īalando con el dedo hasta las mol√©culas de gas y polvo que forman los anillos de J√ļpiter. Desde las notas iniciales de la quinta sinfon√≠a de Beethoven hasta el sonido de una voz que amamos. Todo explot√≥ con el Big Bang, de una sola fuente, hace 13.800 millones de a√Īos. 

El poeta Walt Whitman sab√≠a cu√°n conectados estamos cuando escribi√≥: “cada √°tomo que me pertenece como bueno nos pertenece”. Nuestras buenas ideas y avances, en arte, ciencia y filosof√≠a, no evolucionaron por separado sino a trav√©s de grandes redes de conexi√≥n. 

Muchas de estas conexiones son invisibles y apenas se pueden rastrear. Y muchas de las ideas que florecieron en revoluciones o cambios de comprensi√≥n se desarrollaron primero en la oscuridad, gest√°ndose a lo largo de muchas eras, entre diferentes disciplinas. 

Recolectando como gotas individuales de agua a lo largo de diferentes canales, eventualmente formaron un gran torrente. Esto se ejemplifica mejor con las luchas por la igualdad entre razas, géneros, clases y sexualidades. Pioneros como la primera astrónoma estadounidense Maria Mitchell o el abolicionista temprano Frederick Douglass provocaron movimientos que, a lo largo de la historia, contribuyeron a grandes cambios que afectaron causas mucho más allá de las propias.

La importancia de entender las habilidades de los dem√°s

La economía compartida es un concepto cada vez más importante, es un modelo económico basado en la colaboración. Se basa en la idea de que la mejor forma de ser efectivos, y crecer un proyecto, es a través de la colaboración con otras personas que tengan habilidades, y formas de ver el mundo complementarias.

La inteligencia colaborativa comienza con la premisa de que hemos sido hemos sido entrenados para una economía de participación de mercado, donde se le da valor a los objetos y el éxito se mide en activos como el efectivo y la propiedad. En este tipo de entornos, los líderes se diferencian del resto e imponen un control total sobre las personas con las que trabajan. En una economía compartida, en cambio, medimos la riqueza en relaciones e ideas. El mundo evoluciona cuando nos comunicamos.

Seg√ļn la autora, estamos en un periodo en que ambas econom√≠as coexisten. Y la premisa del libro, es que si somos capaces de adaptarnos a las ventajas que trae la econom√≠a colaborativa, podremos conseguir resultados que la otra visi√≥n m√°s centrada en el individuo no puede lograr. El truco para salir adelante en la actualidad, es sacar lo mejor de ambas perspectivas.

Para colaborar de forma efectiva, un buen líder debe conocer a los miembros de su equipo. Y ellos también deben conocer sus propias fortalezas y cómo hacer uso de ellas. Si sentimos que todavía estamos luchando por encontrar nuestras cualidades, una prueba de habilidades cognitivas podría ayudarnos.

Para facilitar el proceso, la autora nos recomienda estudiar los distintos estilos cognitivos que ha identificado. Primero debemos saber que nuestro cerebro est√° dividido en dos hemisferios: derecho e izquierdo, y ambos tienen dos cuadrantes de pensamiento.

El hemisferio derecho, se encarga del pensamiento relacional, y tambien de los sentimientos, el trabajo en equipo, la moral y la conexión humana. El segundo del hemisferio derecho se encarga de la innovación, predicción, y creatividad.

El hemisferio izquierdo se encarga del pensamiento m√°s racional. Tiende hacia los hechos, los datos, los n√ļmeros y la l√≥gica. El segundo cuadrante de este hemisferio, se centra en el pensamiento procedimental, incluidas las operaciones, las t√°cticas y los procesos paso a paso.

Cada ser humano está asociado con un estilo cognitivo y una inclinación natural hacia el uso de uno u otro hemisferio. Comprender esto puede ayudarnos a trabajar de forma más efectiva nuestro equipo en función de sus puntos fuertes y ciegos y sacar lo mejor de cada uno de ellos.

Podemos fomentar un entorno de aprendizaje en el que las personas aprendan a sacar partido a su estilo cognitivo y con ello mejoren su capacidad de aprendizaje y desarrollo personal.

La ciencia y el desarrollo nacen de la colaboración

La vida y obra de Johannes Kepler, uno de los primeros astrof√≠sicos del mundo, es impresionante por derecho propio. Pero c√≥mo su trabajo en la d√©cada de 1600 se conectar√≠a con otros cient√≠ficos y escritores durante los siguientes siglos es igualmente notable. Los descubrimientos astron√≥micos de Kepler alimentaron el futuro de muchos campos cient√≠ficos diferentes. 

En un momento de ignorancia y superstici√≥n generalizadas, fue uno de los primeros adherentes al modelo helioc√©ntrico del universo de Cop√©rnico. Contribuy√≥ con ideas clave al campo de la astronom√≠a. Por ejemplo, fue el primero en sugerir que los planetas giran alrededor del sol, no en c√≠rculos, sino en elipses, el primero en desarrollar un m√©todo cient√≠fico para predecir eclipses y el primero en demostrar que las fuerzas f√≠sicas mueven los planetas y las estrellas en proporciones calculables. 

Sesenta a√Īos m√°s tarde, Newton pas√≥ a refinar la tesis de Kepler sobre la fuerza f√≠sica para desarrollar los fundamentos de la gravedad newtoniana. Despu√©s, siglos m√°s tarde, la matem√°tica Kathhenne Johnson se bas√≥ en las leyes que Kepler hab√≠a descubierto por primera vez. Los us√≥ para calcular la trayectoria que llev√≥ al Apolo 11 y al primer hombre a la luna. 

Sorprendentemente, aunque ocurri√≥ un largo camino hacia el futuro, Kepler previ√≥ ese alunizaje en su obra de ciencia ficci√≥n, El sue√Īo, en la que un joven astr√≥nomo viaja a la luna y descubre una raza de habitantes lunares que creen que la Tierra orbita alrededor de su planeta. 

La historia es una forma aleg√≥rica suave de recordar a los habitantes de la Tierra que sus certezas sobre el lugar de su propio planeta en el universo podr√≠an no ser certezas despu√©s de todo. El trabajo de Kepler fue una de las primeras historias de ciencia ficci√≥n, incluso antes de que existiera el g√©nero. Kepler puso en movimiento las fuerzas que eventualmente lo har√≠an realidad. 

Siglos m√°s tarde, en una conferencia de 1971 sobre exploraci√≥n espacial, el autor estadounidense Ray Bradbury articul√≥ esta gesta hist√≥rica cuando dijo: “Es parte de la naturaleza del hombre empezar con la imaginaci√≥n y convertirla en realidad”.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.