Resumen del libro El Principio de Oz  por Roger Connors y Tom Smith (The Oz Principle)

Resumen del libro El Principio de Oz  por Roger Connors y Tom Smith (The Oz Principle)

Rese√Īa/Sinopsis: Al seguir el camino de cuatro pasos de los autores hacia la responsabilidad personal, podemos liberar nuestro poder para hacer cambios en nuestras vidas. 

¬ŅQui√©nes son Roger Connors y Tom Smith?

Los cofundadores y directores ejecutivos de Partners in Leadership, Roger Connors y Tom Smith, son coautores de tres libros vendidos por el New York Times. Connors y Smith han organizado talleres y asesorado a muchas empresas líderes como expertos en responsabilidad en el empresa.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje(PDF)

La responsabilidad es nuestra

Supongamos que tenemos un trabajo que despreciamos. Las horas son largas, el trabajo es tedioso y repetitivo, y la paga es baja. Pero en lugar de buscar un nuevo trabajo, nos lamentamos y nos quejamos de que no hay suficientes trabajos en el √°rea, de que solo las personas con las conexiones adecuadas obtienen buenos trabajos y de que nada nos va bien. 

Muchos de nosotros hemos sentido esto en alg√ļn momento de  nuestras vidas. Esta mentalidad, sin embargo, no hace nada para mejorar nuestras vidas. No podemos culpar a otros si queremos hacer un cambio positivo. Debemos aceptar nuestra responsabilidad por nosotros mismos, nuestros trabajos y nuestra satisfacci√≥n. 

Ser responsable de algo, a veces puede sentirse como una carga. Con frecuencia tratamos de transferir la mayor responsabilidad posible a nuestros jefes, el gobierno o familiares. Sin embargo, cuando delegamos nuestras responsabilidades, nos volvemos dependientes de los dem√°s. Y en el proceso estamos entregando la capacidad de cambiarnos a nosotros mismos. La √ļnica forma de mejorar nuestras vidas es asumir la responsabilidad. 

Esta es una verdad que debemos aceptar, s√≥lo as√≠ podremos encontrar un nuevo empleo y adquirir experiencia. Es cierto que las situaciones pueden parecer abrumadoras a veces. Pero volver a levantarse despu√©s de ser derribado es una elecci√≥n que hacemos. Podemos lograr nuestras metas y controlar nuestras circunstancias a trav√©s de la responsabilidad personal: nuestras decisiones son nuestras. Pero, ¬Ņc√≥mo debemos proceder? 

Gran parte del problema depende de la perspectiva

Consideremos un momento en el desaf√≠o al que nos enfrentamos, podr√≠a ser una monta√Īa de trabajo sin terminar o facturas que no pod√≠amos pagar. ¬ŅC√≥mo nos sentimos cuando pensamos en el problema mientras buscamos una soluci√≥n? 

Podemos enfocar el problema de dos formas ‚Äúpor encima‚ÄĚ y ‚Äúpor debajo‚ÄĚ de la l√≠nea. Cuando pensamos por debajo de la l√≠nea, nos vemos a nosotros mismos como v√≠ctimas y culpamos a los dem√°s. Sin embargo, cuando pensamos por encima de la l√≠nea, miramos un problema constructivamente y tratamos de resolverlo. 

Consideremos un ejemplo. Denis se enfrent√≥ al desaf√≠o de no tener nuevos productos por tercer a√Īo consecutivo como vicepresidente de ventas. Convoc√≥ una reuni√≥n con sus otros gerentes de ventas, quienes estaban hartos de tener que vender los mismos productos de siempre en los que los clientes hab√≠an perdido inter√©s. 

Dennis permiti√≥ que su personal pensara por debajo de la l√≠nea durante los primeros 30 minutos de la reuni√≥n, lo que les permiti√≥ ventilar sus quejas y frustraciones. Pero luego se puso manos a la obra y alent√≥ a sus empleados a pensar fuera de la caja. Dennis y su equipo desarrollaron estrategias de ventas creativas que resultaron en ventas r√©cord al cambiar el tono de la conversaci√≥n de quejas a cambios reales. 

El pensamiento por debajo de la línea es una reacción natural: con frecuencia nos vemos a nosotros mismos como víctimas cuando no tenemos la culpa de nuestros problemas, como durante un desastre natural o cuando somos víctimas de un crimen.

Sin embargo, c√≥mo respondamos a estos eventos depende totalmente de nosotros. Adam Walsh, el hijo de seis a√Īos de John y Rev√© Walsh, fue secuestrado y luego encontrado muerto en 1989. Incluso despu√©s de un crimen atroz, la pareja pens√≥ por encima de la l√≠nea y tom√≥ medidas para ayudar a los dem√°s. Desde entonces, han trabajado para desarrollar sistemas de apoyo, medidas preventivas y legislaci√≥n para casos de ni√Īos desaparecidos.

Todos tenemos puntos ciegos

Cuando se les pide a dos testigos del mismo evento que describan lo que vieron, obtenemos dos versiones diferentes de lo que sucedi√≥. Y lo mismo se aplica a nuestros problemas. Todos tenemos problemas. Mientras que una persona puede ver un desaf√≠o como el final de su vida, otra puede verlo como una oportunidad para cambiar su vida para mejor. 

Lo que vemos es ‚Äúnuestra realidad‚ÄĚ, no la ‚Äúrealidad‚ÄĚ. Y en muchos casos, lo que vemos puede no revelar todo lo que necesitamos saber. Todos tenemos puntos ciegos, √°reas de nuestras vidas que no miramos de cerca o a las que no prestamos atenci√≥n. 

Luis se consideraba un hombre de negocios exitoso y un padre y esposo cari√Īoso. Pero, aparentemente de la nada, su esposa lo dej√≥. No pod√≠a creer lo que ve√≠a. La causa fue que Luis, como todos nosotros, ten√≠a puntos ciegos. Solo vio el √©xito en su vida y no sab√≠a que no estaba pasando suficiente tiempo con su familia y que √©l y su esposa se estaban distanciando. 

No podemos permitir que los puntos ciegos oculten nuestros problemas si queremos ser personalmente responsables. La soluci√≥n es solicitar feedback de los dem√°s. Esto es especialmente importante si, como Luis, creemos que todo est√° bien y que tenemos pocos o ning√ļn problema. Otros pueden ver nuestra situaci√≥n desde un punto de vista diferente, a menudo esclarecedor. 

Otro ejemplo de esto es el de Jessie, una jugadora de f√ļtbol que est√° insatisfecha con su posici√≥n en el banquillo durante los partidos. Finalmente le pregunt√≥ a su entrenador por qu√© no estaba jugando. √Čl le dijo que ella no era lo suficientemente buena y eso cambi√≥ todo. Jessie decidi√≥ mejorar su t√©cnica practicando y perfeccionando sus habilidades. Y en poco tiempo ascendi√≥ a la posici√≥n de jugadora regular. Reforzamos nuestra visi√≥n y somos capaces de “verla” cuando buscamos puntos ciegos a trav√©s de la conciencia y el feedback. Este es el primer paso hacia la responsabilidad personal.

Si te ha gustado este libro, seguramente te gusten los siguientes

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Los comentarios est√°n cerrados.