Resumen del libro Diseño Inteligente 100 Cosas Sobre la Gente que Cada Diseñador Necesita Saber por Susan M. Weinshenk (100 Things Every Designer Needs to Know)

Resumen del libro Diseño Inteligente 100 Cosas Sobre la Gente que Cada Diseñador Necesita Saber por Susan M. Weinshenk (100 Things Every Designer Needs to Know)

Resumen corto: 100 Things Every Designer Needs to Know o en español 100 Cosas Sobre la Gente que cada Diseñador Necesita Saber explica porque hay diseños que nos llaman la atención y otros que ni siquiera notamos. El primer paso es entender porque ciertos objetos generan una emoción, y para ello debemos entender cómo funciona la gente. Por Susan M. Weinshenk

3 de las ideas principales del libro son:

  • El primer paso es entender cómo funciona la visión
  • cómo funciona la memoria
  • Historias para empaquetar la información

El primer paso es entender cómo funciona la visión

Cuando hablamos de visión podemos pensar en la visión central, lo que estamos enfocando en cada momento, y la visión periférica. La visión periférica es la que nota aquello de nuestro campo de visión en lo que no nos estamos concentrando. Debido a que nuestros 

La visión periférica se ha desarrollado para protegernos de amenazas que no hemos tenido en cuenta y para reaccionar rápido. Porque su objetivo es protegernos le damos más prioridad cada vez que reacciona y puede superar la atención que le dedicamos a la visión central.

Esta es la razón por la que las ads que se mueven rápido y están en las esquinas del texto que leemos son las que más llaman la atención. Hacen reaccionar a nuestra visión periférica y nos desconciertan. 

La visión central se basa en detectar patrones en lugar de movimiento. Nos permite encontrar “relaciones” entre objetos en nuestro campo de visión. Esta es la razón por la que ver sombras en las imágenes nos permite sentir profundidad aun cuando todo dibujo sigue siendo bidimensional.

Por eso, para aprender a dibujar la base es aprender a dibujar las formas de círculos, cuadrados y elipses. Si aprendemos a dibujarlos y jugar con las sombras y perspectivas podremos dibujar lo que queramos.

El objetivo de observar patrones es facilitar el procesamiento de información. Aunque es una ventaja, también puede producir desventajas debido a que a veces notamos patrones que no son existen, o basados en memoria, y los usamos para tomar decisiones.

Cómo funciona la memoria

En cada instante nuestra mente lidia con 40 billones de piezas de información de forma subconsciente. De estas, solo el 40% llega a nuestro lado “consciente”. Nuestra capacidad de procesar información es limitada y por lo tanto usar demasiada de golpe es la clave para que olvidemos algo.

Se ha visto que si limitamos la información a tan solo 4 elementos podemos maximizar la retención. Incluso cuando tengamos que tratar más elementos, es mejor dividirlos siempre en grupos de 4.

Otra forma de mejorar la retención de información es revelandola de forma progresiva. Facilitar el proceso de entender la información al máximo es la mejor forma de conseguir que llegue a la mente del oyente o lector.

En una página web esto se traduciria en tener varias barras o iconos que permitan acceder a más información cuando la necesite el lector. Al poder acceder a la información cuando les interese, podemos maximizar tanto el interés ya que solo lo ve cuando quiere, cómo la facilidad de comprensión.

Nuestro cerebro olvida información de forma progresiva, y los elementos que usa cómo criterio suelen ser lo impactante y reciente que es la información. Esto es necesario para poder vivir y tomar decisiones sin repasar toda nuestra vida, pero también es la base del sesgo de disponibilidad

Tener esto en cuenta es necesario para crear productos atractivos que la gente no pueda olvidar.

Historias para empaquetar la información

Según Daniel Kahneman la clave de una vida satisfactoria no es ni tener amigos, aunque sí contribuye la felicidad, ni tener un buen trabajo y ganar dinero, sino estar satisfechos con la historia que nos contamos sobre nuestra vida.

Las historias son, y han sido, clave para el desarrollo del Homo Sapiens, porque nos permiten mezclar entretenimiento e información para sacar partido a la memoria.

La memoria a corto plazo es limitada y llegar a la memoria a largo plazo es difícil. Para recordar información es necesario usarla repetidamente, y crear conexiones entre los nuevos conceptos y lo que ya sabemos.

Por eso, es más fácil entender algo cuando tenemos contexto en el tema, que cuando empezamos en ello por primera vez. Cuanto más repetimos algo, y cuanto más sabemos del tema, más fácil es crear sinapsis, o conexiones literales.

La mejor forma de procesar información es en forma de historias. Usar historias permite capturar la atención. Tienen un orden lógico, sea a nivel temporal, o a nivel causal entre los acontecimientos.

Este hilo narrativo ayuda a estructurar las conexiones. Del mismo modo que para crear una espada podemos usar un molde para que solo quede el metal necesario. Las historias son el molde que usamos para forjar el conocimiento en herramientas útiles.

La estructura base para las historias es la siguiente:

  • El principio presenta a los personajes y la situación
  • La mitad presenta obstáculos y una forma de resolverlos
  • El final presenta la conclusión o clímax de la historia

Todas las historias se basan en esta simple estructura y añaden complejidad en cada estadio. Si queremos transmitir algo, podemos usar este simple guión y adaptarlo a nuestras necesidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.