Resumen del libro Better Sex Through Mindfulness por la Dra. Lori Brotto

Resumen del libro Better Sex Through Mindfulness por la Dra. Lori Brotto

Resumen corto: Better Sex Through Mindfulness (2018) explora por qu茅 el estr茅s y la falta de atenci贸n son las causas principales de muchos problemas sexuales, y explica c贸mo la atenci贸n plena puede ayudar a muchas mujeres. 

驴Qui茅n es la Dra. Lori Brotto?

Lori Brotto es una psic贸loga y una reconocida experta en el campo de los trastornos sexuales femeninos. Hay muchos mitos culturales sobre el sexo: es f谩cil, y cualquier dificultad con 茅l es indicativo de problemas mayores; nuestro deseo de sexo disminuir谩 con la edad; todo el mundo lo disfruta desde el principio. 

Pero la realidad es que es normal, incluso com煤n, experimentar dificultades sexuales. Tal vez descubramos que nos distraemos durante el sexo y luego no podemos volver al momento. O tal vez sufrimos de un grave dolor cuando nos tocan sexualmente. O sentimos que nuestra vida sexual es decente, pero podr铆a ser mejor. 

Cualesquiera que sean nuestras preocupaciones, la atenci贸n plena podr铆a ayudarnos. El mindfulness es el arte de prestar atenci贸n a lo que pasa en el momento, tanto en la mente como en el cuerpo, sin juzgar ni culpar. Fue pionera en el uso de la atenci贸n plena como t茅cnica para tratar los trastornos sexuales y mejorar la vida sexual de las mujeres. 

Colecci贸n de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje

Parece que no todo el mundo disfruta del sexo

El sexo a menudo se considera algo energizante y excitante, pero la realidad muchas personas pueden experimentar dificultades con el proceso, y por un sin f铆n de razones.  Por ejemplo, la autora ha visto que muchas de sus pacientes sienten que el sexo no es gratificante, inc贸modo o doloroso. 

En un estudio, los investigadores preguntaron a 3.000 mujeres y hombres estadounidenses sobre su vida sexual. Se pregunt贸 a los participantes si hab铆an experimentado alg煤n problema sexual, como falta de inter茅s en la sexo, problemas para excitarse, dificultad para alcanzar el orgasmo, ansiedad o dolor. 

En total, se encontr贸 que el 43 por ciento de todas las mujeres ten铆an alg煤n tipo de disfunci贸n sexual, en comparaci贸n con el 31 por ciento de los hombres. Era com煤n la falta de inter茅s en el sexo, casi un tercio de todas las participantes femeninas, y muchas de las mujeres m谩s j贸venes ten铆an dificultades para alcanzar el orgasmo. Una de cada cinco mujeres dijo que experiment贸 dolor. 

M煤ltiples encuestas confirman estos resultados, y no solo en Estados Unidos. El Estudio GLObal de Actitudes y Comportamientos Sexuales patrocinado por Pfizer, que analiz贸 a casi 20,000 adultos en 29 pa铆ses, obtuvo resultados similares y confirm贸 que el bajo deseo sexual es la queja sexual principal, independientemente del pa铆s. 

Y un estudio brit谩nico reciente encontr贸 n煤meros a煤n m谩s altos: el 51 por ciento de las mujeres ten铆a al menos una preocupaci贸n sexual, mientras que el 10 por ciento de las mujeres se sent铆an “angustiadas” como resultado del sexo. 

Esto sugiere que los problemas podr铆an estar creciendo. Pero, muchas mujeres, aunque experimentan dificultades sexuales, no consideran que el problema sea lo suficientemente grave como para merecer una intervenci贸n terap茅utica. 

Incluso el 10 por ciento que experimenta “angustia” se lo guarda para s铆 mismo. De ese grupo, tan solo uno de cada cinco busc贸 asesoramiento e, incluso en su mayor铆a recurri贸 a Internet en lugar de consultar a un profesional. Pero este silencio general, quiz谩s provocado por la verg眉enza o la incomodidad, no significa no pueda mejorarse la situaci贸n. 

驴Qu茅 es el sexo?

El sexo a menudo se considera 煤nicamente como un acto f铆sico. Pero hay mucho m谩s. Por un lado, existe una clara correlaci贸n entre la depresi贸n y el deseo sexual. Seg煤n la autora, cuanto m谩s deprimidos estemos, menos inter茅s tendremos en el sexo. 

Un estudio de 2008 descubri贸 que las mujeres con depresi贸n tienen el doble de probabilidades de experimentar una reducci贸n en sus niveles de deseo sexual y, como resultado, angustiarse. La depresi贸n puede ser tanto causa como consecuencia de las dificultades sexuales, generando un c铆rculo vicioso. 

Para ilustrarlo, la autora nos cuenta la historia de Sheila, despu茅s de tener un a帽o dif铆cil, con la muerte de sus padres murieron perdida de su trabajo de su mejor amiga que se mud贸, la dejaron en un estado de depresi贸n. 

Para recuperarse y distraerse, se dijo a s铆 misma que deber铆a reunir la motivaci贸n para tener relaciones sexuales, pensando que podr铆a mejorar su estado de 谩nimo. Pero, descubri贸 que lo que antes hab铆a sido una experiencia emocionante ahora era apenas agradable, lo que solo profundiz贸 su depresi贸n. Quiz谩 el error fue buscar una soluci贸n fuera cuando el problema, y lo que necesitaba reparaci贸n eran sus emociones y estado de 谩nimo, por lo que ver que no lo disfrutaba o no mejoraba su estado de 谩nimo solo empeor贸 la situaci贸n.

Los efectos del estr茅s sobre el sexo

Muchos de nosotros estamos estresados, con m煤ltiples ideas, listas de tareas y deadlines en nuestro cerebro en cualquier momento. Seg煤n varios estudios, hasta un tercio de los estadounidenses admiten sufrir de estr茅s, y con el aumento de las redes sociales, y la 鈥渘ecesidad鈥 de estar siempre conectados los n煤meros no hacen mas que subir. 

Varios art铆culos cient铆ficos muestran que usar el multitasking, es decir, hacer varias tareas a la vez no funciona. Nuestros cerebros no pueden realizar m煤ltiples tareas. En su lugar, pasan de una tarea a otra en sucesi贸n. 

Y este vaiv茅n es en s铆 mismo una forma de esfuerzo mental que simplemente cansa a nuestro cerebro. Y lo mismo se aplica al sexo. Cuando estamos pensando en varias tareas, preocupaciones, cualquier otra cosa en el momento, es menos probable que podamos disfrutarlo.

Asi que el estr茅s y estar siempre ocupados, no solo nos dejan sin energ铆a para disfrutar del sexo, sino que incluso si intentamos hacerlo, es probable que nos dejen a medias. Algo que si pasa varias veces, es probable que nos acabe alejando de la actividad del todo. 

Varios art铆culos demuestran que las distracciones reducen significativamente la respuesta sexual. Por ejemplo, en un estudio de 1976, los investigadores pidieron a hombres j贸venes que se pusieran auriculares y escucharan historias er贸ticas, que se escuchaban en un solo o铆do. Las historias provocaban excitaci贸n y una erecci贸n. 

Por el otro auricular, ten铆an que escuchar problemas matem谩ticos cada vez m谩s dif铆ciles lo que acab贸 resultando en que perdieran la erecci贸n. Encontrar formas de mantener nuestra atenci贸n y permanecer en el momento es un paso importante hacia el sexo satisfactorio. 

Los clientes que disfrutaron de este libro tambi茅n disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res煤menes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor铆as de Res煤menes

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende c贸mo se procesan los datos de tus comentarios.