Resumen del libro A Handbook for New Stoics How to Thrive in a World Out of Your Control: 52 Week-by-Week Lessons por Massimo Pigliucci y Gregory Lopez 2019

Resumen del libro A Handbook for New Stoics How to Thrive in a World Out of Your Control: 52 Week-by-Week Lessons por Massimo Pigliucci y Gregory Lopez 2019

Resumen corto/Sin√≥psis: A Handbook for New Stoics es una gu√≠a paso a paso para entender y aplicar la filosof√≠a estoica. Encontrar√° una descripci√≥n general √ļtil y ejercicios sugeridos para empezar y progresar como estudiante de filosof√≠a popular.

¬ŅQui√©n es Massimo Pigliucci? 

Massimo Pigliucci es profesor de filosofía en CUNY-City College y miembro de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia. Anteriormente profesor de ecología y evolución, fue coanfitrión del popular podcast Rationally Speaking . Su trabajo ha aparecido en una variedad de revistas, incluidas Philosophy Now, el New York Times y el Wall Street Journal. Es autor del famoso libro Cómo Ser un Estoico Utilizar la filosofía antigua para vivir una vida moderna

¬ŅQui√©n es Gregory Lopez?

Gregory Lopez es el editor en jefe de Examine Research Digest y el editor principal del sitio web Examine.com. También fundó New York City Stoics Meetup y cofundó Stoic Camp New York con Massimo Pigliucci.

¬ŅPor qu√© nos cuesta tanto ser felices y que es la indefensi√≥n aprendida?

Durante mucho tiempo, la gente ha estado buscando formas de evitar ser infeliz. Como resultado, algunas de las mentes m√°s brillantes de la historia se han pasado la vida debatiendo qu√© causa la infelicidad y c√≥mo podemos evitarla. Aunque se han logrado avances en psicoterapia y neurociencia, la filosof√≠a del estoicismo sigue siendo un recurso popular para las personas que buscan principios y sistemas pr√°cticos para mejorar sus vidas. 

El estoicismo se remonta al primer milenio antes de Cristo. Muchos de los principios del estoicismo todav√≠a se pueden encontrar en las pr√°cticas psiqui√°tricas modernas, como la terapia cognitiva conductual, que es una de las razones por las que sigue siendo relevante en la actualidad. 

Uno de los principios centrales del por ejemplo, es que debemos aprender aen lo que podemos controlar. Nuestras fuentes de inest√°n frecuentemente conectadas a eventos que est√°n  fuera de nuestro control. Cuando nos pasamos el d√≠a quej√°ndonos de cosas como de un atasco, el mal tiempo, las enfermedades o las fluctuaciones econ√≥micas, nos tratamos como si fu√©ramos v√≠ctimas incapaces de de nuestras vidas. Esto nos debilita tanto a nivel de confianza, como a nivel de lo que se conoce como indefensi√≥n aprendida.

Probablemente hemos o√≠do hablar sobre la respuesta ¬ęluchar o huir¬Ľ. Experimentamos esto como reacci√≥n a una e idealmente esta respuesta nos ayuda a mantenernos alejados del peligro. El estr√©s nos motiva a protegernos, incluso puede salvarnos la vida, pero el es da√Īino.

Cuando las personas se acostumbran a sentirse estresadas, pierden la sensación de control. Se sienten impotentes ante los problemas. Y uno de los peores efectos es que la región del cerebro que se encarga del aprendizaje, se empieza a atrofiar cuando sufrimos de estrés crónico.

El psic√≥logo Martin Seligman  ilustr√≥ este tipo de reacci√≥n a fines de la d√©cada de 1960 a trav√©s de una serie de pruebas que dieron como resultado la identificaci√≥n de una condici√≥n que ahora conocemos como indefensi√≥n aprendida. Los sujetos de Seligman eran varios grupos de perros, a los que se les daba una descarga el√©ctrica diaria. Los perros que recibieron descargas regulares inicialmente aullaron y trataron de pelear. Sin embargo, a medida que los choques continuaron durante el sintonizador, la voluntad de pelear se redujo.

En el paso siguiente, Seligman cre√≥ una situaci√≥n en la que el perro podr√≠a escapar de los golpes si quisiera. Sin embargo, el perro no lo hizo, sino que se encogi√≥ en un rinc√≥n y gimi√≥. Asumi√≥ que los golpes eran inevitables y no hizo ning√ļn intento de escapar.

Sufrir este tipo de crónico perjudica todo tipo de capacidad cognitiva. Las personas con estrés crónico tienen dificultades para procesar el lenguaje de forma eficiente y tienen problemas para concentrarse. Los adultos que sufren de estrés tienen dificultades para aprender y recordar cosas y obtienen un rendimiento un 50 por ciento más bajo en las pruebas de memoria. Tienen un funcionamiento ejecutivo más pobre, el pensamiento involucrado en la capacidad de resolución de problemas y el autocontrol.

Entonces, si bien un poco de estrés puede ser positivo, tener demasiado estrés es perjudicial para nuestra salud en general.

Una breve historia del estoicismo

La cuesti√≥n de c√≥mo vivir ha sido una de las principales preguntas para todas las culturas, religiones y sociedades de la historia. ¬ŅC√≥mo debemos abordar los desaf√≠os de la vida? ¬ŅY c√≥mo debemos afrontar el desaf√≠o de nuestra propia muerte? 

El estoicismo, una filosof√≠a desarrollada en el mundo antiguo, nacida de la mano de Zenon   en Atenas, poco despu√©s de la muerte de Alejandro Magno. El estoicismo naci√≥ como una forma de aprender a lidiar con el dolor y el caos. Tras la muerte de la √ļnica persona que un√≠a el imperio de Macedonia, sus distintos generales decidieron luchar por convertirse en los due√Īos del imperio, creando una era de guerras por todo el territorio. 

En mitad de este periodo de caos, encontramos al primer estoico, Zenon de Citio que poco antes de llegar a Atenas perdi√≥ todas sus posesiones en un naufragio. Su respuesta a esta tragedia, lleg√≥ de la mano de algunos escritos que relataban la vida de Socrates, y de un maestro de la escuela C√≠nica. Tras unos a√Īos bajo su tutela, y estudiar en la academia de plat√≥n, y con los disc√≠pulos de Arist√≥teles, Zenon cre√≥ su propia corriente filos√≥fica, el estoicismo. Sus primeros seguidores conocieron debajo de la Stoa Poikile, que significa ¬ęp√≥rtico pintado¬Ľ, el estoicismo empez√≥ en Atenas alrededor del 300 a. C. y se extendi√≥ hasta Roma en  el 155 a. C.

Esta corriente que alcanzar√≠a su m√°ximo esplendor en el imperio romano con fil√≥sofos como S√©neca, el tutor del emperador Ner√≥n, Marco Aurelio, el emperador fil√≥sofo que quiz√° encarna parte de los ideales de Plat√≥n, y Epicteto, el esclavo que consigui√≥ convertirse en una figura a la altura de los dos √ļltimos, y mi favorito. 

Y hoy en día, está viendo un resurgimiento como una forma de lidiar con un mundo que cambia cada vez más rápido, y el caos de crisis económicas, epidemias, guerras y conflictos políticos, necesitamos una herramienta que nos permita seguir adelante.

¬ŅPara qu√© sirve una filosof√≠a de vida?

¬ŅQu√© pasar√≠a si pudi√©ramos aprender a dejar de lado nuestros deseos a largo plazo? ¬ŅQu√© pasar√≠a si no tuvi√©ramos que depender de cosas como el dinero o las opiniones de otras personas para ser felices? ¬ŅQu√© pasar√≠a si pudi√©ramos ense√Īarnos a nosotros mismos que nuestra satisfacci√≥n est√° determinada √ļnicamente por factores que est√°n bajo nuestro control?

Esta es una de las ideas m√°s importantes del estoicismo. Si esto nos atrae, demos un paso m√°s y analicemos algunos de los principios s. Hay tres √°reas principales en las que concentrarse: Las tres disciplina. (√©tica, f√≠sica y l√≥gica) est√°n entrelazadas. Encontrar una forma ideal de vivir es de lo que se trata la √©tica. Para hacerlo, necesitaremos una comprensi√≥n b√°sica de la f√≠sica, que en este caso se refiere al estudio de c√≥mo funcionan la naturaleza y los humanos. 

Y una de las cosas más importantes que hay que entender sobre los humanos es que tenemos la capacidad de razonar y la lógica, que serán cruciales para resolver problemas y determinar nuestra forma de vida ideal. Todo esto se puede resumir diciendo que los estoicos creen que vivir en armonía con la naturaleza es la clave de la felicidad. En consecuencia, no debemos subestimar la importancia de entender la naturaleza humana, lo que incluye reconocer los hábitos y tendencias que pueden obstaculizar nuestro bienestar.

¬ŅC√≥mo vivir como un estoico?

Los autores presentan 52 ejercicios para  progresar de principiante a estudiante avanzado en el transcurso de un a√Īo. Pero si nos parece demasiado tiempo y aun no estamos seguros de si merece la pena, los autores recomiendan algunos ejercicios que deber√≠an brindarnos suficiente informaci√≥n para determinar si el estoicismo es algo que queremos profundizar. 

La Disciplina del Deseo, la Disciplina de la Acci√≥n y la Disciplina del Asentimiento son las tres categor√≠as en las que se dividen estos nueve ejercicios. Esto es lo que se conoce como la pr√°ctica de las tres disciplina. del estoicismo. Estas disciplina. est√°n destinadas a  desarrollar nuestro car√°cter y acercarnos a nuestro ideal. 

La dicotom√≠a del control es un concepto que atraviesa las tres disciplinas. Implica determinar y distinguir lo que est√° y no est√° bajo nuestro control. Este sentimiento se puede encontrar en religiones como el budismo y el cristianismo, as√≠ como en filosof√≠as como el estoicismo. El primer ejercicio es familiarizarnos con lo que tenemos control y lo que no tenemos control. La verdad es que tenemos muy poco control sobre la mayor√≠a de las cosas. 

Epicteto uno de los principales s cuya obra ha sobrevivido a los siglos, sugiere tres cosas sobre las que tenemos total control. Es una combinaci√≥n de pensamiento, impulso y el deseo de evitar u obtener. Echemos un vistazo m√°s de cerca a qu√© estaba hablando Epicteto ahora que hemos tenido en cuenta la traducci√≥n y el hecho de que las antiguas ideas estoicas han evolucionado con el tiempo. 

Epicteto no estaba dando a entender que tenemos control sobre qu√© pensamos o cu√°ndo, se refer√≠a a los juicios que podemos hacer con nuestros pensamientos y si elegimos o no actuar seg√ļn nuestros impulsos. Por ejemplo, no tenemos control sobre cu√°ndo ataca un impulso de hambre. Sin embargo, podemos elegir si caminar o no a la cocina, as√≠ como qu√© alimentos comprar y cu√°les evitar. 

De forma similar, si alguien hace un comentario o algo que nos hiere podemos pensar: “Oh, esta persona es un imb√©cil”, o pensar que simplemente esta teniendo un mal d√≠a o que ni siquiera se ha dado cuenta y que por lo tanto es como un fen√≥meno natural. No culpamos al cielo de que llueva, ni a nuestro ordenador cuando un programa no funciona, y tampoco deber√≠amos hacerlo con otras personas. Cada uno est√° demasiado preocupado con lo suyo como para intentar hacer da√Īo a prop√≥sito. 

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de

Siguenos y Disfruta de Nuestros Res√ļmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categor√≠as de Res√ļmenes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.