Resumen del libro 5 Voices How to Communicate Effectively with Everyone You Lead por Jeremie Kubicek

Resumen del libro 5 Voices How to Communicate Effectively with Everyone You Lead por Jeremie Kubicek

Reseña/Sinópsis: 5 Voices (2016) es un manual diseñado para aprender a comunicarnos de forma más efectiva en nuestra vida profesional y personal. Para hacer esto, los expertos en liderazgo Jeremie Kubicek y Steve Cockram argumentan que debemos saber qué tipo de comunicadores somos. El libro describe cinco estrategias comunicativas y brinda una gran cantidad de consejos y trucos que nos ayudarán a transmitir nuestro punto de vista sin enfrentarnos a las personas. 

¿Quién es Jeremie Kubicek?

GiANT Worldwide fue fundada por Jeremie Kubicek y Steve Cockram. Kubicek es el autor de Making Your Leadership come Alive y un conferenciante sobre liderazgo y desarrollo personal. Cockram es un experto en desarrollo de personalidad y aprendizaje de liderazgo aplicado. Viaja por el mundo dando conferencias.

¿Quién es Steve Cockram?

Steve Cockram es cofundador de GiANT Worldwide y un experto mundialmente reconocido en desarrollo de la personalidad, aprendizaje de liderazgo aplicado y cambio cultural con equipos ejecutivos y organizaciones. Steve es un orador y formador popular en temas como el aprendizaje, el desarrollo de la personalidad y la formación de equipos.

Colección de Los mejores libros de Productividad y Aprendizaje(PDF)

Los “cuidadores”

Cuando se trata de comunicación, los autores identifican cinco «voces» diferentes que todos usamos. Cambiamos entre ellas dependiendo de las situaciones en las que nos encontramos, pero la mayoría de nosotros recurrimos a una sola voz dominante. 

Bueno, digamos que somos alguien que valora el aporte de los demás y enfatiza la armonía del grupo: nuestra voz predominante es la de un cuidador. Los cuidadores se esfuerzan por cuidar a quienes los rodean. A menudo anteponen las necesidades de los demás a las propias y se sienten más cómodos en entornos donde la amabilidad y los valores compartidos son lo primero. 

Los cuidadores están firmemente anclados en el presente: quieren tomar medidas ahora para garantizar que las relaciones y las empresas para las que trabajan prosperen en el futuro. Los cuidadores también tienden a creer que las personas son más importantes que las ganancias. 

Un gerente de este tipo, por ejemplo, dedicará horas adicionales para hablar con los empleados y asegurarse de que estén contentos con su trabajo, se sientan motivados y tengan todo lo que necesitan para hacer bien su trabajo. 

Fuera del trabajo, un cuidador es el tipo de persona que cancelará sus propios planes para ayudar a un amigo a mudarse a un apartamento nuevo. Todo eso suena positivo, y lo es, pero los tipos cariñosos a menudo se encuentran con un problema: luchan por hacerse oír. 

Esto tiene un gran efecto colateral en las organizaciones: después de todo, los cuidadores mantendrán sus ojos en el bienestar de las personas cuando todos los demás se esfuerzan por cumplir los objetivos. Sin ellos, las empresas corren el riesgo de adoptar un espíritu ultra-competitivo que está destinado a socavar la energía de la empresa a largo plazo. 

Debido a que son modestos por naturaleza, los cuidadores a menudo subestiman sus propias contribuciones y terminan manteniendo la cabeza baja en lugar de hablar. Y según los cálculos de los autores, alrededor del 43 por ciento de la población está formada por cuidadores. 

¿Cuál es nuestra voz dominante? 

Si somos muy imaginativos, siempre miramos hacia el futuro y soñamos despiertos con el próximo gran invento o idea de negocio, es probable que seamos del tipo “creador”. Esta es la voz de la innovación y el cambio. 

La mente detrás de las notas Post-it es de este tipo y lo mismo ocurre con los artistas, ingenieros y aficionados que hacen pequeños ajustes en los garajes o idean nuevas formas de aislar los edificios. Lo que todos tienen en común es que están interesados en responder viejas preguntas de nuevas maneras y se dedican a redefinir las preguntas que se hacen. 

Los autores estiman que los creativos son una especie bastante rara: según sus cálculos, solo el nueve por ciento de la población entra en esta categoría. Los creativos tienden a gravitar hacia organizaciones e instituciones que recompensan el pensamiento innovador, áreas como la academia, la tecnología, las artes y el sector sin ánimo de lucro. 

Trabajar con creativos puede ser intensamente gratificante y sumamente frustrante para otros tipos de personalidad. Eso es porque hay una delgada línea entre lo brillantemente innovador y lo francamente poco realista. Pero ese no es el único problema: los creativos también luchan para que los demás entiendan sus ideas. 

La creatividad tiene que ver con la inspiración y la casualidad y, por lo tanto, puede ser bastante complicado conseguir ideas y mucho más ponerlas en práctica. Cuando los creadores intentan explicar sus procesos de pensamiento a los que tienen una mente más lógica, sus puntos de vista a menudo dejarán a la audiencia fría o confundida. 

Esa es una experiencia dolorosa para los creativos y, a menudo, los lleva a encerrarse en sus caparazones.Paul, un diseñador gráfico que trabajó con los autores, se encontró con un muro de silencio, cuando presentó sus ideas para una campaña de marca. Una semana después, otro miembro del equipo presentó casi  la misma idea con mayor claridad y carisma, y al equipo le encantó. 

Pocas experiencias tienen más probabilidades de socavar la confianza en sí mismo de una persona creativa. La mejor forma de evitar tales situaciones es que los creativos presten más atención a cómo comunican sus ideas, y que los no creativos hagan un esfuerzo por demostrar que valoran las contribuciones creativas.

Los “guardianes” 

Si asignáramos diferentes voces a las creencias políticas, los guardianes  serían conservadores. Ya sea que consideremos el conservadurismo como una defensa incondicional de todos los males o un baluarte necesario contra los nuevos, no hay duda de que es una voz importante en la sociedad. 

¿Qué representan  los guardianes? Bueno, como sugiere el nombre, el objetivo principal es proteger las formas probadas de hacer las cosas. Los guardianes como los cuidadores se centran en el presente. Sin embargo, su motivación no es proteger los intereses de las personas, sino evitar lo que ven como cambios innecesarios. 

Eso es porque ven más aspectos positivos que negativos en el sistema actual y enfatizan sus éxitos en lugar de sus defectos. En una era que enfatiza la apertura y la innovación, es probable que los guardianes parezcan restrictivos. 

 Muchos consideran que argumentar a favor del statu quo es la posición menos sofisticada y, por lo tanto, concluyen que aquellos que lo hacen no pueden ser tan inteligentes. Pero esto es un error, porque los guardianes son se define por su pragmatismo y realismo, cualidades que les permiten identificar  los inconvenientes de las nuevas ideas. 

Al rechazar esquemas  ambiciosos e inviables, los guardianes a menudo terminan ahorrando a las organizaciones enormes cantidades de tiempo, energía y dinero que de otro forma podrían haberse desperdiciado y convertido en proyectos sin salida. 

Eso también se aplica a las ofertas y oportunidades que parecen  buenas para ser verdad. Puede que parezcan aburridos, pero los guardianes suelen ser todo lo que se interpone entre una organización y el tipo de decisiones imprudentes e impulsivas que pueden deshacer años de buen trabajo en un solo día.

Los clientes que disfrutaron de este libro también disfrutaron de estos resúmenes

Siguenos y Disfruta de Nuestros Resúmenes Gratis Directamente en tus Redes Favoritas

Nuestras Categorías de Resúmenes

Los comentarios están cerrados.