Resumen del Arte de la Guerra por Sun Tzu

Resumen del Arte de la Guerra por Sun Tzu

Resumen corto: El Arte de la Guerra (aquí puedes leerlo gratis) ha sido considerado como uno de los mejores manuscritos sobre estrategia militar. Pero su utilidad se transfiere también a negocios, relaciones, liderazgo y muchos más campos. En este libro Sun Tzu destila claves del comportamiento humano que nos eran útiles en todos los campos.

Este libro ha gozado de gran popularidad y ha servido como base para libros tan populares como Las 48 Leyes del Poder por Robert Greene o Maestría por el mismo autor.

La popularidad del libro se debe a que casi todas las lecciones que nos da pueden ser trasladadas a campos altamente competitivos y hoy en día casi todos lo son.

Algunas de las lecciones fundamentales son:

  • Afronta únicamente batallas que sabes que puedes ganar
  • “Engaña” a tus oponentes para que piensen lo que quieres
  • Lidera tu equipo como si estuvieses liderando a una única persona de la mano

Entra únicamente en batallas que puedas ganar

Los estrategas eligen qué batallas pelear, no se dedican a buscar soluciones una vez que ya han empezado una.

Muchas de las personas que vemos que han logrado grandes éxitos lo han hecho debido a que han elegido sólo aquellas batallas en las que pueden ganar, por eso no nos suenan derrotas suyas.

Entiende a tus competidores en los distintos campos y entra en ellos solo cuando veas que tienes posibilidades de ganar contra ellos.

Por eso se dice que es tan importante encontrar un nicho que nadie más esté usando.

La gracia de esto, está en que si buscas nichos que nadie más tiene hay más posibilidades de ganar, porque puedes usar todo lo de otros nichos y adaptarlo al tuyo.

Si no puedes ganar jugando en el mismo campo que tu competencia, crea un nuevo campo de juego y haz que vayan allí. Así tendrás la ventaja de controlar la situación.

“Engaña” a tu competencia para controlar el resultado de la batalla

“Esconde la debilidad con fortaleza, la timidez con coraje y el desorden con orden”

Usa todo lo que puedas para mostrar que estás en una posición lo más ventajosa posible. Con ello podrás controlar la respuesta de tus rivales, y si controlas su respuesta podrás controlar la victoria

Para esto es importante que desarrollemos nuestra inteligencia emocional para ser capaces de controlar nuestras reacciones y el efecto de las emociones sobre nuestro juicio.

Usa distracciones para esconder tus objetivos reales, y con ello evitar que te quiten tu presa.

Lidera a tu equipo como si liderases a una persona de la mano

Si quieres cumplir un objetivo ambicioso sin importar cual sea con el tiempo necesitarás un equipo. El problema es que nadie nos enseña a llevar un equipo y la vision de lider que tenemos muchas veces es muy alejada a como funciona en realidad

Cuando tienes un equipo multiplicas la complejidad del proceso al tener a un montón de gente que como tú ha de lidiar con sus sueños, deseos y objetivos que muchas veces serán diferentes a los tuyos.

Las herramientas que tenemos para lidiar con esto son las mismas sin importar el tamaño del equipo. Y el truco está en dividir y conquistar.

Nunca podrás hacer que 1000 personas vayan en la misma dirección, no puedes tratarlos como un único grupo, sobre todo porque el tipo de habilidades que necesitas para tus empresas son muy distintas y eso significa que la gente con la que contaras será muy diferente.

Pero al final somos humanos, y eso también significa que siempre habrá cosas que tengamos en común. Por eso la frase de

“Un buen general lidera a su ejército, como si estuviera liderando a una única persona de la mano”

Esto hace referencia a que si llevamos a alguien de la mano estamos obligados a afrontar la realidad de que es lo que puede necesitar esa persona.

Estamos obligados a entenderles y ver cómo actúan, y que quieren, porque si no lo hacemos se negara a moverse en la misma dirección.

Por eso es importante entender que es lo que quiere, que necesita y como se puede unir eso con lo que queremos conseguir.

Nuestro trabajo como “líderes” es realmente entender a nuestro equipo y lo que buscan y hacer que lo que quieren hacer vaya en la misma dirección que nuestra misión, que nuestro objetivo.

Así que cada vez que veas que algo no va como quieres imagínate que hay una cuerda uniéndote a tu equipo.

Tu quieres ir en una dirección, pero será imposible que lo hagas a menos que vayáis todos a una, así que tómate el tiempo de entender a cada uno de ellos y con ello ve añadiendo sus esfuerzos para conseguir la meta que buscas.

Nuestras Categorias de Resumenes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.