Resumen de Inteligencia Emocional por Daniel Goleman (Emotional Intelligence)

Resumen de Inteligencia Emocional por Daniel Goleman (Emotional Intelligence)

Resumen corto: Emotional inteligence o inteligencia emocional explica la importancia de las emociones en nuestras vidas. Al presentar las formas en que la inteligencia emocional evoluciona y explicar cómo se puede mejorar, ofrece una alternativa a los enfoques de la mente humana  centrados en la lógica y capacidad analítica que antes prevalecían en el campo de la psicología. Libro por el conocido Daniel Goleman autor del los libros Concentración, y Rasgos Alterados, ambos ‘New York Times Best Sellers’.

¿Alguna vez hemos pensado que nos iría mejor si nuestras emociones fueran eliminadas y nos convirtiéramos en criaturas completamente lógicas?Las emociones son vitales nos ayudan a aprender de nuestras experiencias. Cuando nuestro cerebro almacena experiencias, no recopila hechos, registra nuestros sentimientos y estos sentimientos nos ayudan a aprender de nuestras experiencias. 

Por ejemplo, si un niño toca una sartén caliente, experimentará dolor. La idea de tocar otra en el futuro llevará consigo el recuerdo de ese dolor. Este es un ejemplo de como nuestras emociones nos permiten aprender. 

Otra ventaja de las emociones es cómo nos ayudan a interpretar los sentimientos de los demás, lo que puede ayudar a predecir sus acciones y crear conexiones más fuertes. Nuestras emociones son la base de la empatía. Y una tercera ventaja de tener emociones, es que nos permiten hacer. Se suele decir que el ego es el enemigo, pero todo depende de nuestra relación con el mismo. 

Sin emociones, sin ego, sería muy difícil elegir entre el sin fin de cosas que podemos hacer, porque nos daría igual. Muchos pacientes psiquiátricos se sometieron a una cirugía cerebral llamada lobotomía, que separó dos regiones del cerebro que son vitales para el procesamiento emocional. El resultado de la cirugía fue que los pacientes perdieron la iniciativa y el impulso de actuar, y de su capacidad emocional.

Pero como tenemos emociones, y hay cosas que nos importan más que otras, estamos dispuestos a movernos, salir de nuestra zona de confort, cometer errores y aprender. 

¿Quién es Daniel Goleman?

Daniel Goleman ha desarrollado su carrera principalmente como psicólogo en Harvard. Daniel Goleman es psicólogo y escritor. Durante su larga carrera, ha recibido numerosos premios, incluido un Lifetime Achievement Award de la Asociación Americana de Psicología. Y ha sido nominado dos veces al premio Pulitzer. Sus numerosas publicaciones cubren una amplia gama de temas, que van desde la meditación hasta la ecología. El enfoque principal de su obra son las emociones, el rendimiento y el liderazgo. Se dedico principalmente a la investigación hasta que en 1996 publicó su primer libro, Inteligencia Emocional que fue el que le lanzó al estrellato.

Goleman piensa que lo que él llama “inteligencia emocional” está en el origen de las facultades de autocontrol. Podemos inculcarles a los niños que pueden hacer un uso completo de su potencial intelectual, cualquiera que sea, independientemente de su cociente intelectual (CI).

6 de las ideas principales del libro son:

  • Una nueva forma de entender las emociones
  • La ciencia de las emociones
  • ¿Para qué sirven las emociones?
  • Hay ”2 mentes” una racional y una emocional
  • ¿Que es la inteligencia emocional?
  • Podemos desarrollar nuestra inteligencia emocional

Una nueva forma de entender las emociones

La visión típica de las emociones es que son como actos reflejos, algo que no podemos controlar. Esto nace del punto de vista clásico de cómo nacen las emociones y de cómo son algo espontáneo que ‘’nos acerca a quien somos de verdad’’, y que por lo tanto tienen un alto factor de irracionalidad.

Esta visión clásica ha sido adoptada por muchos pensadores a lo largo de la historia, desde Aristóteles, Buda, Darwin, Descartes y Freud, hasta pensadores modernos como Steven Pinker, Paul Ekman y el Dalai Lama.

Esta visión pasiva de las emociones se enseña en los libros de texto de psicología y se refleja en cómo los medios las discuten. 

Se cree que hay un conjunto de emociones que se pueden encontrar en toda la humanidad y que cada una de ellas tiene una propiedad o “esencia” subyacente. Este concepto se llama esencialismo.

Asume que cada uno de nosotros no solo es igualmente emocionalmente expresivo, sino que también es capaz de reconocer automáticamente las mismas emociones en los demás.

Es como si el cerebro estuviera precableado con neuronas para emociones específicas. Una vez que se activan las neuronas, producen respuestas físicas.

Y es a través de ellas que se identifican las emociones. Imagina que tenemos un compañero molesto. Activará “neuronas de la ira”, lo que en consecuencia hará que “nuestra sangre hierva”.

Se suelen explicar como algo con lo que nacemos, y que recibimos como resultado de nuestro desarrollo como Homo Sapiens, y que cada región de nuestro cerebro controla algún tipo de emoción, de forma que todos sentimos las cosas de la misma forma. 

Esta es la visión más tradicional sobre el funcionamiento de las emociones, pero la realidad es diferente. Las emociones en realidad se pueden expresar de distintas formas y no hay una única forma de “sentir”.

Esta es la razón por la que tenemos tantas palabras para expresar sentimientos que son sutilmente diferentes.

Existen porque realmente son emociones diferentes que dependen de quién seamos y de lo que hayamos experimentado. Cada emoción es única y depende del contexto

Además se ha visto que las emociones no se producen en regiones concretas del cerebro, sino que en realidad nacen del trabajo conjunto de múltiples regiones, regiones que pueden variar según nuestras experiencias. No hay una región concreta de “emoción universal”.

La ciencia de las emociones

La teoría que ha nacido para sustituir a nuestra forma de ver las emociones es lo que se conoce como la teoría de las emociones construidas o “theory of constructed emotion”.

¿Qué es la teoría de las emociones construidas?

La teoría  de las emociones construidas, propuesta por Feldman Barett, defiende que las emociones nacen de forma espontánea como resultado del trabajo conjunto de varias regiones del cerebro trabajando a la vez.

Además defiende que las emociones cambian entre individuos, de forma que cada persona sentirá y vivirá las situaciones de una manera sutilmente diferente. Nuestros sentimientos nacen de procesar la información que conseguimos, basándonos en nuestras experiencias, y crean una respuesta que parece correcta para la situación.

La principal diferencia de esta teoría está exactamente en esto, las emociones de cada persona serán diferentes, porque cada persona tiene experiencias diferentes.  Esto significa que nosotros mismos vamos creando nuestras emociones a medida que nos desarrollamos como persona, a medida que creamos hipótesis sobre cómo funciona el mundo y las vamos testeando con la realidad

Por eso podemos cambiar con el tiempo, por eso podemos modificar lo que sentimos respecto a ciertas cosas. Y por esto mismo siempre podemos seguir mejorando. Porque al final nuestro cerebro es moldeable, gracias a la neuroplasticidad, y por ello podemos cambiar para acercarnos cada vez más a nuestro ideal.

¿Por qué necesitamos la inteligencia emocional?

Nuestras emociones son herramientas importantes para entender e interactuar con nuestro entorno. Sin embargo, son defectuosas y pueden llevarnos a cometer errores, principalmente nos volvemos demasiado emocionales. Para poder tomar buenas decisiones, debemos aprender a pensar con claridad

Cuando intentamos trabajar en varias cosas a la vez y nos sentimos abrumados, el problema no suele ser por falta de probar o disciplina. Sino que nuestros cerebros nunca fueron diseñados para contener mucha información al mismo tiempo. 

Nuestras mentes sólo pueden manejar unos pocos elementos a la vez, debido a lo que se conoce como working memory. Cuando estamos pensando en algo, se encuentra en lo que se conoce como working memory, o memoria de trabajo, y esta apenas es capaz de mantener unas pocas ideas o conceptos en cada momento. Lo que significa que intentar trabajar con más no solo nos abruma, sino que además es ineficiente.

Por ejemplo, si estamos en medio de escribir, pero nuestro hilo de pensamiento se rompe constantemente cuando de repente recordamos que tenemos que regar nuestras plantas … o comprar un regalo, es poco probable que seamos productivos. Cuando estamos tratando de realizar un seguimiento constante de todo lo que tenemos que hacer en nuestra mente, eso interrumpirá nuestra concentración y dificultara que podamos trabajar. 

Esta es una de las razones por las que el multitasking no funciona. El Dr. Roy Baumeister, autor del libro Fuerza de Voluntad ha realizado varios estudios que respaldan esto, mostrando que dejar tareas incompletas limitan nuestra capacidad de concentración. Y otro factor que puede reducir nuestra capacidad, son nuestras emociones.

Y cuando nos dejamos llevar por las emociones, no hay lugar para el pensamiento racional y nuestro juicio se nubla. Por ejemplo, cuando tenemos miedo, podemos encontrarnos reaccionando exageradamente ante situaciones, pensando que son más peligrosas de lo que son. 

Otro error causado por nuestras emociones es cuando actuamos antes de tener la oportunidad de juzgar una situación con claridad. Cuando la información llega a nuestro cerebro, una fracción de ella pasa por alto la región responsable del pensamiento racional, el neocórtex y entra directamente al cerebro emocional. 

Si percibimos esta información como una amenaza para nosotros, el cerebro emocional puede hacer que actuemos sin pensar. Esta es la razón por la que es más fácil que nos asustemos cuando nos cuesta ver, porque emocionalmente ya estamos en tensión lo que a su vez facilita que nuestro cerebro deje de lado la parte racional.

La última forma en que nuestras emociones pueden llevarnos a actuar de forma irracional es cuando nos vemos afectados por respuestas emocionales obsoletas. Nuestra mente emocional reacciona a situaciones del presente basándose en experiencias pasadas, incluso cuando las condiciones han cambiado. 

Por ejemplo, un niño al que le hicieron bullying puede llegar a ser un hombre fuerte, pero aún así sentirse amenazado por su ex acosador. Entonces, aunque las emociones son importantes, pueden tomar el control de nuestras mentes y alterar el pensamiento racional. Por tanto, necesitamos algo que nos ayude a gestionarlos de forma eficaz.

Hay ”2 mentes” una racional y una emocional

El autor habla de 2 ”mentes” que conviven en nuestros cerebros. Una racional y una emocional. Nos explica las 5 habilidades clave para gestionar nuestra inteligencia emocional y como aprender a controlarlas.

La idea principal del libro es que si aprendemos a controlar estas emociones tendremos muchas mas posibilidades de alcanzar nuestra ”felicidad”.

La inteligencia emocional depende de nuestra habilidad de entendernos y regularnos

Todo empieza con ser capaz de entender nuestros sentimientos. Hemos de ser capaces de entender que emoción estamos sintiendo para poder entender cómo lidiar con ella

¿Que es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es capacidad o habilidad de entender lo que sentimos y aprender a gestionarlo para que nos lleve a los resultados que buscamos.

A veces nos podemos sentir irritados sin saber exactamente el porque, pero una vez que entendemos cual ha sido la causa de este sentimiento hemos dado el primer paso hacia controlarlo.

Porque muchas veces esa emoción puede estar viniendo mas desde dentro que desde la persona que creemos que la ha originado

La segunda clave a tener en cuenta es la regulación de nuestras emociones. La clave esta en entender de donde viene la emocion y una vez sabemos eso entender como contrarrestarla o aceptarla.

Si por ejemplo

  • Hablas con un cajero y responde de forma borde y te sientes ofendido, puedes tomartelo de dos formas.
  • El cajero era borde contigo y tienes derecho a enfadarte, o el cajero simplemente habia tenido un mal dia y no tenia nada que ver contigo.

Si lo enfocas de la segunda forma puedes ver como la emoción que asocias con la situacion se relaja y puedes seguir sin pensar en ello siquiera.

Hacer este ejercicio de disociar la emoción de una sensación de ataque hacia ti puede ayudarte mucho a la larga, debido a que entonces las situaciones solo pasan, y no es que pasase con la intención de dañarte.

Si tienes una inteligencia emocional alta tendras mas posibilidades de cumplir tus objetivos y estar sano

Hablamos mucho de coeficiente intelectual y su valor a la hora de medir la probabilidad de obtener ”exito”.

Pero este factor no es para nada el unico, se han de tener en cuenta cosas como la atención al detalle (cada vez se ve mas relación de este factor) y la inteligencia emocional

Tener un mayor CI, puede estar relacionado con ”exito”, debido a que tu velocidad de procesamiento de información aumenta, pero no tiene porque ser que esta velocidad se aplique a todo por igual.

Y por eso es tan importante lo que llama el autor coeficiente emocional (CE), que es basicamente una forma de medir como aplicas tu CI a las relaciones interpersonales y a como ves el mundo.

Sin importar la meta que te propongas te daras cuenta con el tiempo de que lo mas dificil no es conseguir las habilidades, ni conseguir los logros.

Lo mas dificil es controlarte a ti mismo para poner el numero de horas necesarias para llegar donde quieres llegar.

Lo mas dificil es hacer lo que debes cuando debes y como debes. Por eso es tan importante la inteligencia emocional, porque al final veras que la principal causa de que no consigas lo que quieres conseguir eres tu mismo.

Un ejemplo que muestra de forma anecdotica la importancia de controlarnos a nosotros mismos es el experimento de las nubes. Cogieron a niños de infantil y les pusieron unas nubes delante.

El experimento buscaba evaluar si serian capaces de resistir la tentación de comerse las nubes por una recompensa futura.

Si eran capaces de aguantar hasta que el investigador vuelva sin comerse las nubes recibirian otra nube, y si no podian esperar solo se comerian la nube.

Tras hacer esto siguieron los resultados de los niños a medida que crecian y vieron que cuanto mas tiempo podian esperar sin comerse las nubes mejores eran sus resultados con el tiempo y mayor era la diferencia con sus contemporaneos.

Y aunque este experimento pudiese indicarnos que el CE es algo que depende de como eramos de pequeños, en realidad es algo que podemos entrenar todos en cualquier momento.

El autor del libro Inteligencia emocional, Daniel Goleman, agrupó la inteligencia emocional en cinco categorías:

Autoconocimiento

Ser capaz de conocerse a uno mismo. Llegamos a esta etapa cuando somos capaces de entender qué nos pasa por la mente y que sentimos

Autorregulación

Una vez que entendemos que es lo que estamos sintiendo, el próximo paso es ser capaz de controlar esto que sentimos y controlarlo cuando va en direcciones que no queremos

Motivación

Una vez que aprendemos a controlar nuestras emociones y pensamientos el proximos paso es ser capaz de usarlo para poder desarrollar motivación, energía para nuestros objetivos

Empatía

Cuando somos capaces de generar energía por nuestra cuenta el próximo paso es el de dirigir esta energía y conocimiento hacia conocer lo que sienten los demás, desarrollar empatia

Habilidades sociales

Al final cuando somos capaces de usar esta energía para entender a los demás, el próximo paso es ser capaz de usar lo que vamos aprendiendo sobre que sienten los demás y usarlo para desarrollar la capacidad de gestionar como nos sentimos, como se sienten los demás y llevarlo en la dirección de nuestros objetivos

Podemos desarrollar nuestra inteligencia emocional

Se puede incrementar el coeficiente intelectual aprendiendo a desarrollar disciplina y copiando el comportamiento de otras personas que lo tienen mas desarrollado

Por ejemplo si tu problema es que te das por vencido antes de probar cosas. Si te cuesta empezar con nuevas actividades, por miedo a fallar, busca a gente que conozcas, personalmente o no, e intenta aprender mas sobre como lidian con ello

Intenta aprender mas sobre como esas personas enfocan las situaciones. Que hacen para cada una y veras que realmente no es que haya una diferencia en habilidad.

Veras que tampoco hay una diferencia en cuanto al miedo que os genera algo. La unica diferencia esta en como se toman las cosas y que enfocan cada una como una oportunidad para crecer, aunque falle (no vayas pensando que vas a fallar, porque lo haras)

Eso hace que puedan lanzase a mas situaciones aunque les den miedo.

¿Listos para más libros de psicología?


Si le ha gustado el contenido, nos ayudaría enormemente que lo compartiese en sus redes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.